Las tiendas de barrio siguen siendo preferidas por los colombianos
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Las tiendas de barrio siguen siendo preferidas por los colombianos

De 720 mil establecimientos que hay en los barrios colombianos, 215 mil son tiendas tradicionales.

Tenderos

Una de las principales características de las tiendas, es la posibilidad de fiar los productos a los clientes. Esa es una modalidad que no desaparece.

Foto:

Mauricio López / Archivo EL TIEMPO

25 de agosto 2017 , 03:13 p.m.

Entre el 63 % y 65 % de los alimentos que compran los colombianos se hace a través de las tiendas de barrio, superando a los almacenes de cadena y a las grandes superficies. Además, el 80% de los productos como las pastas, aceites, grasas, gaseosa y cerveza, se compran en este tipo de tiendas.

Las tiendas de barrio, más allá de vender un producto, le prestan un servicio a la comunidad en el aspecto económico y social. Por esta razón, el próximo sábado 26 de agosto es el Día Nacional del Tendero, con el que se busca homenajear a estas personas que tienen un papel fundamental en la vida cotidiana y económica del país, pues, entre otras cosas, se convierten en líderes de la comunidad.

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), a propósito del Día Nacional del Tendero, reúne a los comerciantes para celebrar su día. Aunque oficialmente se conmemora el 26 de agosto, los homenajes ya comenzaron: en Bogotá y Cali este evento se celebró el pasado domingo 20 de agosto, mientras que en Antioquia será el domingo 27 de agosto y en Atlántico 3 de septiembre.

Estos establecimientos comerciales crean una experiencia y una cercanía con los vecinos. Los locales terminan convirtiéndose en puntos de encuentro de la comunidad. Allí las personas asisten a comprar los ingredientes para el desayuno, el almuerzo y la comida, pero también a pasar un rato agradable, como ver un partido de fútbol, tomarse una cerveza con amigos y hasta jugar parqués y dominó.

De acuerdo con Fenalco, en el país existen aproximadamente 720.000 establecimientos en los barrios, de los cuales 215.000 son tiendas tradicionales. La primera cifra hace referencia a todo tipo de comercio, como panaderías, salones de belleza, papelerías y misceláneas. Mientras que la segunda, la de las tiendas tradicionales, solo tiene en cuenta aquellos lugares que manejan unas 45 categorías diferentes de productos, como la canasta básica, dulces y bebidas.

De esas 215.000, 120.000 están vinculadas con Fenalco, entidad que acompaña a los tenderos, sin cobrarles una cuota de afiliación como sí lo hace con los demás comerciantes, y les brinda capacitación para que mejoren su modelo de negocio.

Juan Ernesto Parra, director de Fenaltiendas, explicó que las tiendas no son una comercializadora de productos, sino que está llevando un servicio a la comunidad.

Diana León, una tendera del barrio Sauzalito, ubicado en la localidad de Fontibón (occidente de Bogotá), expresó que este comercio es importante para la comunidad, pues las personas llegan hasta allí a comprar los alimentos para el día, por cuestiones económicas, pero también lo hacen por cercanía y facilidad.

Además, agregó la tendera, lo hacen porque en muchos casos confían en ellos, y la relación no se queda en cliente-vendedor, sino que va mucho más allá. Podría decirse que se crea una amistad.

Tiendas de barrio

Los tenderos, más que simples vendedores, terminan por convertirse en amigos y líderes de la comunidad.

Foto:

Archivo EL TIEMPO / John Jairo Bonilla

La importancia que tiene es que va más allá de una compra y venta de productos, ha logrado un efecto fundamental, y es prestar un servicio de comunidad para llevar los productos de consumo masivo y canasta básica a los barrios, por eso es que las tiendas de barrio no desaparecen”, aseguró el director de Fenaltiendas.

En Antioquia hay una presencia considerable de tiendas. De hecho, en este departamento, Fenalco tiene 20.000 asociados. Sergio Ignacio Soto, director de Fenalco Antioquia, manifestó la importancia de estos negocios en la economía de la gran industria nacional y las grandes multinacionales.

Soto agregó que “con la amabilidad que caracteriza el tendero y su experiencia mercadológica, con seguridad van a tener larga vida empresarial”. Eso lo afirma con respecto a la llegada de almacenes de cadena a los barrios, que se convierten en competencia directa de las tiendas. Además, Soto hizo un llamado para que las autoridades estén más presentes con estos comerciantes, porque están expuestos a extorsiones de las bandas criminales: “el impuesto de la criminalidad les hace mucho daño”.

Para Parra, la experiencia que brinda este comercio al consumidor es algo con lo que los supermercados no pueden competir. Afirma que, a pesar de las amenazas del mercado, las tiendas de barrio van a permanecer.

MATEO GARCÍA 
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA