Por fin, fecha para el tercer carril de la vía Bogotá-Girardot

Por fin, fecha para el tercer carril de la vía Bogotá-Girardot

A fines del 2017 iniciarían obras. Incluyen nuevo viaducto de 212 m en El Muña y 4 túneles cortos.

fg

Por la vía Bogotá-Girardot circulan 20.000 carros diarios.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

22 de agosto 2016 , 07:35 a.m.

Las obras de ampliación de la autopista Bogotá-Girardot, la primera que tendrá el país con seis carriles, arrancarían hacia fines del próximo año, según el cronograma de Conconcreto, cabeza del consorcio Estructura Plural Vías a Girardot, ganador del proyecto que adjudicó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Los 73 kilómetros del tercer carril, los cuales se harán a lado y lado de la vía actual, se construirán exactamente desde el portal de salida del túnel Sumapaz, adelante de Boquerón (Cundinamarca), hasta el viaducto El Muña, en límites de los municipios de Granada y Soacha.

Los beneficiados con el tercer carril no solo serán los conductores y viajeros, quienes, una vez terminen las obras –lo que se espera ocurra hacia finales del 2022–, podrán circular con más velocidad y seguridad: las nuevas calzadas serán más amplias, y sus curvas, menos cerradas.

Incluso se busca que en sectores como el Boquerón el tránsito sea menos temido y accidentado. Esto, entre otras razones, porque los cuatro túneles cortos proyectados en este tramo irán paralelos al túnel del Sumapaz atravesando la montaña. Con ellos, figurativamente, se terminará de ‘enderezar’ la Nariz del Diablo.

También con este proyecto saldrán ganando los municipios por donde se ampliará la autopista (como Girardot, Melgar, Fusagasugá, Silvania y Granada), porque les harán glorietas en unos, puentes vehiculares y peatonales en otros, que mejorarán la movilidad y ayudarán a reducir la accidentalidad de la población que usa esta vía nacional, llamada la ruta 40.

Una nueva obra de 4G

Lo anterior está contemplado en el plan de obras que deberá ejecutar el consorcio de Conconcreto en el término de cinco años y que requerirá inversiones por 1,71 billones de pesos.

La concesión que adjudicó la ANI, y que es una asociación público-privada (APP-IP), incluye, además, que este consorcio durante 30 años hará el mantenimiento y la operación de 154,81 km del corredor completo, de Bogotá a Girardot, cuyos costos se calcula que serán de 2,4 billones de pesos.

El Gobierno Nacional, a través de la Vicepresidencia, espera con esta autopista de cuarta generación (4G) no solo atender el futuro tráfico del corredor, que hoy es de 20.000 vehículos diarios en promedio y que en cinco años se podrían elevar a 25.000 o más y colapsarían la troncal.

También se quiere agilizar por esta vía estratégica el transporte de carga hacia los puertos del Pacífico y recortar los tiempos de viaje en unos 45 minutos: pasaría de las 3 horas y 15 minutos que hoy emplea, en promedio, un camión en el tránsito por este trayecto a 2 horas y media, según el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

Lo que se hará

Para lograr esos objetivos, la ejecución de las obras fueron divididas en ocho tramos o unidades funcionales.

En el primero de ellos, entre Flandes (Tolima), Girardot y Melgar, se definieron varios trabajos: harán una glorieta para entrar al municipio de Ricaurte sin dificultad para quienes quieran desviarse de la carretera principal hacia ese punto. Una intersección a nivel similar se hará a la entrada de Melgar (frente al Mohán), donde habrá un retorno para ir hacia Girardot.

La ciclorruta que hay entre Girardot y El Paso (hacia el Nilo) será rehabilitada y construirán una para quienes se movilicen desde Punto Rojo hasta el terminal de transporte que está edificándose en Melgar, dijo el gerente de Proyectos de la ANI, Iván Fierro.

En el segundo tramo, donde está la Nariz del Diablo, se levantarán las obras que serán un nuevo desafío para la ingeniería nacional: ahí están previstos cuatro túneles que cubrirán 2 km de extensión (el más largo, 780 m, será la nueva Nariz del Diablo y el más corto medirá 194 m).

En el tercer frente de obra, del túnel Sumapaz a Fusagasugá, se prevé la reconstrucción de la carretera a Pandi, glorietas en el sitio El Indio y Las Palmas, que es la entrada a Fusagasugá, dos puentes peatonales cuya ubicación se definirá conjuntamente con la comunidad y un sendero de 500 metros para los ancianos, dado que en esta franja funcionan varias instituciones para ellos.

En el trayecto de Granada al Muña se construirá un nuevo viaducto de 212 metros. Y más adelante levantarán un puente vehicular sobre la autopista, para quienes necesitan ingresar a la vía que conduce del Muña a Sibaté.

No habrá más peajes en la vía además de los dos existentes en Chinauta y Chisacá.

Cronograma del proyecto

La ANI adjudicó el proyecto del tercer carril el pasado 12 agosto. El contrato se firmará a finales de octubre y el acta de inicio se estaría signando en diciembre de este año. A partir de entonces corre el año de la etapa de preconstrucción, para trámites como el cierre financiero. Las obras se iniciarían a fines del 2017.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA