Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Desde este viernes, pararán la producción del oleoducto Caño Limón

Jueves 8 de diciembre de 2016
Sectores

Desde este viernes, pararán la producción del oleoducto Caño Limón

Con la parálisis, cada día se dejarán de producir unos 50.000 barriles de petróleo en el país.

Por:  ÓMAR G. AHUMADA ROJAS | 

Petróleo derramado en una fuente de agua, tras uno de los atentados.

Foto: Archivo particular

Petróleo derramado en una fuente de agua, tras uno de los atentados.

0

compartidos

Justo en momentos en que los jeques árabes y demás miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) llegaban a un acuerdo para reducir la producción, involucrando a Rusia en el plan así no pertenezca a este grupo, buscando un incremento en los precios del barril de crudo, el emblemático campo Caño Limón, que hoy es el tercero en producción, amaneció cerrado.

Mientras el barril de crudo de la referencia Brent (Europa) subió 16 por ciento entre el 29 de noviembre y este jueves, fuentes de la industria le confirmaron a EL TIEMPO que desde las 12 de la noche de este viernes, las compañías Occidental de Colombia (Oxy), que opera el área productora, y Ecopetrol, que tiene el 55 por ciento de la producción, decidieron paralizar la actividad del campo como consecuencia de la imposibilidad de evacuar el petróleo por el oleoducto Caño Limón-Coveñas, cuyo bombeo está suspendido desde el pasado 17 de noviembre por una ola de atentados y conexiones ilícitas.

Según se conoció, el más reciente ataque contra el oleoducto se registró el pasado miércoles 30 de noviembre, en el kilómetro 113, vereda La Cañaguata, del municipio de Cubará, Boyacá. Produjo un derrame de crudo en la quebrada Pangaso y obligó a Ecopetrol a activar el plan de contingencia, con el fin de evitar que el hidrocarburo llegara al río Arauca. (Lea también: Eln atacó el oleoducto Caño Limón en Arauca)

Por ello, pese a las mejores perspectivas de precio internacional del producto (este jueves, el Brent cerró en 53,94 dólares el barril), las compañías decidieron tomar la medida, pues en los últimos meses ha habido mayores ataques contra la línea de transporte, los cuales se atribuyen al Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Incluso, según las fuentes, el mismo día del atentado se detectaron tres nuevas acciones violentas contra el sistema en jurisdicción de la vereda El Lorito, en el municipio de El Carmen, Norte de Santander, eventos que dejaron dos cráteres en ese punto.

Como consecuencia de la parálisis, desde este viernes y hasta que se reactive el campo, cada día se dejarán de producir unos 50.000 barriles de petróleo, volumen que de acuerdo con los datos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), equivale al seis por ciento del total de extracción diaria de petróleo del país.

Situación preocupante

En el seno de Ecopetrol, según indicó un consultado, hay bastante preocupación, ya que las reparaciones de los puntos afectados se han dificultado por las duras condiciones climáticas registradas en las últimas semanas, así como de orden público en las zonas de influencia.

Este año se han registrado 43 eventos delictivos contra el oleoducto, de los cuales 13 corresponden a roturas de la tubería, 27 han sido abolladuras a la infraestructura y tres corresponden a situaciones que están por inspeccionar.

Del total de acciones contra la infraestructura, 19 se han presentado en Norte de Santander, 17 en el departamento de Arauca, tres corresponden a Boyacá y una en el Cesar. (También: Jefes del Eln serán juzgados por ataques a infraestructura petrolera)

Personas conocedoras del tema indican que se han detectado 31 válvulas ilícitas que instalan grupos al margen de la ley para robar el crudo, que luego se utiliza como materia prima para el procesamiento de cocaína.

La parálisis de la producción, que es indefinida, no significa que se suspendan los puestos de trabajo inmediatamente, pero si se prolonga la parálisis, el operador (Oxy) podría declarar fuerza mayor y suspender temporalmente los contratos de trabajo.

Además, encender de nuevo el campo es un proceso paulatino que puede tardar varios días, lo cual únicamente se puede hacer cuando se pueda reactivar el tubo para evacuar la producción acumulada, ya que los tanques tienen una capacidad limitada de almacenamiento.

Se calcula que este año Ecopetrol, por los ataques a la infraestructura, ha dejado de producir un millón de barriles de petróleo.

Otro impacto grave es para el Arauca, pues cerca del 15 por ciento de la producción del campo corresponde a regalías que van para la región.

Cifras de la industria muestran que, en los últimos 30 años, se han registrado más de 2.500 atentados contra la infraestructura de transporte de hidrocarburos, de los cuales 1.450 han sido contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Obras del túnel de La Línea no estarían listas ni en un año

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad