Consejos para entender cómo acceder a subsidios si piensa comprar casa

Consejos para entender cómo acceder a subsidios si piensa comprar casa

El Gobierno inyectó recursos para respaldar inversión en más de 77.000 viviendas.

Inversión de los colombianos en vivienda

El Gobierno aprobó 1,2 billones de pesos, a través del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis).

Foto:

Luis Lizarazo / Archivo EL TIEMPO

09 de febrero 2018 , 06:29 p.m.

Esta semana, el Gobierno aprobó 1,2 billones de pesos, a través del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), para financiar la compra de 77.670 viviendas nuevas sociales, prioritarias y de estrato medio, con el beneficio de la tasa de interés hipotecaria.

El anuncio hecho por los ministros de Vivienda y Hacienda, Camilo Sánchez y Mauricio Cárdenas, respectivamente, coincidió con un llamado de Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), en el que reiteró sobre la importancia de mantener la política de vivienda, e incluso, de ampliarla hasta el 2021.

Según la directiva, “la noticia de la aprobación por parte del Confis confirmó que la continuidad de la política pública es determinante para la industria”.
Para demostrarlo, reveló algunas cifras: “Por ejemplo, las ventas de vivienda de interés social (VIS) crecieron más de 15 por ciento en el 2017, gracias –precisamente– a la existencia del proyecto Mi Casa Ya y, con este, al subsidio a la tasa”.

Incluso, Forero había advertido en días pasados que para cumplir las proyecciones de 189.000 unidades comercializadas este año –que incluye una previsión de crecimiento de 4,6 por ciento– serían claves ajustes en ese sentido. Por eso, la decisión del Gobierno es una respuesta a esa necesidad”, destacó.

La dirigente agregó cómo los 77.670 subsidios atienden varios frentes, en los cuales la industria ha puesto los ojos desde hace un par de años, pero con ajustes de alto impacto en el 2017.

Por ejemplo, “están el programa Mi Casa Ya y el auxilio a la tasa para VIS –amarrado a los de las cajas de compensación familiar–, a los que les debemos sumar los 20.000 para el rango medio (no VIS). Por eso, en conjunto, el Confis es un aviso para que la gente sepa que está operando; ahora, el reto es que podamos tener recursos para el 2020 y el 2021, porque los que allí se definen son de la vigencia 2018”, insistió la dirigente.

‘Buena decisión’

Sobre el impacto de las medidas, Andrés Correa, presidente en Colombia de la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias (Fiabci), agregó que la inyección de los recursos es una excelente noticia para el sector y, sobre todo, para las familias, ya que el auxilio –además de ofrecerles una solución habitacional segura y bien construida– les permite hacer el cierre financiero, especialmente a quienes apenas pueden acceder a una vivienda de interés prioritario”.

Algo clave de la iniciativa, anotó el directivo, es el impulso a la vivienda para la clase media, que reactivará una parte muy importante del desarrollo de las ciudades en términos de buen urbanismo y empleo.
“En términos generales, esta medida anticíclica ayudará mucho, especialmente si tenemos en cuenta que es un año de elecciones que, como en otras ocasiones, hace que la economía sea más lenta”, enfatizó.

María Clara Luque, presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), coincidió con los analistas y agregó que llega en un momento importante para el negocio de la vivienda, “que tuvo una caída en el licenciamiento entre noviembre y diciembre en regiones como Antioquia, el Eje Cafetero y algunos municipios de la Costa y la Sabana de Bogotá, debido a la incertidumbre de los constructores”.

Como Correa, la directiva también destacó el apoyo a la compra de casas y apartamentos de estratos medios. A esto le agregó el impulso a subsectores relacionados con los acabados y, con esto, el estímulo al empleo de mano de obra más especializada.

La clase media, en la mira

Sobre la situación del segmento medio, esta semana Camacol reveló que el país cerró el 2017 con un inventario disponible de 143.014 viviendas, de las cuales 81.285 están –precisamente– en el rango de precios entre 105 millones y 339 millones de pesos, a donde está puesta parte de la estrategia definida en el Confis.

La presidenta del gremio explicó que la vivienda de interés social (VIS) comienza el 2018 con un inventario de 33.612 unidades, mientras que el estrato alto suma 28.117. Allí, también está dirigida la apuesta del Gobierno anunciada esta semana.

El buen desempeño del rango medio también se vio reflejado en las ventas durante el 2017. En total, incluyendo todos los estratos, estas sumaron 32 billones de pesos, a través de la negociación de 173.018 casas y apartamentos.

Sin embargo, al desglosar por rangos, 88.741 fueron comprados por gente de estrato medio. Le siguió la VIS, con 62.485 unidades, y los inmuebles de precios superiores a 339 millones, de los cuales se comercializaron 21.792.

Otros temas prácticos al comprar

– El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que los interesados en hacer parte del programa que apoya la compra de oferta de precios entre 105 millones y 340 millones de pesos (no VIS) deben cumplir con unos requisitos mínimos, como no haber sido beneficiario de ningún programa de vivienda del Gobierno y acceder a inmuebles dentro de los valores establecidos.

– Agregó que las coberturas a la tasa que complementa el valor de la cuota inicial asumida por el comprador con recursos propios cobijarán tanto los créditos hipotecarios como los contratos de leasing habitacional.

– Además, los subsidios para las viviendas sociales y prioritarias aplican para la cuota inicial y para las tasas, mientras que para las viviendas de mayor valor solo podrá utilizarse en las cuotas mensuales. "El sistema bancario presta a los colombianos hasta el 70 por ciento para compra de vivienda nueva, lo que significa que las familias deben contar con un ahorro (recursos propios) del 30 por ciento del costo total. El saldo restante contará con el beneficio del Gobierno a la tasa de interés", enfatizó Cárdenas.

– Finalmente, el Ministro aclaró que los cupos de vigencias futuras solicitados no representan impacto fiscal adicional al ya contemplado, siendo consistentes con el Marco Fiscal de Mediano Plazo 2017 - 2026 y habiendo sido incorporados en el Marco de Gasto de Mediano Plazo. Además, precisó que, en el caso del programa no VIS del Ministerio de Hacienda, solo los establecimientos de crédito que hayan firmado el contrato marco con el Banco de la República podrán ofrecer este servicio a partir del 12 de febrero, fecha en la que comienza el programa.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.