Sí hay oferta de vivienda para invertir en el 2018

Sí hay oferta de vivienda para invertir en el 2018

Resuelva algunos interrogantes frecuentes sobre cómo efectuar la compra.

Vivienda

Por regiones, el departamento de Antioquia es el que ofrece más casas y apartamentos: 22.522; seguido por Bogotá, con 20.241, y Cundinamarca, con 19.230.

Foto:

123rf

05 de enero 2018 , 06:16 p.m.

A octubre del año pasado, el país tenía una oferta de 131.759 viviendas, lo que significa que, a pesar de la desaceleración económica, los colombianos aún cuentan con un buen inventario para escoger en el 2018, en casi todos los estratos.

Según Coordenada Urbana, sistema de información georreferenciada de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), los segmentos medio y alto (no VIS) tienen la mayor participación, con 102.102 unidades, mientras que el resto, 29.657, son de vivienda de interés social (VIS).

Por regiones, el departamento de Antioquia es el que ofrece más casas y apartamentos: 22.522; seguido por Bogotá, con 20.241, y Cundinamarca, con 19.230. Analistas han definido esta dinámica como “una ganancia”, si se tiene en cuenta que la moderación en la construcción de nuevas obras ha sido la constante.

Aun así, se espera que el primer semestre de este año sea de ajustes y la consolidación tome su camino en la segunda parte del 2018. Con este panorama, a continuación se ofrece una guía práctica para quienes empiezan el proceso de adquirir una vivienda este año.

Elegir la casa y el crédito

Obviamente, tras evaluar la oferta, lo primero es escoger el inmueble y en esto son claves la ubicación y el precio. Una vez resuelto, lo que sigue es analizar las alternativas financieras que otorgan las diferentes entidades como bancos, cajas de compensación o el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), y consultar cuáles son las tasas de interés y los créditos hipotecarios a mediano y largo plazo.

En este punto, vale recordar que desde junio pasado los principales bancos empezaron a bajar la tasa hipotecaria a un promedio de 9,5 por ciento; sumado a esto, hay que resaltar el beneficio del subsidio a la tasa del Gobierno, que hace que el crédito sea más barato.

En línea con el tema financiero, a finales del año pasado, el ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, anunció la prórroga de las licencias vigentes, lo que –de paso– les va a permitir a los constructores ampliar el pago de la cuota inicial a sus clientes y, de esa forma, estos podrán programar mejor cómo manejan los créditos. Con el objetivo de ahondar en lo que significa este trámite, la Asobancaria ofrece una lista de pasos que se deben seguir para que el comprador solicite el préstamo y no tenga problemas.

Por ejemplo, si el inmueble es nuevo y el proyecto está financiado por un banco, la información es ofrecida en la sala de ventas. La persona puede solicitar el crédito o leasing con la entidad financiera de su preferencia.

De segunda...

En el caso de que la vivienda sea usada, y luego de recibir la información en la entidad financiera, el siguiente paso es comunicarse con un perito, quien visitará el inmueble para realizar el avalúo. La documentación exigida deberá entregarse al banco para la evaluación de la solicitud del crédito.

Otro de los factores que se deben tener en cuenta es acordar con la constructora (si se negocia sobre planos) el valor de la cuota inicial y el plazo para realizar los pagos.

Siguiendo con el tema de un inmueble usado, Asobancaria recomienda acordar un valor base con el vendedor y, a partir de ese monto, ir negociando hasta llegar a una cifra que satisfaga las necesidades de las partes. Con esto claro, se debe firmar la promesa de compraventa, que es la hoja de ruta que se debe seguir antes de cerrar el trato. En el caso de vivienda nueva, la constructora se encargará de la promesa de compraventa o del encargo fiduciario, si la compra es sobre planos.

Aquí vale destacar que casi el 70 por ciento de la oferta nacional se negocia a través de esa figura, que se ha consolidado porque los constructores solo comienzan a desarrollar el proyecto cuando comercializan, en promedio, el 70 por ciento de este. Al lograr ese punto de equilibrio, es posible recibir los recursos de la cuota inicial que han consignado los compradores en el encargo fiduciario creado para administrarlos.

El registro, un proceso en alza

Cuando se trata de registrar una propiedad hay factores que impactan el proceso, entre ellos, el área donde se encuentra ubicada. Por ejemplo, toma más tiempo la calificación de un régimen de propiedad horizontal (que puede involucrar alrededor de 80 matrículas), que una compraventa de un solo predio, razón por la cual algunos dejan pasar mucho tiempo para legitimar los inmuebles.

Sobre los trámites para quienes van a adquirir una vivienda, la Supernotariado (SNR) explica que el único proceso que ejecutan las Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos (Orips) frente al acto de compra o venta, es la inscripción en el registro inmobiliario del documento en el que consta dicho trámite. Al respecto, agrega que debe contar con la calificación de un profesional en el tema, lo que quiere decir que antes de formalizar los documentos se debe tener el aval de una persona que certifique que el bien raíz cumple con todas las condiciones con las que se hizo la oferta y que, además, esté al día con los impuestos y demás exigencias legales.

Ya teniendo el visto bueno de la SNR, dicha entidad expide las copias de las escrituras y el certificado de tradición y libertad, que posteriormente deben llevarse al banco o al abogado que elaboró el estudio de títulos, junto con el acta de recibo del inmueble. En un tiempo aproximado de dos días hábiles, el banco realizaría el desembolso.

La entrega de documentación incompleta es un problema

Aunque algunas personas señalan que eventuales demoras en las Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos (Orips) a veces obligan a posponer los acuerdos de compraventa, también es cierto que, muchas veces, la demora en los procesos surge de un mal manejo por parte de los usuarios. Al respecto, EL TIEMPO consultó a la Superintendencia de Notariado y Registro (SNR) sobre los pasos que deben seguir los tramitadores que están en proceso de tomar una propiedad o de ofertarla, y esa fue una de las conclusiones.

Según voceros de la SNR, “algunas veces los usuarios desconocen las normas que se aplican para el tema del registro, tanto así que, incluso, no llevan los certificados exigidos para la radicación y, por lo tanto, sus documentos deben ser devueltos. Esto es lo que genera inconformidad, pero es una situación que se sale de las manos de la entidad”, enfatizaron voceros consultados.

Igualmente, agregaron que en las 195 oficinas que tienen en el país reciben alrededor de 3.000 documentos diarios, de los cuales un porcentaje significativo termina estacándose por escrituras incompletas. Por eso, el llamado a los compradores es que revisen bien lo que deben llevar para evitar inconvenientes en el proceso.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA