'El Estado también tiene que formalizar a sus empleados': Mintrabajo

'El Estado también tiene que formalizar a sus empleados': Mintrabajo

La ministra Clara López llama a las empresas a no hacer 'esguinces jurídicos' en material laboral.

fg

Clara López Obregón, ministra de Trabajo.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

13 de noviembre 2016 , 09:59 p.m.

En el camino hacia la formalización laboral, el Estado y las instituciones que lo componen también tienen que aportar su parte, según la ministra de Trabajo, Clara López, empezando con sus propios trabajadores.

La funcionaria agrega que se están reforzando las funciones de inspección, vigilancia y control, para fortalecer las relaciones laborales en el país.

El Ministerio sancionó a casi 1.000 empresas. ¿Por qué se abusa tanto del trabajador colombiano?

Eso muestra lo más revolucionario que hay en este país: cumplir y hacer cumplir la ley laboral. Por eso el fortalecimiento de la inspección, vigilancia y control del Ministerio, porque hemos encontrado una generalización en el incumplimiento de las normas grandes y pequeñas.

Por ejemplo, se despiden trabajadoras porque están embarazadas, no se cumplen los derechos de asociación sindical, no se negocia con el sindicato, no se cumplen las normas de liquidación de los trabajadores... en fin, es una infinidad de normas las que se están incumpliendo a diario.

¿Y dónde está la visión social empresarial?

Es de un lado y del otro. Las multas más fuertes son por intermediación laboral ilegal.

Las empresas tienen la multa por 2.000 o 3.000 millones de pesos, pero va también la zanahoria: en vez de estar incumpliendo la norma con toda suerte de esguinces jurídicos, hagamos un pacto entre la empresa y el sindicato, mediado por el Ministerio, y levantamos la sanción mientras se esté cumpliendo con lo prometido.

(También: Análisis prevén alza en salarios de hasta 7 por ciento en el 2017)

Muchos trabajadores nos envían quejas de que el Estado contrata mucha gente por prestación de servicios. ¿Qué hacer?

Mire, la Corte Constitucional lo ha dicho una y otra vez: el Estado también tiene que formalizar a sus trabajadores.

¿Qué es lo que está pasando? Tanto el sector público como el privado, en lugar de firmar los contratos reglamentarios, están haciendo unos contratos cortos de prestación de servicios, con el ánimo de ahorrar. Pero lo que están ahorrando en derechos de los trabajadores está redundando en ineficiencia y en falta de productividad. Este cortoplacismo lo tenemos que vencer. El Estado también tiene que formalizarse.

Hablando del proyecto de ley de recargo nocturno, un lector pregunta: ¿por qué no es desde las 6 p. m., si la noche empieza a esa hora?

Eso lo sufren desde el 2002 los trabajadores, cuando se amplió la jornada laboral de 6 a. m. a 10 p. m.

En esa época incluso se dijo que si esa medida no producía el empleo que se esperaba, se iba a reversar. Van siete, ocho intentos para reversar esto, y logramos en la plenaria de la Cámara una conciliación entre distintas posiciones. Es algo que quisiéramos, pero no cuenta con las mayorías. Ahora la lucha es porque no vayan a frenar este avance en el Senado. Soy optimista y espero que la ley pueda ser sancionada este año.

(Además: Jefes de empresas ganan 18 veces más que los operarios)

Díganos una cosa buena y una mala de la reforma tributaria pensando en los trabajadores colombianos…

Le digo cuatro temas rápidos. No se pusieron impuestos a las pensiones; no se amplió el IVA a ninguno de los productos exentos de la canasta familiar; se defendieron las garantías de la destinación específica de los recursos del Sena y del ICBF; y en el monotributo, se amplió el concepto de simplificación tributaria.

Esos son los positivos…

¿A quién le gusta pagar impuestos? A nadie. Yo digo que una sociedad que no es capaz de cobrar los impuestos que requiere no puede garantizar los derechos. En eso, todos debemos aprender nuestra propia responsabilidad frente a la sociedad y el Estado.

¿Una persona que trabaja como congresista merece ese sueldo de 27’600.000 pesos?

Mire, las generalizaciones son malas. Conozco congresistas que tienen los horarios más laxos y los más exigentes (…). No me quiero meter en camisa de once varas. A mí me gustaría tener un mejor sueldo, creo que a todo el mundo, pero la envidia no debe ser la manera de juzgar a nuestros senadores y representantes.

La discusión del mínimo

Para la ministra de Trabajo, Clara López, la discusión del salario mínimo del 2017 no puede empezar con cada cual ‘enranchándose’, para terminar en un regateo y partiendo las diferencias.

Dice que se debe partir de indicadores objetivos como la productividad, el costo de vida, el crecimiento, el entorno y elementos que tienen que hacerse valer para que el salario sea vital y móvil como ordena la Constitución. “No podemos seguir compitiendo a punta de salarios bajos, eso no da”, advierte.

JAVIER BORDA DÍAZ
Editor elempleo.com
En Twitter: @javieraborda

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA