Se acelera carrera por derechos de importación de vehículos

Se acelera carrera por derechos de importación de vehículos

Tras pelea por Hyundai, están en marcha otros reacomodos en negocio de ventas de carros.

fg

Los fabricantes extranjeros buscan músculos fuertes para distribuir sus automotores en Colombia.

Foto:

Archivo particular

22 de septiembre 2016 , 07:58 p.m.

Los fabricantes extranjeros buscan músculos fuertes para distribuir sus automotores en Colombia. En agosto, el importador de Fiat, la venezolana Colitalia, decidió dejar la representación de la marca italiana, por lo que la casa fabricante inició una licitación para designar su nuevo aliado y en la que está pujando, entre otras firmas, SKBergé Colombia.

En julio, Derco Colombia, filial de la compañía chilena Derco, adquirió por su parte los derechos de distribución de las marcas francesas Citroën y DS, a la firma Parra Arango y Compañía, que a su vez se convirtió en concesionario.

El mercado anual de vehículos en Colombia es de unas 280.000 unidades, y participan unas 70 marcas.

A principios de año, SKBergé también quedó a cargo de la importación de los vehículos Peugeot, y en el 2013 había tomado el sello Volvo, que estaba en manos del Grupo Chaid Neme. (Lea también: La pelea Mattos-Hyundai castiga a concesionarios de vehículos)

La compra del 34 por ciento de Mitsubishi Motors Corporation por Nissan Motor y sus efectos en el mercado local también acaban de ser avalados sin condicionamientos por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

Asimismo, Praco-Didacol dejó de importar la marca Daihatsu y se concentró en servicio, garantías y repuestos de esta, así como a la importación de los otros sellos que representa.

Otra de las movidas del sector de comercialización de carros se presentó a mediados del 2015, cuando Toyota de Colombia, empresa ciento por ciento de propiedad de la matriz de esa marca en Japón, entró en liquidación voluntaria.

Por ello, la permanencia de Toyota Corporation se hace ahora a través de Automotores Toyota de Colombia (ATC), compañía en la que tiene el 40 por ciento, y los socios colombianos propietarios de Distoyota, el 60 por ciento restante. (También: Concesionarios, ahora en la mitad del lío Hyundai vs. Mattos)

En el 2015, también Praco-Didacol, firma que en el 2012 había sido comprada por la chilena Indumotora a un grupo colombiano, adquirió la representación de Subaru en el país.

Y Porsche Colombia asumió las importaciones de las marcas Audi, Seat y los vehículos Volkswagen comerciales livianos y Skoda, que estaban en manos de la firma VAS Colombia.

Los cambios en el negocio de comercialización de vehículos de los últimos meses no han estado exentos de líos judiciales, y un tribunal de arbitramento acaba de definir un caso a favor de GM Colmotores, compañía que decidió terminarle el contrato de comercialización de la marca Chevrolet a Los Coches, pues esta se pasó a la distribución multimarca.

También Hyundai Colombia Automotriz (HCA) tiene entablada una demanda, por 600 millones de dólares, contra Hyundai Motor Corporation (HMC), de Corea, por quitarle la representación y concedérsela a la firma Neocorp. El lío se fue a los tribunales, y se paralizó la distribución del sello asiático en el país.

El presidente de SK Bergé Colombia, Andrés Aguirre, afirma que el mercado automotor nacional se ha profesionalizado, madura, y las economías de escala se vuelven cada vez más importantes. “Si hay una masa crítica baja no se puede ser competitivo, y las casas matrices están buscando socios regionales para desarrollar las marcas”, agrega. (Lea: 'Mercado colombiano daría para vender al año 400.000 carros')

El directivo añade que los fabricantes también buscan un socio de largo plazo que les ayude a crecer en participación de mercado, más que los precios competitivos que puede encontrar este, al comprar un mayor volumen de carros.

Por su parte, el presidente del gremio Andemos, Oliverio Enrique García, sostiene que los reacomodos en el sector no responden a una tendencia, sino que cada caso es particular. “Hay países donde el fabricante prefiere tener una presencia local por su tamaño de mercado, como México, Argentina y Brasil, donde es atractivo tener operaciones de producción”, explica.

No obstante, manifiesta que se han presentado casos en el país en los que el fabricante opta por una presencia local, como Daimler, pues continúa siendo un mercado pequeño para ellos y prefieren hacerlo por medio de operadores. “Sin embargo, los operadores como Derco, SK Bergé y Eljuri pueden tener una influencia fuerte en los fabricantes cuando se presenta un cambio de representante en algún país de la región”, añade.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
Redacción Economía y Negocios

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA