El paro camionero evidencia el duro momento que atraviesa Brasil

El paro camionero evidencia el duro momento que atraviesa Brasil

La novena economía mundial está sumida en una crisis que afecta su estabilidad económica y política.

Paro camionero en Brasil

La huelga de transportistas ha provocado grandes retenciones en los accesos a las grandes ciudades, como en Río de Janeiro, en la imagen.

Foto:

Carl De Souza / AFP

02 de junio 2018 , 11:00 p.m.

De no ser porque los oficinistas iban a su trabajo y tanto almacenes como restaurantes estaban abiertos, podría haberse tratado de un domingo. Esa era la impresión que daba el tráfico de São Paulo la semana pasada, pues en lugar de los atascos endemoniados, propios de esta urbe de 21 millones de habitantes, en calles y avenidas los carros avanzaban con facilidad.

Esa fue una de las consecuencias inesperadas del paro de transportadores que azotó con fuerza a Brasil la semana pasada, haciendo que el flujo de vehículos se desplomara. En la metrópoli, este apenas llegó al 40 por ciento del que es usual en un día hábil. La falta de gasolina en buena parte de las 2 mil estaciones de servicio que abastecen la ciudad llevó a cientos de miles de automovilistas a preferir opciones como la bicicleta o el transporte público.

Pero esa no fue la única incomodidad. De manera creciente empezaron a aparecer reportes sobre escasez de alimentos y otros artículos de primera necesidad. Como dijo un titular de prensa, ‘Hay caviar, pero no hay papel de baño’.

No menos grave acabó siendo el impacto en la vida económica del país. Las vías bloqueadas obligaron a miles de fábricas a apagar sus líneas de producción, y los empresarios se quedaron sin poder cumplir con incontables pedidos.

Hasta el miércoles, los productores de carne de pollo habían tenido que sacrificar 64 millones de animales, y el propio ministro de Agricultura, Blairo Maggi, le confirma a EL TIEMPO que la falta de concentrado podría obligar a que ese número aumente en 23 millones de aves diarias, ocasionando pérdidas inmensas para un sector que ocupa el primer lugar en exportaciones del mundo.

La declaratoria de paro por parte de los trabajadores petroleros no hizo más que agravar el problema y generar dudas sobre el futuro de una nación de 208 millones de personas. Con la primera vuelta de las elecciones presidenciales programada para octubre, pareciera que el común denominador en Brasil son las preguntas, no las respuestas.

La economía, en la encrucijada

Una de esas inquietudes es si el movimiento huelguista dará al traste con una recuperación productiva tímida, pero que acabó con la recesión del 2016.

Analistas internacionales destacan que no solo el crecimiento esté de vuelta, y ya completa cinco trimestres consecutivos, sino que la inflación –inferior al 3 por ciento anual– se encuentre bajo control, lo que le permitió al banco central bajar la tasa de interés a un punto que no se veía hace décadas.

El responsable de esa mejoría es el gobierno de Michel Temer, el congresista que acabó llegando a la presidencia después de que sus colegas decidieron deponer a Dilma Rousseff un par de años atrás. Suena contradictorio, pero el que es el mandatario más impopular del hemisferio, con un índice de favorabilidad de apenas 6 por ciento, ha adelantado reformas que propios y extraños le reconocen. “Hizo en estos meses más que sus antecesores en los diez años previos”, afirma el profesor Ricardo Caldas de la Universidad de Brasilia.

Si bien el ánimo de hacer cirugías de fondo se estrelló contra las realidades políticas en marzo, cuando la administración decidió retirar una iniciativa que recortaba privilegios pensionales, en ese momento parecía que Temer lograría entregar el poder sin grandes sobresaltos. Con lo que no contaba es con que el aumento en el precio del petróleo, combinado con la devaluación del real, disparara los precios de la gasolina, que solo en mayo aumentaron 12 por ciento.

Esa subida en los costos llevó a los camioneros a apagar los motores, de manera espontánea pero actuando de forma coordinada gracias a las redes sociales. Si bien el Gobierno se comprometió a bajar el precio del diésel mediante un subsidio que les costará a las arcas federales el equivalente de más de 3.000 millones de dólares en lo que queda del año, el cese de actividades siguió.

Como si lo anterior no fuera suficiente, los trabajadores petroleros pararon por 72 horas y el presidente de Petrobras, Pedro Parente, renunció el viernes, lo que llevó a una caída del 20 por ciento en las acciones de la firma de mayoría estatal. Quedó claro que en contra de respetar la autonomía de la compañía, esta quedó sujeta a las consideraciones políticas del momento.

La sombra de Lula

De manera velada o explícita, no faltaron las acusaciones en contra del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, detenido hoy por corrupción y quien pasa sus días en una prisión ubicada en la ciudad de Curitiba. Aunque no hay pruebas que lo vinculen a los paros, Lula podría estar demostrando que puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza ante la condena que lo sacó de una carrera presidencial en la cual estaba como líder en las encuestas.

Tras la eliminación del primer favorito para llegar al Palacio de Planalto en Brasilia, lo que hay es un amplio número de candidatos que representan diferentes vertientes ideológicas. Uno de los que más se destacan es Jair Bolsonaro, exponente del populismo de derecha, cuyos discursos logran atraer a multitudes.

Y no faltan los que les piden a los militares que se encarguen de la situación. Grupos de manifestantes se han dado cita en la capital con pancartas que invitan a un golpe de Estado, algo que parecía inconcebible hasta hace muy poco tiempo. La justificación es que Temer ha comenzado a usar a los uniformados, primero por motivos de orden público en Río de Janeiro y ahora para proteger las caravanas de camiones que al final de la semana habían aumentado en número.

En medio de la incertidumbre hay voces que piden calma, como la del analista Bolívar Lamounier. El experto fue uno de los expositores en un panel que tuvo lugar en São Paulo el miércoles, con ocasión del Brasil Investment Forum, un evento organizado por la agencia de promoción de exportaciones del gigante suramericano y el BID.

La oportunidad, ahí

Una de las palabras más usadas en la cita fue ‘oportunidad’. Tanto los funcionarios presentes como los empresarios que acudieron al coloquio reiteraron el inmenso potencial que tiene la novena economía más grande del mundo. Los 8,5 millones de kilómetros cuadrados de territorio, los inmensos recursos naturales y el tamaño del mercado interno volvieron a ser mencionados como los atractivos de la mayor potencia regional.

Que los inversionistas están de acuerdo, es algo indudable. En los 12 meses que terminaron en marzo, la llegada de capitales superó los 60.000 millones de dólares. Una primera ronda orientada al desarrollo de la infraestructura atrajo postulantes de diversas latitudes, mientras que los logros en el sector agrícola impresionan.

Según cifras oficiales, en los pasados 25 años, la producción de alimentos subió 248 por ciento. Y, tan solo en el ramo de los granos, la cosecha pasó de 68 a 238 millones de toneladas entre 1991 y 2017, un salto muy superior al del área sembrada, que fue del 58 por ciento.

En el mismo lapso, el hato ganadero se expandió un 50 por ciento, al llegar a 240 millones de cabezas, pero en una extensión 11 por ciento menor.

¿Cómo puede ser que semejante despensa mundial, la misma que fabrica aviones y submarinos, parezca no tener salida? Las respuestas varían. Roberto Jaguaribe, el presidente de la agencia de promoción de comercio, insistió en que en el caso de Brasil hay que ver la película y no la foto. A su vez, el ministro de Planeación, Esteves Colnago, insiste en que el país seguirá adelante. Al respecto, la inquietud es si lo hará por la vía más rápida o la más lenta. Y eso, nadie lo sabe.

RICARDO ÁVILA
Director de Portafolio*
En Twitter: @ravilapinto
* Desde São Paulo, Brasil

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.