La OMC urge a despolitizar las relaciones comerciales

La OMC urge a despolitizar las relaciones comerciales

Director general del organismo alerta que escalada de tensión llevará a  situación incontrolable.

Roberto Azevêdo, director general de la OMC

Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Foto:

Martial Trezzini / EFE

15 de abril 2018 , 11:45 p.m.

Roberto Azevedo, director general de la Organización Mundial de Comercio, es rotundo: “Lo último que necesita la economía es un ciclo de retorsiones”.

El mensaje que lanza a los líderes mundiales, pero en particular a EE. UU. y a China, es que las guerras comerciales son una amenaza para la recuperación. La escalada de la tensión, insiste, llevará a una situación “incontrolable”. Urge que se “despolitice al máximo” el proceso y se resuelvan las diferencias por vía del diálogo.

La mejor manera de abordar los acuciantes problemas comerciales que enfrentan los miembros de la OMC es mediante una acción colectiva”, dice e insta a los gobiernos a que actúen “con moderación”.

EE. UU. amenaza con imponer aranceles a importaciones chinas por 150.000 millones de dólares. China, por su parte, responde que adoptará medidas de retorsión equivalentes.

Aunque políticamente Azevêdo ve signos de una guerra comercial, técnicamente no está tan claro porque las medidas no se aplican aún. Considera positivo que conversen sobre la forma de resolver sus diferencias.

Pero el presidente Donald Trump no tiene ninguna simpatía hacia el organismo. Considera que es “injusto” con su país mientras da “una ventaja tremenda” a China.

En palabras del mandatario, la OMC es en buena parte responsable del problema del déficit que sufre su balanza comercial, que el pasado ejercicio ascendió a 566.000 millones. Era su manera de justificar la aplicación de aranceles contra su gran rival económico.

La buena marcha del comercio internacional, como resalta también Christine Lagarde desde el Fondo Monetario Internacional, es “vital para mantener el crecimiento y la recuperación económica”.

Pero Alberto Azevêdo insiste en que la tensión creciente puede echar por tierra todos estos progresos y señala que está afectando ya la confianza de las empresas y las decisiones de inversión. El acta de la última reunión de la Reserva Federal revela que los miembros están vigilantes, porque las medidas arancelarias pueden tener implicaciones económicas, como elevar la presión inflacionista.

SANDRO POZZI
Ediciones EL PAÍS, SL 2018
En Twitter: @el_pais

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.