Tres grandes empresas, al borde de la desaparición

Tres grandes empresas, al borde de la desaparición

GE España indicó que tomará medidas difíciles para la viabilidad de una filial.

Empresas

El traslado de operaciones de fabricación a países de Asia está restando empleos en economías desarrolladas de Europa.

Foto:

AFP

11 de julio 2017 , 12:37 a.m.

Tres grandes empresas españolas, CNA Fagor, General Electric y Muebles Xey, han adoptado en menos de una semana decisiones tan traumáticas que ponen en peligro su continuidad y empañan las perspectivas favorables que se ciernen sobre la economía vasca y los buenos resultados de la evolución del desempleo en la comunidad autónoma.El grupo catalán CNA presentó un preconcurso para Edesa Industrial (la antigua Fagor Electrodomésticos) que deja en el aire el futuro de sus 350 trabajadores.

General Electric planteó el cierre de su filial en Ortuella (Bizkaia), con 135 empleados afectados. Y Muebles Xey anunció la liquidación de la empresa de Zumaia (Gipuzkoa) y el despido de sus 170 operarios.

La caída de los ingresos en los tres casos ha sumido a estas compañías en unas pérdidas que resultan insoportables para continuar con su actividad.

La multinacional norteamericana General Electric inició un proceso de consultas para la reforma de su división dedicada a la energía hidroeléctrica, la cual incluye la fábrica de Ortuella, dedicada a la producción de motores para centrales hidráulicas pequeñas y medianas.

Entre las opciones que baraja figura el cierre de esta planta y conservar únicamente una oficina con 12 trabajadores, según los representantes del comité de empresa: “Es una deslocalización pura y dura. Están trasladando a China e India contratos de la planta vasca”.

La factoría de Ortuella pertenecía hasta el año pasado a la francesa Alstom, cuya división eléctrica fue absorbida por General Electric, firma que se hizo cargo de una planta en la que se había realizado una fuerte inversión, en parte aportada por el Gobierno vasco.

El sindicato ELA denunció la falta de transparencia de General Electric porque hasta la fecha tenían asignada carga de trabajo,
y de la noche a la mañana han renunciado a la producción de dicha carga, además del desvío de trabajo a otras plantas del grupo.

General Electric indicó que necesita adoptar medidas difíciles para crear las condiciones adecuadas para la viabilidad del negocio, recuperando su rentabilidad y competitividad.

Y la compañía añade que, para ello, “debe adaptarse a las condiciones del mercado complejo, reduciendo su estructura de costos”.

Mikel Ormazabal
Ediciones EL PAÍS, SL 2017

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA