Lo que le funciona a Costa Rica en materia de café

Lo que le funciona a Costa Rica en materia de café

Luis Solís, presidente de ese país y nieto de un caficultor, cuenta la experiencia con el grano.

Luis Guillermo Solís

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica.

Foto:

Luis Eduardo Noriega / EFE

13 de julio 2017 , 01:47 a.m.

A Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, le gusta ponerse al frente del tema del café. Pese a que es historiador, su abuelo era caficultor, lo que hace que lleve este producto en el corazón.

Su nación, hace dos siglos, tuvo el grano como la principal fuente de ingresos familiares y de divisas nacionales. Hoy, 42.000 familias dependen del café y, en el 2015, según cifras de la Organización Internacional del Café (OIC), ocupaba el puesto 14 entre los grandes productores.

¿Qué plantea un país productor como Costa Rica para que el cultivador no siga siendo el que recibe la menor parte entre los integrantes de la cadena de valor del café?

Ninguna solución única es satisfactoria. Se tiene que adoptar una posición integral sobre varios temas, los que tienen que ver con innovación tecnológica que nos permita adaptarnos y mitigar los efectos del cambio climático.

Los que tienen que ver con financiación para el pequeño productor, los que tienen que ver con otro tipo de financiación que implique niveles superiores de organización, tanto de entidades internacionales como de los propios productores de café en el plano local, con entidades cooperativas y otras de la economía social.

Así es que me parece que la propuesta es atacar los distintos frentes donde estamos teniendo dificultades, lo que, sumado al precio muy bajo del café, termina afectando al productor, que es el eslabón más débil de esta cadena.

42.000 familias de Costa Rica dependen del café y, en el 2015, según cifras de la Organización Internacional del Café (OIC), ese país ocupaba el puesto 14 entre los grandes productores

¿Qué estrategias les han dado resultado a ustedes?

Primero tenemos una organización nacional del café muy activa que trabaja con mucha fuerza en la innovación de las especies de café; tenemos una situación difícil con la roya, pues ha afectado a más del 50 por ciento de las plantaciones. Nos ha funcionado muy bien la banca de desarrollo que permite a los agricultores obtener préstamos a bajo interés.

Nos ha funcionado el trabajo en cooperativas, lo que hace que los productores tengan un referente mayor bajo el cual protegerse. Así no están tan vulnerables a propuestas leoninas (abusivas) de parte de los intermediarios. Esas estrategias nos han ayudado.

¿Qué tanto desarrollo rural se requiere para salvar al café?

Me parece un tema importante. Lo mencionaron el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el expresidente estadounidense Bill Clinton en su conversatorio. El desarrollo territorial es una de las piezas claves, porque si, además de que no tienen condiciones adecuadas, los cafetaleros tienen que soportar malos caminos, pobre educación, mala salud pública, la situación se vuelve más desesperada. Terminan vendiendo las tierras y se van para las ciudades. Y ahí sí no habría nada que hacer.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA