Se disparó la cartera morosa de grandes empresas del país

Se disparó la cartera morosa de grandes empresas del país

Según superintendente Gerardo Hernández, cartera corporativa atrasada subió 16 % real en octubre.

fg

Gerardo Hernández, Superintendente Financiero de Colombia.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

19 de diciembre 2016 , 12:32 a.m.

La cartera de los bancos se está deteriorando a un ritmo tan acelerado que ya las autoridades comienzan a encender las alertas sobre este comportamiento que, sin duda, tiene nombre propio: el bajo ritmo de crecimiento de la economía y las altas tasas de interés del mercado.

Significa que cada día son más los colombianos que dejan de pagar sus deudas bancarias, hasta el punto de que la cartera mala crece hoy ocho veces más rápido que la colocación de nuevos créditos, alertó Gerardo Hernández, Superintendente Financiero, en entrevista con EL TIEMPO. Advirtió que es en la comercial o corporativa donde se observa un mayor aumento de los préstamos vencidos.

¿La desaceleración de la economía le pasa cuenta de cobro a la banca?

De alguna manera, sí. Vemos un bajo crecimiento económico de alrededor del 2 por ciento para el 2017, lo cual es muy poco; cuando eso pasa, hay efectos directos en el sector financiero porque los hogares consumen menos y las empresas invierten menos.

¿Dónde se siente más la desaceleración: en los nuevos créditos o en el deterioro de la cartera?

Lo que vemos es que a octubre, el crédito avanza a una tasa real del 1,97 por ciento. Pero lo que sí crece bastante es la cartera vencida, lo hace al 16 por ciento, cuando en septiembre era del 8,9 por ciento. Esto lo que refleja es que el penúltimo trimestre del año, tan malo, le está pasando la factura al sector financiero.

¿Quiénes son los más golpeados con esta situación?, ¿los hogares?

No, la que más se deteriora es la cartera comercial o corporativa y cuando uno mira el detalle, hay casos puntuales, no hay una tendencia, y eso es bueno. A comienzos del año vimos cartera mala en petróleo y minería, pero ahora no vemos un sector específico, aunque sí aparecen grandes empresas con problemas. Esto hace que la cartera comercial vencida a octubre crezca 15,7 por ciento real, cuando en septiembre lo hacía al 4,52 por ciento, y un año atrás al 7,55 por ciento. La media de crecimiento de la cartera vencida de la última década es cerca del 16 por ciento, nos estamos acercando a ese promedio, lo que nos indica que sí hay un deterioro.

(Además: Si es un deudor moroso, estas son dos alternativas para ponerse al día)

Y las demás carteras, ¿cómo se comportan?

No están tan mal. El consumo avanza, la hipotecaria sigue con buena dinámica, creciendo al 7,06 por ciento en octubre, mientras que en septiembre lo hacía al 5,58 por ciento real. La vencida trae una dinámica de 14,2 por ciento frente a un 12 por ciento del mes anterior. La cartera vencida del microcrédito crece a una tasa del 11 por ciento real en octubre, frente al 8,3 por ciento de septiembre, pero esto es normal. Lo que llama la atención es el brinco de la comercial.

¿Están encendidas las alarmas ante esas señales de deterioro?

Lo que estamos viendo es que al final del año hay un mayor deterioro de la cartera vencida. Los índices de solvencia y los indicadores generales de calidad son buenos, pero hay que estar muy pendientes del 2017. Como supervisores debemos anticiparnos, pero los bancos también; incluso, las personas que están tomando créditos deben tener certeza de si realmente necesitan en este momento lo que van a comprar con el dinero que pedirán.

Según analistas y el propio Banco de la República, el 2017 también será de bajo crecimiento. ¿Eso le preocupa?

El ejercicio que hacemos al final del año nos muestra, por un lado, un contexto internacional difícil con los países de la zona euro creciendo poco, Estados Unidos apretando su política monetaria y toda la incertidumbre que tiene la llegada del presidente Donald Trump. Ahora, la subida de tasas del banco central (FED) tiene implicaciones directas en los flujos de capitales hacia los emergentes, y ese es un punto fundamental para mirar el 2017. También está el bajo crecimiento de Latinoamérica.

Ese contexto pone al país en situación difícil...

En Colombia, desde el punto de vista macro, hay expectativas buenas: inflación cayendo más rápido de lo esperado, déficit de cuenta corriente corrigiéndose y una reforma tributaria que promete destrabar la inversión. Pero vemos la economía creciendo muy poco y cuando eso pasa, hay efectos directos en el sector financiero. Habrá un escenario de mayor riesgo, volatilidad e incertidumbre para la oferta de recursos de los bancos, que deberán apretar el otorgamiento del crédito para evitar que la cartera se les dañe más.

(También: Baja en crecimiento económico les pasa cuenta de cobro a los hogares)

Usted mencionó la necesidad de anticiparse a un mayor deterioro de la cartera, ¿cómo?

Hay que recordar que tenemos unas carteras, como la de consumo, que ante un deterioro grande obliga a hacer más provisiones. Hasta la fecha no se han dado esas condiciones y es buena señal. Lo otro que hicimos fue sacar una circular que obliga a los bancos a hacer más provisiones sobre la cartera de consumo con plazos superiores a siete años; de esta forma, se desincentiva ese crédito, pues se están viendo plazos de 10 años que elevan el sobreendeudamiento y generan problemas a futuro. Si los bancos tienen créditos de consumo de más de siete años, desde enero deben hacer provisiones adicionales.

Y frente a otras carteras…

Estamos intensificando el programa de supervisión y mirando bien lo que está sucediendo. También hay que identificar las empresas con dificultades y cuando haya deterioros importantes, los bancos deben ver cómo resuelven eso hablando con los deudores, haciendo reestructuraciones.

Menor regulación y de mejor calidad será el propósito para el próximo año

El Superintendente Financiero de Colombia aseguró que en la entidad que él preside se han fijado un propósito: “Mirar cómo sacamos menos regulación pero de mejor calidad; por eso, en el 2017 nos enfocaremos en dos o tres temas claves”.

De acuerdo con Hernández, uno de estos asuntos es sacar una regulación que integre la forma como se deben mirar todos los riesgos. Lo otro es desarrollar la normativa de conglomerados financieros y complementar el tema de consumidor financiero con lo que se ha venido haciendo este año en cláusulas abusivas, doble asesoría, expedición de normas de corresponsales de seguros y un poco de revolcón a los defensores del consumidor.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
Redacción Economía y Negocios

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA