'La era del crecimiento fácil terminó en Colombia': Planeación

'La era del crecimiento fácil terminó en Colombia': Planeación

La entidad dice que debe aumentar la productividad, si el país quiere seguir creciendo.

Construcción de carreteras

Se estima que la nueva infraestructura vial impulsara el crecimiento potencial entre 0,4 y 0,5 de punto porcentual.

Foto:

Oswaldo Rocha / EL TIEMPO

28 de agosto 2017 , 04:51 p.m.

Los días en que Colombia podría lograr fácilmente tasas de crecimiento anual de 4 por ciento o más se han ido y la parte difícil está a punto de comenzar, de acuerdo con el encargado de la planificación económica del país.

La expansión de la nación andina en los últimos decenios ha sido impulsada por dos tendencias de largo plazo que están cerca de llegar a su fin, según Luis Fernando Mejía, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

La tasa de inversión como proporción de la economía se ha disparado desde el año 2000, mientras que la tasa de desempleo se ha reducido casi a la mitad.

“Es evidente que tenemos un problema a futuro, porque la tasa de inversión no tiene mucho espacio para crecer ni el desempleo tiene mucho más espacio para caer”, dijo Mejía.

Mientras el crecimiento de las economías asiáticas se ha equilibrado más o menos equitativamente entre aumentos en el trabajo, la inversión de capital y la productividad, casi la totalidad de la expansión de Colombia proviene del capital y de una expansión de la fuerza laboral, dijo Mejía. Eso significa que Colombia ahora tiene que aumentar la productividad, si quiere seguir creciendo a un ritmo rápido y sacar a sus ciudadanos de la pobreza.

La economía de Colombia ha crecido a una tasa anual de 4,3 por ciento en los últimos 40 años, del que solo 0,3 o 0,4 por ciento ha provenido de mejoras en la productividad total de factores, según el Departamento de Planeación.

La productividad total de factores se refiere a la cantidad de producción para cualquier cantidad de capital y fuerza laboral.

Para intentar cerrar la brecha con sus pares de mercados emergentes, la nación está gastando 20.000 millones de dólares en mejorar su red de carreteras, que es una de las peores del mundo, además de adoptando una serie de otras medidas, tales como un plan para reducir el tiempo que demora procesar los contenedores en los puertos.

Mejía estima que la nueva infraestructura vial impulsara el crecimiento potencial entre 0,4 y 0,5 de punto porcentual, al reducir las demoras y los costos para las empresas.

El Índice de Competitividad Global 2015-2016 del Foro Económico Mundial clasifica a Colombia en el lugar 126 entre 140 economías por la calidad de sus carreteras, en el 117 en educación matemática y en el 64 en innovación y sofisticación.

Desde 1990, la productividad ha crecido a una tasa anual de 3,9 por ciento en Corea del Sur, 1,5 por ciento en Finlandia y 1,1 por ciento en Estados Unidos, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

El acuerdo de paz con las guerrillas marxistas firmado el año pasado también impulsará el crecimiento potencial en alrededor de medio punto porcentual y el máximo impacto se sentirá en alrededor de 5 años más, de acuerdo con Mejía.

Colombia ocupa el lugar 136 en el índice de competitividad por costos para las empresas del terrorismo y el 132 por costos para las empresas de la delincuencia y violencia.

Inversionistas frente a la deuda

A comienzos del siglo, la inversión correspondía a alrededor del 14 por ciento del producto interno bruto de Colombia, menos que en Brasil, Chile, México y Perú.

Ahora, en alrededor de 25 por ciento, es la tasa más alta entre las principales economías de la región, de acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La inversión no puede crecer sin límites debido a que con el tiempo llegará a un exceso de capacidad y disminuirá los retornos marginales.

De igual manera, el desempleo ha caído desde un 17 por ciento en el año 2000 hasta un 10 por ciento el año pasado.

Si bien en teoría podría disminuir más, hasta un 7 o un 8 por ciento, las grandes caídas observadas en el pasado no se repetirán, dijo Mejía.

Mejía desestimó los temores de los inversionistas en cuanto a que la calificación crediticia de Colombia podría ser rebajada en el corto plazo o que no cumplirá sus metas fiscales, diciendo que esta es la prioridad número uno para el equipo encargado de la política económica.

“Pocos gobiernos en Latinoamérica son tan responsables fiscalmente como Colombia”, dijo.

“Los temores de los mercados son infundados”. agregó.

BLOOMBERG

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA