La inflación sube a 6,4 % en México, pese a subidas de tasas

La inflación sube a 6,4 % en México, pese a subidas de tasas

La inflación sigue siendo la piedra en el zapato de la economía mexicana.

La inflación sube a  6,4 % en México, pese a subidas de tasas

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dijo que siguen pensando que la trayectoria de la inflación va a ser decreciente.

Foto:

Mario Guzmán / EFE

10 de agosto 2017 , 08:02 p.m.

Con el Producto Interno Bruto (PIB) creciendo al 3 por ciento interanual –por encima de las previsiones y de la floja expansión registrada en los últimos años–, las cuentas públicas arrojando superávit primario y un optimismo, quizá excesivo, sobrevolando la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) que empieza el miércoles, la evolución de los precios es el principal foco rojo.

Y sitúa en primera línea el debate sobre la cada vez más necesaria mejora de los salarios más bajos.

En julio, según las cifras hechas públicas por la oficina estadística mexicana, la inflación general repuntó un 6,44 por ciento respecto al mismo mes del año pasado y la subyacente –que descuenta los elementos más volátiles de la canasta de consumo, como los productos energéticos y los alimentos– ascendió al 4,94 por ciento interanual.

Ambas van en línea con las previsiones de la mayoría de casas de análisis, que pronosticaban un aumento de la tasa general del 6,4 por ciento y del 5 por ciento en el caso de la subyacente, y marcan un nuevo máximo en más de ocho años.

Por grupos de productos, los alimentos –con el jitomate y la papa a la cabeza– fueron un mes más los que más se encarecieron, seguidos por las tarifas energéticas no autorizadas por el Gobierno (fundamentalmente, gasolinas). Las urbes más sacudidas por el repunte de los precios fueron Ciudad Acuña (Coahuila, norte), Aguascalientes (Aguascalientes, centro) y Jacona (Michoacán, centro). Pese a lo negativo de los datos hechos públicos este miércoles, el final del túnel inflacionista debería estar cerca.

Si los precios siguen la trayectoria descrita por el Banco de México en su último informe trimestral, habrán tocado techo en un punto intermedio entre julio y agosto y cerrarán el año con un aumento “mucho más cercano del objetivo (del 3 por ciento) de lo que el mercado cree”, en palabras del gobernador Agustín Carstens.

El Gobierno también apunta en la misma dirección. “Seguimos pensando que la trayectoria de la inflación va a ser decreciente”, ha apostillado el secretario (ministro) de Hacienda, José Antonio Meade, pocas horas después de que se hiciese público el dato de inflación de julio.

Las tasas de interés, la principal arma con que el banco central ha combatido el alza de precios, también deberían haber tocado ya su máximo.


© IGNACIO FARIZA
Ediciones EL PAÍS, SL 2017

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA