Las críticas de la Andi y Fenalco a la situación económica del país

Las críticas de la Andi y Fenalco a la situación económica del país

Bruce Mac Master y Guillermo Botero aceptaron la invitación para exponer sus criterios.

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, encabeza el grupo colombiano del consejo bilateral.

Foto:

Ana María García / EL TIEMPO

23 de julio 2017 , 12:00 a.m.

¿Cómo va la economía del país? ¿Cómo va la industria? ¿Cómo va el comercio? Bruce Mac Master, presidente de la Andi, y Guillermo Botero, presidente de Fenalco, aceptaronla invitación de EL TIEMPO para exponer sus criterios sobre ese debate.

‘Somos niños de kínder en microeconomía’: Bruce Mac Master

¿Cómo va la industria?

Es claro que Colombia, a diferencia de muchos otros países, no ha contado con una política clara de desarrollo empresarial; algunos hablan de desarrollo productivo, pero lo cierto es que no se ha entendido el valor de contar con un sector empresarial pujante y competitivo. En este momento de baja demanda interna precipitada por las medidas del Banco de la República, baja demanda internacional e incertidumbre, salen a flote, de nuevo, todas nuestras debilidades de competitividad y de falta de política de desarrollo empresarial estructural.

Pero la reforma tributaria adoptó medidas de estímulo a la industria...

Sí, pero eran medidas necesarias que resultaron absolutamente insuficientes y, sobre todo, no son medidas que vayan a cambiar la estructura de producción.

¿Qué hacer, entonces, para recuperar la industria?

Como primero, pedimos crear algunos programas de incentivos a la industria exportadora, como tiene Perú, o de nivelación de costos de materias primas y bienes de Capital, como tiene México. Para comenzar.

Hay sectores gremiales que opinan que en actividades como manufacturas y calzado, el contrabando golpea muy duro y es el responsable de la caída de producción interna...

El contrabando y la informalidad son tan graves para la industria como la competencia desleal de algunos productores externos. Colombia debería concentrar entidades como la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscal (UGPP), Mintrabajo y la Dian para luchar contra la informalidad y el contrabando.

Las cifras de la economía en el primer semestre no fueron buenas. ¿Cree que habrá recuperación industrial en el segundo semestre de este año?

Se deberían frenar la caída del consumo y la actividad económica, pero no hay síntomas claros de que vaya a haber un crecimiento importante. Hay demasiada gente preocupada por macroeconomía, y somos niños de kínder en microeconomía.

¿Cuál es el mayor problema de la industria hoy?

Informalidad, contrabando, competencia desleal y temas estructurales que van desde la estructura tributaria, que es nuestra versión económica de la ‘patria boba’, hasta la falta de decisión nacional de desarrollar la empresa formal colombiana.

¿Cómo enfrentarlos?

Hasta los países más socialistas, como China o Tailandia, basan su desarrollo en lograr vender más sus productos y servicios en el mundo. Aunque uno no esté de acuerdo con los métodos que se utilizan en algunos casos, ellos, quizás por su historia, entienden que solo se desarrolla el que vende mucho al mundo. En Colombia nos da vergüenza eso. Hasta nos parece indebido que el Estado apoye alguna actividad económica. Tenemos que entender que un país es un ente económico, del cual hay que preocuparse no solo en términos de estabilidad fiscal.

Pero el Ministro de Hacienda sigue insistiendo en que el bajonazo industrial es coyuntural. ¿Así lo cree?

Dentro de nuestros estándares, sí podríamos decir eso. Lo que pasa es que no somos ambiciosos. Nos falta mucho para poder afirmar que estamos en la senda del desarrollo industrial y empresarial.

Usted se encuentra en China... ¿No es ese país nuestro peor enemigo por la triangulación de sus exportaciones?

China es demasiado agresiva en su afán de conquistar comercialmente al mundo. Muchas veces cae en comportamientos totalmente indebidos desde el punto de vista comercial. Esto debe cambiar si queremos tener unas relaciones comerciales de confianza. Tendrán que pasar muchas cosas antes de que nos podamos sentir totalmente tranquilos con su comportamiento.

Comenzó una nueva legislatura. ¿En qué proyectos podría pensarse?

Desde el punto de vista económico, los pendientes legislativos son muchos y trascendentales, pero no veo que haya valentía política para sacarlos adelante. La reforma tributaria que no fue, la reforma pensional, la corrección de las decisiones laborales equivocadas que se han tomado.

Su respuesta parece muy negativa...

Es que no soy optimista en ese frente.

El presidente Santos reajusta su equipo de gobierno. ¿Qué filosofía debería identificar al nuevo equipo de gobierno?

Uno quisiera ver un equipo de gobierno que no se preocupara por la popularidad y se concentrara en temas de fondo, que realmente transformen el país. Tenemos muchas expectativas de que, como en esta campaña electoral que comienza, se plantean propuestas de desarrollo empresarial. Allí nos jugamos ahora el futuro del país, incluyendo el de las políticas sociales.

Una de las grandes expectativas que hay en el país hoy es el impacto que debe generar la paz en el campo. ¿Aumentará la agroinversión?

Se ha dado un paso importante con la paz, pero, sin duda, faltan temas por definir, como la estabilidad jurídica de la propiedad de la tierra, desarrollo de políticas efectivas de innovación, infraestructura y generar mecanismos de estímulos a la exportación que nos agreguen competitividad.

¿Cómo ve el futuro inmediato?

Lo veo lleno de disputas políticas egoístas que le hacen daño al país. En lo económico, lo veo normal, lo que no deja de ser un poco frustrante porque Colombia debería estar preparándose para entrar a ser un país desarrollado, pero nos falta mucho para poder afirmar eso.

Varios gremios creen que la declinación general que se siente en la economía es producto de las altas tasas de interés que fijó el Banco de la República...

El banco se demoró en subir las tasas, la inflación se desbordó y luego se demoró en bajarlas. El daño ya se produjo. El gerente del banco tiene razón cuando dice que bajar la tasa no es la única solución.

De nada sirve que bajen las tasas el Banco de la República si los bancos no las bajan

Guillermo Botero

El presidente del gremio Fenalco, Guillermo Botero.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

‘Hay que bajar las tasas a sombrerazos’: Guillermo Botero

¿Cómo va el comercio?

Mal. Y lo afirmo con sustento en datos y en hechos. Desde el año 2003, el PIB cae sistemáticamente. En el 2013 estaba en 4,4 y en este, en el primer trimestre, cayó al 1,1. Y si a esto se le suma los decrecimientos de las ventas, pues la situación es peor. En industria, entre enero y mayo, -1,3 por ciento; comercio, en el mismo periodo, -1,4 por ciento.

¿A qué atribuye esta situación?

La política monetaria genera parte del problema; aquí hay que hacer lo que hizo el doctor Juan Camilo Restrepo en 1999 cuando era ministro de Hacienda: bajar las tasas a sombrerazos. ¿Y cómo lo hizo? Cambiando la fórmula para liquidar la tasa de usura. Antes era dos veces el interés bancario corriente y la modificaron a 1,5 veces el interés bancario corriente, aquí se puede modificar esa fórmula otra vez y fijarla no trimestralmente sino por un periodo más corto.

¿Por qué la política monetaria es culpable si el banco logró detener la inflación?

Tienen que seguir bajando las tasas. Los alimentos ni fueron ni son el origen de la inflación; tuvieron apenas un incremento para los últimos 12 meses del 1,37 por ciento. ¿Dónde está el problema como yo insisto?, en regulados. Está exclusivamente en salud y educación, que es lo que más vale; educación para los últimos 12 meses tiene una inflación de 7,48 por ciento y salud, 7,38, ahí es donde está el almendrón de la inflación, eso no es asunto de política monetaria.

Pero con el aumento de tasas hubo un descenso inmenso en la inflación...

Claro, pero de nada sirve que bajen las tasas el Banco de la República si los bancos no las bajan, de ahí la tesis del sombrerazo del doctor Juan Camilo.

¿Por qué va tan mal el comercio?

Por el impacto del IVA, el cual fue gigantesco. Hay 3,3 billones de pesos menos en los bolsillos para comprar; hay un excesivo traslado de los recursos de los particulares y de la empresa privada hacia el Estado que ha hecho que los recaudos vayan creciendo a un ritmo del 6 por ciento.

El ministro de Hacienda ha dicho que si no se hubiera aumentado el IVA, la situación hubiese sido catastrófica para el país por el altísimo déficit fiscal…

Por eso hay que volver a pensar en la política fiscal integral. Mire: ¿cómo crece la economía? Dos terceras partes, con el gasto de los hogares, que se han restringido para dos cosas: para pagar deudas que se volvieron carísimas y para tratar de cubrir los mayores valores de las compras y servicios.

Pero en los bancos, la morosidad crece y ha tenido que hacer mayor provisión…

Así es. Leo que la cartera en mora ya va en 18 billones de pesos. Si revisa los balances de los bancos, las utilidades han venido disminuyendo significativamente.

Pero entonces, ¿la política económica del ministro de Hacienda va mal?

Cárdenas es una persona que está dedicada a la macroeconomía y se olvidó de la microeconomía, eso es lo que está pasando. El problema no está en las cifras que hay que presentarles a las calificadoras de riesgos, en las relaciones con el Banco Mundial y el BID, el Fondo Monetario Internacional; el problema está en las cajas registradoras, está en las ventas de la industria y el comercio, ahí está el problema y a eso es a lo que hay que dedicarle los esfuerzos. Si usted mira, por ejemplo, las ventas de cemento, estas vienen en picada; el gráfico asusta con un decrecimiento para este año de -6 por ciento. Si usted mira el sector ferretero, en el que crecíamos en el 2015 al 18 por ciento; hoy, material eléctrico, pinturas, varillas, etc., hoy junto con calzado y vestuario tienen cifras negativas de -10 por ciento en los primeros cinco meses del año.

¿Todos los sectores del comercio son negativos?

Diez sectores en negativo, uno en ceros y cuatro en positivo. Los sectores que están en rojo, es decir de ventas negativas en el periodo enero-mayo, comparado con enero-mayo del año pasado, son: calzado y cuero, -9,8 por ciento; artículos de ferretería, -8,5 por ciento; repuestos y lubricantes para vehículos, -7,1; aseo personal, -6,7; vehículos y motocicletas, -4,13; artículos de uso doméstico, -3,7; productos farmacéuticos y veterinarios, -3,1; prendas de vestir y textiles, -2,8; libros, papelerías, periódicos y revistas, -2,3 por ciento. En ceros están los productos de aseo personal. Y en positivo figuran otras mercancías de uso personal y doméstico, con 1,2 positivo; alimentos y bebidas no alcohólicas, 3,1 por ciento.

Mire, doctor Botero, el país conoce su posición uribista, ¿hasta dónde está hablando el uribista y hasta dónde está hablando el presidente de Fenalco?

Yo tengo una posición realista, no uribista, estos datos y todo lo que le he dicho son cifras del Dane. Lo que es indispensable es una reducción del gasto público.

¿La reducción del gasto público no afecta también el consumo?

Sí, lo puede afectar sin lugar a dudas, pero es preferible esa situación a tener que vivir sacándoles la plata del bolsillo a los colombianos. En el 2018 habrá otra reforma tributaria, sea quien sea el presidente. Cosas que se prometieron desaparecer en el 2018 van a tener que revivir; me refiero a esta sobretasa del 5 por ciento para las utilidades mayores a 800 millones de pesos, y al impuesto a la riqueza. Estoy viendo una situación fiscal gravísima y ahí no habrá manera de subir el IVA del 19 al 21 porque eso sí es la revolución en Colombia.

¿Habrá una nueva reforma tributaria para prorrogar los impuestos que se vencen?

Esa es mi predicción tristemente.

¿Qué lo conduce a esa conclusión?

La olla raspada.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA