Fórmulas para acabar subsidios en pensiones

Fórmulas para acabar subsidios en pensiones

El análisis plantea una reforma que abarque varios parámetros como semanas y edades.

Pensionados

Venezuela La persona asegurada después de haber cumplido 60 años de edad si es hombre o 55 años si es mujer, tiene derecho a una pensión de vejez si cumple con mínimo 750 cotizaciones.

Foto:

Geovanny Gutiérrez / EL TIEMPO

18 de octubre 2017 , 11:46 p.m.

Ajustes en el tiempo de cotización, la edad de pensión, la tasa de reemplazo y la pensión de sobrevivencia eliminaría el fantasma de los subsidios que tanto trasnocha a los que intentan elaborar propuestas de reforma pensional.

Así se desprende de un estudio, basado en simulaciones, que concluyó el Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia, a través de los investigadores Stefano Farné y Alejandro Nieto.

Según los autores, la acción conjunta de un incremento en el tiempo de cotización mínimo requerido, pasando de 25 a 30 años; el aumento de la edad de la pensión para los hombres en 3 años (de 62 a 65 años); una reducción en el parámetro usado para estimar la tasa de remplazo (disminuirlo desde 65,5 a 60,5 por ciento), y un ajuste en la pensión de sobrevivencia (pasarla de 100 a 75 por ciento) tendría efectos significativos en la reducción de los subsidios pensionales para los hombres, y principalmente, para aquellos que cotizan sobre ingresos altos.

Los resultados muestran que, de llevarse a cabo estos ajustes, el subsidio que reciben los pensionados con un salario mínimo se reduciría, de 71,4 a 63 por ciento del valor de su pensión.

En el caso de los trabajadores con ingresos altos (20 y 25 salarios mínimos), la reducción sería de 33,4 a 2,1 por ciento y de 31,2 a -1 por ciento, respectivamente, según el estudio.

Menos drásticos

De esta manera, según los expertos, el problema de los subsidios se podría ajustar con unos cambios menos drásticos en comparación con los que propone la Ocde, que plantea, por ejemplo, reducir la tasa de reemplazo al 50 por ciento o ha puesto sobre el tapete la idea de que los ciudadanos coticen hasta los 67 años.

Así las cosas, según expresa Farné, el problema de las pensiones públicas no se resuelve con acabar Colpensiones ni se agota con gravar las pensiones altas o simplemente reducirlas.

“Se requiere una reforma pensional que aborde varios parámetros”, entre los cuales el más complejo es el blindaje que tiene el esquema pensional, por Constitución, de no permitir que se otorgue una pensión por debajo del salario mínimo.

“En este sentido, hay que dar el debate alrededor de si se quiere seguir subsidiando a las pensiones mínimas y dejar por fuera a 3’600.000 viejitos, de los cuales 1’500.000 son atendidos con 40.000 y 75.000 pesos mensuales, pero el resto no reciben nada y no se pueden atender a través del programa Colombia mayor”.

Así mismo, agrega Farné, es necesario establecer qué nivel de subsidio se les seguirá dando a las mujeres por su papel de cuidadora de otros miembros del hogar, y a quiénes de ellas con prioridad, entre otros aspectos que son ‘huesos duros de roer’ en un debate político relacionado con las pensiones.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA