Idea de dar autoridad ambiental a indígenas asusta a sectores

Idea de dar autoridad ambiental a indígenas asusta a sectores

Proyecto del Minambiente tiene en ascuas a petroleras, al sector eléctrico y al de infraestructura.

La Flor de la Guajira

La oposición de las comunidades indígenas a proyectos de infraestructura está creciendo.

Foto:

Vanexa Romero/ (Imagen de Archivo El Tiempo)

03 de agosto 2017 , 10:03 a.m.

Un proyecto de decreto del Ministerio de Ambiente, que estuvo en su página de internet unos días a finales de mayo, que sigue vivo y que saldría con ajustes en las próximas semanas, tiene preocupados a los sectores de petróleo, gas, energía y de infraestructura.

La iniciativa, cuya discusión interna sigue, les da facultades de autoridad ambiental a las comunidades indígenas, tomando como base conceptos como la cosmovisión del mundo, sin involucrar algún análisis técnico, e invocando en sus consideraciones el capítulo étnico del acuerdo de paz con las Farc.

En el documento, que conoció EL TIEMPO, “se establecen las condiciones y procedimientos, con sujeción a los cuales los territorios indígenas, resguardos indígenas, áreas poseídas por comunidades indígenas y sus autoridades ejercerán funciones ambientales en su ámbito territorial (...) en el marco del reconocimiento a la diversidad étnica y cultural de la nación colombiana”.

Y tras enunciar principios como la espiritualidad indígena y la territorialidad, señala que las autoridades tradicionales indígenas, los consejos indígenas y los resguardos, entre otros, tienen competencia para administrar, controlar, vigilar y sancionar dentro de su jurisdicción acciones que se adelanten sobre el medioambiente y los recursos naturales”.

Adicionalmente, fuentes enteradas del tema señalaron que la segunda versión del proyecto de decreto va mucho más allá, pues ahora se ha planteado darles el estatus de municipios a las comunidades indígenas (muchas de ellas nómadas y con alcance indeterminado a nivel de territorio), con base en un artículo de la Constitución Política sobre Entidades Territoriales Indígenas (Etis), que en 26 años de la Carta Política ningún gobierno ha reglamentado. EL TIEMPO consultó al Ministerio de Ambiente para saber el estado del proyecto, pero no fue posible tener respuesta de algún vocero, salvo el dato de que el decreto no ha salido.

Graves efectos

Alejandro Lucio, director ejecutivo de la Asociación de Energías Renovables (SER Colombia), indicó que la norma la van a sacar con algunos ajustes. “Las comunidades indígenas ya lo dan por hecho”, agregó.

Incluso, el 30 de mayo, SER Colombia le envió una carta el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, señalando la magnitud de los conflictos que habría con el Estado, ya que, según el Dane, hay 849 autoridades indígenas en el país. Agrega que, de quedar en firme el decreto, se implantaría una consulta previa adicional, basada en aspectos culturales y no técnicos, que deja inviables diversos proyectos de energías renovables.

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, recalcó que el actual mecanismo de consulta previa ya les da a las comunidades indígenas potestad para incidir en el ordenamiento de sus territorios con relación al desarrollo de proyectos de infraestructura o minero-energéticos. “Una nueva normativa en este sentido resulta contraproducente”, indicó.

A su turno, Santiago Pérez, director Jurídico de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), dijo que hay una atomización normativa, donde cada ministerio empieza a reglamentar los aspectos que considere, sin tener en cuenta los intereses y proyectos de cada sector.

“Nos preocupa que este proyecto está regulando un tema que tiene que ver con el artículo 330 de la Constitución, pero que termina incidiendo en temas ambientales y que les da a las autoridades indígenas unas atribuciones que superan lo que debería ser”, agregó.

Planta eólica está paralizada

La oposición de las comunidades indígenas a proyectos de infraestructura está creciendo y una prueba es que el parque eólico Jepírachi, en La Guajira, operado por Empresas Públicas de Medellín (EPM), lleva ocho meses sin generar energía. Según Ángela Montoya, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén), esta planta, que fue instalada hace 10 años, lleva dicho tiempo frenada porque una comunidad wayú se sublevó y dijo que no permitía su operación. “Con todo el tema del proceso de paz, las comunidades han cogido más preponderancia y más fuerza de parar proyectos”, agregó.

A su turno, Alejandro Lucio, director ejecutivo de la Asociación de Energías Renovables (SER Colombia), se mostró alarmado por la gran cantidad de información sin sustento técnico que se está divulgando por las redes sociales en La Guajira sobre la generación eólica (con viento).

“Están diciendo que los parques eólicos van a desviar los vientos, y si esto ocurre, algo pasa con los dioses. Se están inventando muchas cosas no técnicas”, advirtió.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA