Llegó la Navidad, esta vez con más controles al contrabando

Llegó la Navidad, esta vez con más controles al contrabando

Ahora usan formas más sofisticadas para ganado y licores. Lupa a ropa y cigarrillos.

fg

Cnel. William Valero, comandante de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), pidió a los colombianos ir al comercio legal.

Foto:

Juan Carlos Domínguez

07 de diciembre 2016 , 08:11 p.m.

Los controles y el mayor conocimiento de las estrategias de los contrabandistas para ingresar sus matutes al país, la infiltración en las bandas, así como las herramientas tecnológicas hoy disponibles y los estudios de casos particulares han hecho cada vez más difícil el contrabando de bienes con destino al mercado colombiano.

Esto no quiere decir que haya dejado de presentarse el delito, cada vez en menores volúmenes, a la par de estrategias más sofisticadas y, a la vez, siniestras.

Tales son los casos del ganado y los licores, reconoció el coronel William Valero, comandante de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa). (Lea también: Investigan asesinato de 4 colombianos en paso ilegal hacia Venezuela)

Para el primero, procedente de Venezuela, los contrabandistas están quitando partes de la piel del animal donde tiene la marcación y reemplazándola por otra; un trasplante de piel hecho en cualquier potrero del vecino país para luego pasar a Colombia.

El peligro del licor

En el segundo, ante los controles al licor han crecido las importaciones de alcohol etílico, materia prima para envasarlo como licor de marca, luego de añadirle colorantes y saborizantes. Todo un delito de adulteración, falsificación y engaño en contra de la salud pública, denunció el coronel Valero.

Ahora, licores, cigarrillos, prendas de vestir, zapatos, dispositivos electrónicos y juguetes son ‘los de temporada’ para el comercio ilegal en la época navideña.

Los licores, como ya se anotó, hacen parte ya de delitos aún mayores, provenientes de alambiques, ubicados en bodegas con techos falsos, en sitios cercanos a los centros de comercio.

“Uno de los mayores decomisos, donde se evidenció esta práctica, se hizo en Bogotá, en el Centro Comercial La Sabana”, dijo Valero; en el resto del país se han decomisado más de 10.000 botellas adulteradas.

Los cigarrillos, por su parte, sigue siendo otro de los productos más demandados, ante los gravámenes que pesan sobre estos: hoy, 700 pesos por cajetilla y 1.400 pesos en 2017.

Regularmente, los licores y cigarrillos proceden de Panamá, desde donde se informa a las autoridades colombianas de los embarques que hacen las navieras, información que se usa para hacer los controles del caso y abrir los contenedores.

Para las prendas de vestir este es el pan diario en las labores de decomisos de la Polfa, pues se trata de los artículos más demandados por esta época del año, en la medida que en Colombia es común ‘estrenar pinta’ los días 24 y 31 de diciembre. Con cierre en la primera semana de diciembre, durante todo el año, la Polfa había hecho decomisos por un total de 10,2 millones de unidades de prendas de vestir, es decir, un promedio de 900.000 mensuales.

Ahora, si bien no es un producto fácil de camuflar, la perfumería sigue siendo apetecida, mientras que dentro del país se practican los delitos de falsificación, adulteración, así como la usurpación marcaria de estos productos.

Zapatos, dolor de cabeza

Los zapatos (fundamentales para la ‘pinta navideña’) siguen siendo apetecidos por los contrabandistas.

De este grupo, hace menos de un mes la Polfa se incautó de 150.000 pares (nueve contenedores) en una bodega del centro de Bogotá ya listos para surtir varios almacenes especializados de la ciudad.

El matute había entrado al país con la debida documentación; sin embargo, la sospecha recayó sobre la empresa exportadora (de México) que resultó inexistente. Tras indagarse los certificados de origen se comprobó que eran chinos.

Por otra parte, el comandante de la Polfa reconoció una caída en el contrabando de dispositivos electrónicos, debido a la formalización del comercio y a las facilidades que están ofreciéndose a los compradores. Por ejemplo, citó el caso de los teléfonos celulares de la más alta gama, que pueden costar casi cuatro millones de pesos cada uno. (También: Millonario decomiso de mercancía de contrabando en San Victorino)

Para el oficial, la gente no los compra de contrabando, sino que para esto exige la factura y la garantía que regularmente ofrece el comercio legal; así, las personas pueden reclamar en caso de algún defecto que llegue a tener el aparato.

Valero también resaltó las facilidades de pago que ofrece el comercio; incluso, para la compra de estos teléfonos ya hay líneas de crédito que ofrece el sector financiero. Así, un producto como este se adquiere con crédito, seguros y garantía.

Labores de prevención

Ahora, entre otras labores de perfilamiento en las que trabaja, en conjunto con la Dian, es la identificación de las empresas que hacen ‘operación avispa’, es decir, que se crean para hacer una importación y luego desaparecen, inscritas en registros a nombre de personas fallecidas o identidades ficticias.

Otra ha sido la identificación de nuevas prácticas para el ingreso de matute, como el caso del ganado bovino y las nuevas rutas.

Entre estas últimas, tras denuncia de la propia comunidad, pudo comprobarse el ingreso de mercancía ilegal por la zona norte de la costa pacífica del departamento del Chocó.

Allí, pese a que no hay puertos, se sabe de buques que desembarcan mercancías en otros de menor calado que luego llegan a la costa y se internan por los ríos hasta llegar a la carretera donde cargan camiones.

Por último, la Polfa ha estado trabajando en campañas de comercio legal, llamada ‘Plan Navidad’, en los principales centros comerciales del país, así como operativos sorpresa en el comercio y las carreteras.

El uso de escáneres redujo el tiempo de inspección

Luego de tres años de haberse solicitado, están ya en funcionamiento varios escáneres en los puertos del país.
Ahora, estos no revisan todos y cada uno de los contenedores que entran y salen, pues resulta una labor imposible frente al tráfico de mercaderías que a diario se mueven en el país.

Para escoger a los que se escanean y los que se abren, resulta de un trabajo de perfilamiento de los operadores de comercio exterior.

Al momento de escanear un contenedor, el operario solo ve las siluetas de los objetos que contiene; sin embargo, está capacitado para determinar a qué tipo de mercancía corresponde; en caso de no coincidir, se hace inspección física y visual de la carga.

Vale la pena señalar que los operarios de estos escáneres con verdaderos expertos en imagenología, pues fácilmente pueden distinguir y conocer, con precisión a qué tipo de mercadería corresponde la imagen que está viendo, El sistema utilizado en Colombia es similar al del puerto de Róterdam (Holanda).

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
Redacción Economía y Negocios

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA