Proponen reparto de transferencias según la necesidad de las regiones

Proponen reparto de transferencias según la necesidad de las regiones

Hoy, las más grandes y con más capacidad recaudatoria reciben lo mismo que las que más necesitan.

fg

Jaime Bonet, gerente sucursal B. de la R. en Cartagena y horland Ayala, del Centro de Estudios Económicos Regionales.

Foto:

Archivo particular

02 de agosto 2016 , 05:35 a.m.

La cifra de 100,3 billones de pesos que les acaban de asignar a las transferencias que la nación reparte en las regiones es una de las que sobresalen en el proyecto de Presupuesto 2017 que radicó el Ministerio de Hacienda en el Congreso, y es un argumento más para la propuesta de los investigadores Jaime Bonet-Morón y Jhorland Ayala García, del Banco de la República, según la cual en Colombia se requiere un revolcón de la forma de distribuir transferencias.

100,3 billones de pesos en un presupuesto total de 224,4 billones de pesos es una cifra enorme que, sin embargo, no está contribuyendo a reducir la desigualdad entre las regiones colombianas. Todo, porque la asignación de estas se hace de forma específica (en el caso del Sistema General de Participaciones-SGP) para salud y educación, entre otros, y favorece el número de habitantes de la región, pero no tiene en cuenta las necesidades de gasto ni la capacidad de recaudo del ente territorial.

Muestra de ello es que “los municipios de categoría especial (los más desarrollados), que representan menos de 1 por ciento del país y 32 por ciento de la población total, requerían 938.641 pesos por habitante en el 2014 para atender sus necesidades básicas en condiciones de equidad, mientras que los de categoría seis (menos desarrollados) tienen una necesidad cercana al doble, con 1’855.946 por habitante”, indica el estudio ‘La brecha fiscal territorial en Colombia’.

Entre tanto, el recaudo tributario, que debería ser la fuente principal de ingresos de las regiones, no llega ni a la mitad de su potencial. “El recaudo tributario de los municipios de la muestra alcanzó los 8,8 billones de pesos, mientras que su capacidad de recaudación era cercana a los 21,6 billones. Por lo tanto, los entes territoriales recaudaron el 40,9 por ciento del total de su potencial. La ineficiencia del 59,1 representó cerca de 12,8 billones de pesos menos. Hubieran podido duplicar el gasto por habitante financiado con recursos propios”.

En los departamentos, si bien la situación es mejor, persiste la misma desigualdad: 21 de los 33 que hay en el país registraron un gasto por habitante más bajo que la necesidad.

rtyhfgh

reparto de transferencias para las regiones

Foto:

“Estos 21 departamentos recibieron 2’157.420 pesos menos en promedio por habitante, mientras que 12 departamentos tuvieron un gasto por habitante 2’701.024 más alto que su necesidad, ampliando así las brechas fiscales en Colombia”, agrega el estudio.

Con estas realidades, los investigadores sostienen que la inequidad está en que ciudades o departamentos grandes, como Bogotá o Medellín, Cundinamarca o Antioquia, que cuentan con más capacidad para recaudar impuestos porque en sus territorios existen más empresas y más desarrollo (los contribuyentes pueden pagar más), terminan recibiendo transferencias que podrían favorecer más a regiones pobres, como Amazonas, que pueden recaudar poco o nada, y necesitan más recursos.

El valor agregado de este trabajo es que pone en contexto dos aspectos que no se están teniendo en cuenta para hacer transferencias, que son las necesidades y la capacidad”, sostiene el investigador Jhorland Ayala.

Desde esta perspectiva, la idea de los investigadores no es premiar al que gestiona menos para recaudar más recursos y tener así más disponibilidad de plata para hacer obras y generar desarrollo para sus habitantes. La idea es que “al municipio que más necesita se le transfiera más en términos per cápita y, a la par, se incentive para que ellos recauden a su potencial”, indicó Ayala.

Esto, amparado en la premisa de que “individuos de todos los gobiernos subnacionales deberían recibir la misma calidad y cantidad de bienes y servicios públicos”, pero esto no se logra cuando las bases tributarias de las jurisdicciones son diferentes y las transferencias no ayudan.

Por ello, el subdirector de Planeación Nacional, Manuel Fernando Castro, indicó que “la propuesta es buena. Sobre todo para que las zonas rurales, que son las más pobres, reciban algo más, ya que hoy las transferencias se quedan en las cabeceras”.

El director de la Federación de Municipios, Gilberto Toro, opina que aplicar este modelo en Colombia “requeriría reorientar recursos actuales y buscar nuevos, porque, en cuanto al SGP correríamos el riesgo de desfinanciar régimen subsidiado y magisterio”.

‘El reto es mover la Carta Magna’

Jhorland Ayala resolvió inquietudes que surgen de la propuesta hecha en el estudio.

¿Si las transferencias se reparten según necesidad de gasto por habitante, significa que después de ellas debería bajar el Gini (índice de desigualdad)?

Lo que debería suceder es que después de transferencias el Gini baje, pero da alto. Esto no significa que sea malo, sino que hay municipios que, como necesitan más, tienen que gastar más. El Gini después de transferen-
cias no sería la mejor medida.

Plantean que las regiones podrían recaudar más. ¿Sería con más impuestos o mejorando eficiencia?

Solo de 32 % es la eficiencia recaudatoria. Podrían recaudar más.

En el caso del predial, hay municipios que no recaudan ni 30 % de lo que facturan. Cartagena, que es grande, recauda cerca del 50 % de su potencial. Si se esforzaran en hacer que la gente pague, podrían recaudar el doble. Si lo llevamos a todos los tipos de impuestos que hay, el aumento sería importante, pero existe debilidad institucional.

¿Qué se necesitaría para cambiar el sistema de transferencias?

Reformar artículos legislativos, incluso constitucionales. El reto es lograr mover, para reformar, los artículos 356, 357 y 361 de la Constitución, que reglamentan el sistema de transferencias. Se necesita desde una reforma constitucional hasta diferentes leyes reglamentarias.

Se cambió la Constitución para que las regalías se repartieran mejor. ¿Por qué no se ve mucho?

El estudio analiza el 2014. Seguramente, la situación con las regalías, antes de la reforma, era mucho peor.

 MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA