Pese a quejas de alcalde, Minhacienda ve solvencia en Bucaramanga

Pese a quejas de alcalde, Minhacienda ve solvencia en Bucaramanga

Los problemas financieros se tendrían que solucionar bajo la Ley 550 de 1999.

fg

Los activos del municipio de Bucaramanga superan 3,8 veces los pasivos totales, según indica su balance del 2015.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

27 de agosto 2016 , 06:39 p.m.

El anuncio en días pasados de la Alcaldía de Bucaramanga sobre un proceso de quiebra es improcedente, porque simplemente esa figura no existe bajo la legislación colombiana, según destacó el Ministerio de Hacienda.

Es más una imprecisión en los términos pronunciados por el alcalde de esa ciudad, Rodolfo Hernández, y los problemas financieros se tendrían que solucionar bajo la Ley 550 de 1999.

El viceministro de Hacienda, Andrés Escobar, explicó que esa cartera, a través de la Dirección de Apoyo Fiscal, recibe la solicitud por parte del municipio que quiere acogerse a la norma.

Para ello, debe llenar los requisitos de ley, que son, incumplimientos por más del 5 por ciento de los pasivos y permiso del Concejo de su municipio.

Aunque Minhacienda nombra por ley el promotor de un acuerdo, al frente de la negociación se ponen los funcionarios del ente territorial.

Para Bucaramanga, la situación tampoco parece ser muy dramática, pues a diciembre tenía activos por 3 billones de pesos y pasivos por solo 788.000 millones. No obstante, Hernández puede iniciar la gestión para solicitar la reorganización de las deudas con los acreedores.

Es también un proceso en el que el ente en problemas financieros no tiene riesgo de desaparecer –como sí sucede con las empresas cuando no son viables y se trata de maximizar la venta de activos dentro de una liquidación–, pues los municipios cuentan, entre otros recursos, con flujos futuros como recaudo de impuestos, utilidades de empresas comerciales, regalías y transferencias.

Un experto consultado explica que en gran parte la entrada de los entes territoriales en la Ley 550 se debe más a una gestión ineficiente, fallas en el plan de desarrollo o mal recaudo de impuestos porque tienen flujos de caja predecibles.

Sin embargo, si el Concejo no faculta al alcalde, el Ministerio tiene una potestad especial de ley en esos casos, y puede declararlo de oficio bajo la Ley 550. Pero el ente territorial no puede elevar sus gastos de funcionamiento.

Un estudio del municipio de Bucaramanga concluye que el déficit este año suma 304.000 millones de pesos, frente a unos ingresos de 220.000 millones. Entre tanto, la información de Minhacienda señala que entre el 2010 y el 2014 el ente presentó ahorro corriente y solvencia creciente, influido por un mayor flujo de ingresos que le permitió aumentar la inversión y la formación de capital. .

Y en Bucaramanga, aunque tiene ingresos por un billón de pesos, los gastos totalizaron 985.000 millones de pesos. Entre tanto, el déficit llegó a 239.825 millones de pesos, contra 33.946 millones en el 2014. Por ello, Hernández acusa a la pasada administración de los problemas.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA