Tres retos de la banca para lograr una mayor eficiencia

Tres retos de la banca para lograr una mayor eficiencia

Crecimiento de la clase media y proceso de paz, claves para ampliar oferta de productos y cobertura.

fg

Cartera bancaria alcanza el 50 % del PIB; 10 años atrás no llegaba al 30 %.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

16 de noviembre 2016 , 12:06 a.m.

Que más colombianos tengan acceso a los servicios financieros, que haya un manejo más eficiente de los costos y una mayor diversificación y uso de los productos que ofrecen las entidades son los tres retos que tiene la banca si quiere lograr niveles más altos de eficiencia.

Lo anterior hace parte de una serie de recomendaciones del más reciente estudio ‘La competencia y la eficiencia en la banca colombiana’, elaborado por el centro de estudios Fedesarrollo, por encargo del propio sector financiero del país (Asobancaria).

Si bien el análisis, dado a conocer en reciente oportunidad, reconoce que en materia de eficiencia ha habido logros importantes en los últimos siete años en este renglón de la economía, más exactamente después de la crisis financiera, existen aún grandes oportunidades para continuar avanzando en ese frente.

“La ampliación de la clase media y el proceso de paz en Colombia ofrecen oportunidades de crecimiento de cobertura y tamaño del mercado, de innovación de productos y de la reducción de los costos de los servicios –que ya están en curso– por parte de las entidades bancarias, todo lo cual conducirá a una mayor inclusión financiera”, señala el estudio dirigido por Astrid Martínez Ortiz, en colaboración con varios investigadores de Fedesarrollo.

En este se advierte que en materia de competencia y eficiencia, “la banca colombiana mantiene un nivel de competencia relativamente satisfactorio, pero uno de eficiencia que admite mejoras, en beneficio del desempeño de las entidades y de una mayor oferta de productos y precios más favorables para hogares y empresas”, dice.

El sector financiero es consciente de esas necesidades, por lo que viene trabajando, de la mano del Gobierno, en la inclusión financiera, al punto de que hasta hoy alcanza cerca de 74 por ciento, según la Superintendencia Financiera.

Costos y diversificación

Los investigadores hacen énfasis en aspectos como la mejora de los costos, tanto administrativos como de productos, y en la necesidad de ampliar mucho más el portafolio y la oferta de estos frente a los consumidores financieros para alcanzar mejores resultados en términos de eficiencia y competencia.

En ese sentido, señalan que una mayor capilaridad del crédito en la población de bajos ingresos y el uso intensivo de la banca móvil son alternativas ideales si se quiere reducir esos costos administrativos.

Los logros en esos frentes son notorios, pero el camino por recorrer es aún largo. La profundización financiera en el país, esto es el nivel de la cartera como proporción del producto interno bruto (PIB), es hoy cercana al 50 por ciento, cuando 10 años atrás no superaba el 30 por ciento, sostiene Gerardo Hernández Correa, superintendente financiero.
En cuanto a la banca móvil, si bien hay avances, estos se muestran incipientes frente al volumen de transacciones que realizan las personas a través de los canales físicos.

Datos de la Superfinanciera indican que entre enero y junio pasados se movieron en el país más de 1.193 billones de pesos en operaciones por internet.

Pero, el uso de estos dispositivos para hacer transacciones, no obstante el rápido avance que ha tenido la telefonía móvil, es más limitado, ya que en el mismo periodo las transacciones por este canal sumaron solo 2,3 billones de pesos.

Un informe de la firma Bether Than Cash Alliance (BTCA), con sede en las Naciones Unidas, indica que solo el 15 por ciento de la población colombiana tiene una cuenta de dinero móvil, con lo cual el terreno por explorar es amplio.

En ese escenario es donde encajan estos aspectos, pues según el estudio de Fedesarrollo, la introducción cada vez mayor de una infraestructura operativa y tecnológica basada en procesos virtuales que permitan acercar más la eficiencia a estándares internacionales es importante.

Aunque los banqueros reconocen estas necesidades, argumentan que en los últimos años el sector ha proveído al mercado de un variado portafolio de productos, muchos de estos virtuales, con los que se ha facilitado la vida a los usuarios.

“La banca colombiana ha creado una serie de productos digitales que han ampliado la oferta para los usuarios, como la banca móvil y los canales por internet, lo que ha logrado disminuir los costos asociados a la atención presencial. Esto, a su vez, ha permitido ampliar el alcance de los servicios tradicionales, como el pago de servicios domésticos”, señala la Asobancaria.

Los investigadores también destacan como punto esencial el tema regulativo para “mantener el equilibrio entre los requerimientos de capital, provisiones e instrumentos de regulación prudencial, de manera que la estabilidad del sistema sea un objetivo prioritario, a pesar de sus efectos sobre la eficiencia”.

Esto no debe ser ajeno a la urgencia de establecer, por parte de las entidades, una estrategia consolidada y cada vez más diferenciada para el consumidor de productos bancarios.

Por último, en cuanto a la rentabilidad de la banca, el estudio indica que, medida como los retornos sobre los activos (utilidades/activos totales), frente a los 21 países de la Ocde, luce alta, 3 por ciento anual, 2.5 veces su promedio (1,2 por ciento), mayor a la de los países europeos, y a la de Brasil, Chile y México, pero inferior a la de Perú.

Bancos son más sólidos

Pese a que la dinámica del crédito se ha desacelerado, al igual que la economía, el sector financiero en su conjunto reportó un repunte del 20,5 por ciento en las utilidades de los primeros nueve meses del 2016.

El reporte entregado por la Superfinanciera muestra que en ese periodo, las ganancias del sistema se acercaron a los 13 billones de pesos, de los cuales más de 9,3 billones de pesos correspondieron a los bancos, que elevaron su utilidad en un 23,5 por ciento en ese periodo.

El ente de control indicó que los bancos siguen fortaleciéndose, lo que elevó el indicador de solvencia por encima del 16 por ciento desde un nivel del 15,4 por ciento.

A su vez, la solvencia básica, que se forma con el capital con mayor capacidad de absorber pérdidas, se ubicó en 10,7 por ciento.

Esto es resultado de la capitalización de utilidades en el porcentaje autorizado por la Superfinanciera, una vez realizadas las asambleas de las entidades con cierre semestral”, informó.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA