¿Quién producirá el café que se tomará en el mundo en 2050?

¿Quién producirá el café que se tomará en el mundo en 2050?

Países productores debatirán en un foro global posibles soluciones a problemas comunes del sector.

Roberto Vélez, gerente de la Federación de Cafeteros de Colombia

Roberto Vélez, gerente de la Federación de Cafeteros de Colombia.

Foto:

César Marmolejo / EL TIEMPO

02 de julio 2017 , 12:00 a.m.

El mundo del café cada vez se agranda más. Jugadores como McDonald’s, Nespresso, Starbucks son grandes demandantes del grano, cuya producción está en riesgo de no poder abastecer los entre 30 y 50 millones de sacos adicionales a los 150 millones que se consumen hoy en el mundo.

El cambio climático, la escasez de mano de obra, la volatilidad del precio, la inexistencia de una generación de relevo para cosecharlo amenazan la sostenibilidad de este sector que ha sido clave en la economía mundial.

Esos son los temas que abordará el Primer Foro Global que se realizará en Medellín, entre el 10 y el 12 de julio, con participación de 40 países, principalmente productores del grano, más otros protagonistas de la cadena que permiten que las personas disfruten de la bebida y todos los productos que se han desarrollado alrededor del café.

Roberto Vélez, gerente de la Federación de Cafeteros, puso los primeros puntos para el debate que contará con la participación de Bill Clinton y Jeffrey Sachs, dos de las intervenciones claves en el evento.

¿Por qué se hace este foro global en Colombia?

El origen de este foro tiene que ver con nuestra participación en Costa Rica, en el 2015. Cada país hablaba de sus problemas y se llegó a la conclusión de que son comunes a todos.

¿Cuáles son esos problemas que van a debatir?

Desde el cambio climático, la escasez de mano de obra, la inexistencia de una generación de relevo, la volatilidad del precio, pero, sobre todo, la sostenibilidad, entendida como la forma de dejarle a la siguiente generación el mundo en las mismas condiciones o en mejores que las que nosotros lo encontramos.
Ese es el gran asunto para los países productores.

¿Cómo es el efecto del cambio climático en el café?

En el país, por ejemplo, ha llovido todo el semestre. Los problemas climáticos le cuestan a la caficultura un montón de sacos de café.

Pero al fin, ¿al café le sirve que llueva o que no?

En principio, que no llueva, porque cuando llueve mucho, la nubosidad no lo deja florecer. Esa falta de florescencia se traduce en no producción o en una producción más baja. Pero cuando no llueve mucho, lo que hace la planta es que se adormila. Cuando le caen las primeras aguas florece y tiene grandes producciones. Si no llueve de ahí en adelante, hay problemas porque el producto no se forma bien. Entre los dos extremos, y ambos son perjudiciales, el menos malo es que no llueva.

Es por eso que vienen renombrados conferencistas en cambio climático...

El primer día, la apertura la hará Jeffrey Sachs, estudioso de la sostenibilidad y que ha sido consejero de Naciones Unidas. También va a participar Corey Watts, quien concluyó en un estudio que en el 2050, el 50 por ciento de la tierra que hoy produce cafés arábicos no va a ser apta para esto por incremento de la temperatura.

De 200 billones de pesos del sector, a los productores no nos tocan ni 20 billones

Y si no hay producción, la industria también sufre...

Precisamente, en el foro queremos abordar cuáles serían las iniciativas que puede tomar la industria cafetera. Se señalan muchos caminos: una planta de café que requiera menos agua u otra que de pronto aguante más agua y florezca más. Hay mucho por hacer desde los productores, y el comercio de café qué, si de 200 billones de pesos del sector, a los productores no nos tocan ni 20 billones. La plata se hace del puerto hacia adentro.

Por eso estamos llamando a toda la cadena y diciendo ‘construyamos conjuntamente soluciones a los problemas de la caficultura’.

Starbucks necesita café. McDonald’s, los tostadores internacionales, Nespresso van a necesitar más café. De dónde lo sacarán si vamos a enfrentar problemas de cambio climático.

¿Cuál es la propuesta frente a escasez de mano de obra?

La propuesta es asistir la mano de obra que hay con mecanización, para que pueda ser más productiva.

¿Por qué la mecanización ha sido tan demorada?

Porque no hay una solución ya, que uno diga, salió este aparato y recolecta café. Eso toma mucho tiempo. Ya estamos probando los primeros modelos de mecanización asistida para café en Colombia. Si somos exitosos, eso mismo va a ayudar a Centroamérica, África, Asia, a todos.

Hay un problema serio con el relevo generacional, ¿por qué no se atrae gente joven?

El promedio de edad del cafetero en el país es 53 años. En el segundo semestre de este año vamos a hacer un encuentro de jóvenes para escucharlos sobre lo que los haría quedar en el café.

Pero, de antemano, sabemos que se requiere un negocio rentable, porque si un joven ha visto a sus padres que se han partido el alma y el café no les da, no se queda en la finca.

El otro tema crucial para ellos es la tecnología. Si usted le dice a un muchacho de 22 años que en esta finca no entra el internet ni le funciona el teléfono, sale corriendo. No se queda.

Entonces, hay una cantidad de elementos por construir para atraer gente joven a la caficultura y que no se quede en manos de los viejitos. Esto aplica para todo el campo.

¿Cómo harían para enfrentar la volatilidad en el precio?

Con el café sucede algo complejo. Si usted es un productor de tomate y el precio no está bien, solo migra a otro producto y ya. Pero con un árbol de café está pegado por los próximos 20 años. Si el precio se cae, no puede decir, arranco las matas de café y siembro otra cosa.

Entonces, ¿qué tal que la industria les dijera a los productores, calculemos el costo de producción y el tostador dijera, bueno, yo se lo cubro? Esa sería una manera de quitarle la volatilidad al precio. Ya el productor se puede dedicar a lo suyo que es producir.

Unas cuentas rápidas muestran lo que ha sido el problema del precio. Cuando lo determinaba la OIC, la franja estaba entre 1,20 y 1,40. Cuando se subía mucho se lanzaba más café al mercado para que los precios se acomodaran. Si el precio bajaba, se recogía y los países no exportaban tanto. Ese precio, en 1982 que fue la última vez que se hizo, si uno lo pusiera hoy aquí, estaría entre 3 y 3,50 dólares. Hoy la cotización internacional del café está en 1,25. Fíjese en todo lo que hemos perdido los productores en el valor del café. La industria podría comprometerse si está preocupada e interesada por que los países productores sigan cosechando.

90 años de la Federación

En el primer día de la jornada cafetera más importante de los últimos tiempos se realizará el congreso de los caficultores colombianos, que, además de reformar los estatutos, aprovecharán para celebrar los 90 años del gremio. Esta conmemoración coincide con el Foro Global del Café, que contará con la participación del presidente Santos. Se destaca además la muestra de cafés del mundo que forma parte de la agenda.

La caficultura y la visita de Bill Clinton

El primer foro global del café, inicialmente tendría 500 invitados y ya registra 1.200 de 40 países. La más reciente confirmación al evento la hizo el expresidente de los Estados Unidos Bill Clinton, quien asiste como presidente de la fundación Clinton.

Bill Clinton

Bill Clinton, uno de los líderes que asistirá al foro. 

Foto:

REUTERS

¿Qué expectativa hay para la caficultura del país y la global, con la participación de la Fundación Clinton?

Más que la Fundación, quien estará en el foro es un líder global de inmensa capacidad de convocatoria internacional para ayudarnos a enfrentar algunos de los retos que se analizarán en el foro en Medellín. Es una de las voces más respetadas en la promoción del desarrollo económico sostenible, sobre todo en el mundo en desarrollo.

En muchos países mejorar la situación económica del caficultor se enmarca en la lucha contra la pobreza.

El expresidente Clinton al igual que el profesor Jeffrey Sachs son voces globales que trabajan en múltiples iniciativas de lucha contra la pobreza y la prevención y mitigación del cambio climático en todo el planeta.

¿Qué estrategias de las que ha aplicado dicha fundación en otras áreas del mundo podrían encajar en Colombia, en busca de la sostenibilidad del café y del campo?

Lo primero es la influencia de una voz como la de Bill Clinton que apoya la causa de la sostenibilidad de la cadena del café. Por medio de su fundación ha trabajado en muchas iniciativas en países, especialmente, de África y América Latina, tanto en la lucha contra la pobreza como en cambio climático.

En cuanto a Colombia, naturalmente estamos empezando a explorar formas en que podamos trabajar con el presidente Clinton y la fundación.

Su compromiso con nuestro país como mandatario y por ende de la fundación que él lidera hoy como expresidente ha sido palpable desde el año 2000, para apoyar el Plan Colombia.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA