Iglesia católica colombiana se opone a reforma tributaria

Iglesia católica colombiana se opone a reforma tributaria

El Episcopado pide conservar legislación, que los mantiene exentos de pagar impuestos de renta.

fg

Monseñor Luis Augusto Castro, jefe de la Iglesia Católica en Colombia.

Foto:

Ana María García / EL TIEMPO

22 de noviembre 2016 , 08:28 p.m.

El Episcopado Colombiano sentó su voz de protesta frente a la reforma tributaria que actualmente hace su curso en el Congreso de la República y que tendrá efectos en las diferentes iglesias que existen en el país.

Los requisitos planteados en el proyecto de Reforma Tributaria Estructural para pertenecer al Régimen Tributario Especial están fuera del alcance de la iglesia católica”, se lee en un documento firmado por el jefe de la Iglesia Católica en el país, monseñor Luis Augusto Castro.

(Le puede interesar: Piden acuerdo para que la reforma tributaria no se altere)

En el texto se asegura que algunos puntos de la reforma, incluso, van en contra de la identidad y misión del clero, pues lo que se propone “compromete gravemente el ejercicio de la tarea evangelizadora y de protección social por parte de las instituciones eclesiales”.

En consonancia con lo anterior, la solicitud de Castro es que se mantenga la legislación actual contenida en el artículo 23 del Estatuto Tributario, en virtud de la cual los movimientos, asociaciones y congregaciones religiosas, que sean sin ánimo de lucro, no son contribuyentes del impuesto sobre la renta.

“Al excluir a las entidades de la Iglesia católica del artículo 23 del Estatuto Tributario, donde aparecen como entidades declarantes no contribuyentes de renta, dada la actividad histórica y meritoria de la Iglesia, deberían pasar al artículo 19 del Estatuto Tributario como contribuyentes del Régimen Tributario Especial. Sin embargo, al no poder cumplir con las condiciones establecidas, quedarían como entidades sin ánimo de lucro haciendo una labor social, pero pagando impuesto de renta como si fueran entidades comerciales con ánimo de lucro”, dice el documento.

(Además: 4 x 1.000, el 'sapo' de la reforma tributaria que se tragará la banca)

Pedro Mercado, secretario adjunto del Episcopado, afirmó que la reforma golpea duramente a los pobres y a la clase media, y afecta sectores importantes de la economía. “No tiene horizonte social, por lo que el Congreso no puede aprobarla a pupitrazo”. “Además -dijo-, golpea especialmente a las entidades con finalidad religiosa y social como las iglesias y fundaciones, que contribuyen enormemente al bienestar del país”.

Mercado no ve con buenos ojos a la reforma tributaria principalmente por el impuesto sobre la renta que se les quiere imponer. Según él, penaliza a los más pobres mientras deja en pie los privilegios de los más ricos.

Es paradójico que pongan a pagar impuestos a las iglesias mientras otorgan exenciones y privilegios a las más ricos”, dijo el prelado, quien aclaró que la Iglesia católica sí paga impuestos y, además, contribuye con el Estado y la sociedad en materia de salud, educación, servicios sociales y otras iniciativas que desarrolla en todo el país, sobre todo en las regiones más lejanas y afectadas por la guerra.

(También: Los secretos de las reuniones donde se cuece la reforma tributaria)

"Es absolutamente falsa la idea de que las iglesias no pagan impuestos. Hay solo algunas mínimas exenciones tributarias en razón de la contribución social que el sector religioso, que las Iglesias, hacen a la sociedad. Aquí en Colombia hasta las misas tienen impuestos”, aclaró el padre Mercado al explicar que la exención de impuestos ocurre solo en los templos de culto.

Nosotros pagamos IVA, impuesto al consumo, impuestos por los vehículos y muchos otros. Acá no hay régimen de privilegios. Hasta por los estipendios de las misas los sacerdotes pagamos retención en la fuente”, añadió Mercado.

Sector TIC, preocupado

Un estudio realizado por GSMA (organización de operadores móviles) y la consultora Deloitte asegura que la reforma tributaria presentada al Congreso por el Ministerio de Hacienda, la cual propone la creación de un impuesto de 4 por ciento al consumo de datos móviles, puede incrementar los precios de internet móvil y limitar el acceso al servicio a los sectores más vulnerables.

La investigación detalla que en Colombia, el costo de internet móvil para el 20 por ciento de la población más pobre representa el 19 por ciento de sus ingresos. Esto es prácticamente cuatro veces el umbral de asequibilidad del 5 por ciento sugerido por la Comisión de Banda Ancha y la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones).

Además, el estudio evidencia que los impuestos específicos al sector representan 37 por ciento del total de impuestos pagados por servicios móviles durante el 2014 en Colombia. Con la excepción de República Dominicana, no existe otro país latinoamericano que tenga una proporción más alta de impuestos específicos al sector.

En ese sentido, la asociación de operado- res propone no imponer nuevas cargas y, mediante una estructura impositiva más balanceada y equilibrada, es posible reducir la brecha digital e incrementar el crecimiento económico.

VIDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA