Bajar subsidios, nueva fórmula para frenar el derroche de energía

Bajar subsidios, nueva fórmula para frenar el derroche de energía

Hogares de estratos 1 y 2 que superen el 150 % del consumo de subsistencia se verán afectados.

Ahorro de energía

A 933 mil millones de pesos asciende el subsidio para la factura de energía que cada año otorga el Gobierno hasta el consumo de subsistencia.

Foto:

Rodolfo González / Archivo EL TIEMPO

28 de octubre 2017 , 07:18 p.m.

En medio del ritmo creciente de los subsidios de energía, cuyo valor estimado pasará de 2,8 billones de pesos en el 2017 a cerca de 3,1 billones de pesos en el 2018 según la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía (Asocodis), el Gobierno decidió acudir a estas ayudas estatales para hacer que los beneficiarios ahorren energía y no la despilfarren.

Para tal fin, en la reciente ley del Presupuesto General de la Nación (PGN), el Ejecutivo estableció que los usuarios de estratos 1 y 2 tendrán derecho a estas ayudas, siempre y cuando su consumo no esté por encima del 150 por ciento del de subsistencia, establecido por el Gobierno, que es de 173 kilovatios por mes para quienes residan en alturas menores de los 1.000 metros sobre el nivel del mar y de 130 kilovatios para quienes viven en alturas superiores.

“Estos subsidios se restablecerán cuando el usuario disminuya el consumo a los límites establecidos”, señala el artículo del PGN, y, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el objetivo es racionalizar el consumo.

Y es que según la viceministra de Energía, Rutty Paola Ortiz, durante el 2016 fueron 2’137.000 los usuarios que tuvieron un consumo promedio superior en más de un 50 por ciento al nivel de subsistencia, lo que representó cerca de un 26 por ciento del total de usuarios residenciales de los estratos 1 y 2.

En otras palabras, más de dos de cada diez hogares consumieron por encima de dicho valor y no son pocos los casos en los que el gasto de energía está muy por encima de ese nivel.

Se busca incentivar el consumo consciente de los energéticos, lo cual redundará en facturas más económicas

Castigo sin ahorcar

No obstante, la funcionaria aclaró que no se trata de dejar de ayudar a las familias más necesitadas del país, sino de tocarles parte del bolsillo para generar conciencia de ahorro en materia de energía.

En este sentido, explicó que a los usuarios de estratos 1 y 2 que sobrepasen el tope se les reducirá en 10 puntos porcentuales el nivel de subsidio por girar, con base en los aumentos que se autorizaron a través de la Ley 1117 del 2015.

Por ejemplo, la funcionaria explica que si un usuario de estrato 1 se pasa el límite mensual fijado, su subsidio ya no será del 60 por ciento, sino del 50 por ciento, mientras que si lo mismo le ocurre a un hogar de estrato 2, la ayuda estatal pasará del 50 al 40 por ciento.

De acuerdo con la viceministra, con esto se busca que los castigos no vayan al extremo de suprimirles las ayudas a los habitantes de este nivel social, cuyo subsidio otorgado por el Gobierno hasta el consumo de subsistencia se estima en 933.000 millones de pesos anuales.

“Con esta señal se busca incentivar el consumo consciente de los energéticos, lo cual redundará en facturas más económicas. La medida prevé cálculos mensuales para que, si en el siguiente mes el consumo retorna a los límites propuestos, se recupere la totalidad del subsidio”, aseguró Ortiz.

Otras fuentes del sector eléctrico le explicaron a EL TIEMPO que, en cierta medida, el esquema para generar conciencia de ahorro en los usuarios también contribuirá a que el valor de la facturación mensual se reduzca y se puedan mejorar los indicadores de recaudo en estos niveles de la población, que son críticos en la Costa Atlántica, región que en promedio recibe alrededor del 43 por ciento de los subsidios que cada año gira el Gobierno.

Según cifras a julio de Electricaribe en liquidación, que atiende a los siete departamentos de la Costa Atlántica, a la fecha el porcentaje de recaudo de facturación en este segmento es del 57,76 por ciento para el estrato 1 y del 84,18 por ciento para el estrato 2, acumulado a septiembre pasado.

Adicionalmente, la funcionaria reveló que se está trabajando en la gestión de recursos para facilitarles a los usuarios residenciales de menores estratos en la región Caribe adquirir equipos y sistemas de mayor eficiencia energética, de modo que puedan disfrutar del mismo bienestar con un menor consumo de energía eléctrica.

Vuelve el ‘déjà vú’ del déficit

Según conoció EL TIEMPO, el Ministerio de Hacienda no tiene todo el dinero para cubrir los subsidios del tercer trimestre, que superan los 400.000 millones de pesos, pues solo cuenta con unos 120.000 millones.

El presidente de Asocodis, José Camilo Manzur, dijo que cada año las empresas y los usuarios repiten la historia, que ya es un ‘déjà vu’.

Y advirtió que sin esta plata las empresas pueden iniciar cortes del servicio a los usuarios, al no tener cómo pagar la energía.

“El Estado puede llevar al incumplimiento de una normatividad que él mismo creó”, señaló el dirigente gremial.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía Y Negocios – EL TIEMPO @omarahu

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA