Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cinco años después, ¿en qué va la apuesta en vivienda?

Domingo 11 de diciembre de 2016
Sectores

Cinco años después, ¿en qué va la apuesta en vivienda?

Tras entregar hogar a las familias más vulnerables, entidades públicas y privadas hacen balance.

Por:  CONTENIDOS ESPECIALES | 

El vicepresidente Germán Vargas Lleras impulsó la creación de los programas de vivienda para los más vulnerables.

Foto: Archivo / Minvivienda

El vicepresidente Germán Vargas Lleras impulsó la creación de los programas de vivienda para los más vulnerables.

0

compartidos

Luego de cinco años, cuando la apuesta que hizo el Gobierno Nacional por una política de vivienda alcanza su grado de maduración, entidades públicas y privadas como el Dane, Camacol, Galería Inmobiliaria y Anif, entre otras, hacen un balance de qué tantas cifras alentadoras han inyectando estos programas a la economía del país.

A escasos días de la rendición de cuentas, a cargo del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio –que se llevará a cabo el 5 de diciembre a las 4 p. m. por el Canal Institucional–, EL TIEMPO reunió cifras y consultó a expertos para mostrar una radiografía del proyecto de vivienda que fijó, a partir de la Ley 1537 de 2012, mecanismos que permitieran superar las barreras que tenían las personas más vulnerables para acceder a un techo.

Para responder a la pregunta ¿qué tanta equidad ha generado la política de vivienda? –y siguiendo parte del engranaje que comprende este programa en el país–, cifras de la última Encuesta de Mercado Laboral, del Dane, indican que en los últimos cinco años se han generado 670.000 nuevos puestos de trabajo en construcción y actividades inmobiliarias, aproximadamente. Esto quiere decir que en tales sectores se pasó de 2’553.000 empleos en el trimestre de agosto a octubre del 2011 a 3’222.000 en el mismo periódico del 2016.

Lo anterior confirma que todo lo que se relaciona con la actividad edificadora del país sigue aportando a la reducción de la tasa de desempleo, que en el 2011 (agosto a octubre) estaba en 9,6 por ciento y pasó, en el 2016, al 8,6 por ciento, según el reporte más reciente del Dane.

De otro lado, entidades privadas como Galería Inmobiliaria reportan en los últimos cinco años un crecimiento del 49 por ciento en las ventas anuales de vivienda, al pasar de 16,8 billones de pesos en el 2011 a 25 billones en el 2016 (sumados 12 meses y con corte al mes de octubre).

Esta línea en ascenso coincide con los datos de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), que muestra cómo el número de unidades de vivienda que se vendieron en el país pasó de 131.184 –octubre del 2011– a 169.469 en el mismo lapso de este año, lo que representa un crecimiento del 29,2 por ciento.

Sobre el impacto de los programas habitacionales en el sector edificador, Sergio Clavijo, director de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), en el reporte del sector de octubre del 2016 (Rasec) concluye que “es indudable que toda esta batería de subsidios públicos a la vivienda ha tenido un impacto favorable sobre el sector edificador durante el 2016. Ello es evidente tanto en los indicadores de oferta como en los de demanda”.

El mismo documento señala que por el lado de la oferta, el área causada se expandió al 8,6 por ciento anual durante el segundo trimestre del 2016, acelerándose frente al 2,4 por ciento un año atrás. Por el lado de la demanda, las ventas repuntaron a tasas del 11,3 por ciento en el acumulado en doce meses a agosto de 2016 (vs. 5,5 por ciento de un año atrás).

“Allí se destacan las expansiones observadas en ciudades como Cali (+33,1 %), Bogotá (+17,9), Bucaramanga (+17,8) y Medellín (+15,6)”, concluye Anif.

Los últimos registros de la Superfinanciera muestran cómo los créditos desembolsados entre enero y septiembre del 2016 superaron los 93.000, un crecimiento del 11 por ciento respecto al mismo periodo del 2015, en el cual se reportaron 83.581.

Objetivo: los más pobres

La inversión hecha por el gobierno del presidente Santos para todos los programas de vivienda desde el año 2010 ha estado cercana a los 33 billones de pesos. Pero más allá de que con tales recursos se hayan favorecido los sectores de la construcción y bancario, y que se hayan abierto unas 670.000 plazas para nuevos empleos en los últimos cinco años, el foco central de la política de vivienda ha sido facilitarles a las familias más vulnerables del país la posibilidad de tener un hogar propio.

Se estima que 4’000.000 de colombianos se han beneficiado con estas nuevas viviendas. Dentro de este grupo, 1,5 millones de personas han recibido los subsidios oficiales. Desde el 2010 hasta octubre del 2016 se han puesto en marcha 1’3 millones de viviendas en Colombia, entre las que se cuentan 689.000 de interés social (VIS), que incluyen 100.000 totalmente gratuitas, y 626.000 que no son VIS.

Entre los hogares gratuitos, de acuerdo con cifras del Ministerio de Vivienda, el 70 por ciento fueron asignadas a mujeres en alto grado de vulnerabilidad. Del total de los programas contemplados por la Nación, 238.000 mujeres de escasos recursos se han convertido en propietarias de su casa.

Ellas están ahora en el grupo de personas que no tenían un lugar adecuado para vivir. Según estimaciones del Dane, el déficit habitacional alcanzaba –en el 2005– un 12,5 por ciento. En el 2015 esta cifra bajó casi a la mitad, al 6, 8 por ciento.

De los 15 componentes con los que se mide en Colombia el índice de pobreza multidimencional (IPM), los programas de vivienda habrían aportado (en cinco de ellos) a la reducción de ese mismo índice, al pasar del 30,4 por ciento en el 2010 a 20,2 el año pasado. Lo que muestra una reducción de 10 puntos de la pobreza en un lustro.

Aunque para expertos como Álvaro Villota, asesor del vicepresidente Germán Vargas y quien coordinó durante un año la formulación de las primeras 100.000 casas gratis, “lo que hicimos fue exitoso, y puedo decir que sí es el camino; me preocupa que no se le dé consistencia a la política de vivienda”.

Para Villota, en el país crecemos en 300.000 familias cada año, y para tener un impacto sobre el déficit, se deberían hacer entre 350.000 y 400.000 viviendas año, y eso, asegura, “nunca lo hemos podido hacer. Por eso, unos 160.000 hogares siempre están fuera de los programas o construyen de manera ilegal o subdividen las viviendas”.

De otro lado, para este especialista, la vivienda es solo una parte del problema, ya que se debe pensar en una serie de servicios como la educación, parques y salud.

Finalmente, la ministra Noguera asegura que, “el acompañamiento social debía llegar desde el primer día en que se entregaron las viviendas. Lo cierto es que no se hizo de manera simultanea, pero hoy los proyectos de vivienda tienen el mejor acompañamiento social”, dijo.

De hecho, según Vicepresidencia, en la primera fase de gratuitas se dispuso de una inversión de más de 600.000 millones para la construcción de colegios, parques y canchas deportivas, entre otras”. Pese a esto, uno de los grandes retos seguirá siendo el acompañamiento social y replicar casos como el de Ciudadela Mía, en Quibdó, Chocó, donde además de las viviendas se construyen un colegio y un centro de salud. Además, los nuevos residentes fueron orientados por la Fundación Orbis –desde que les fue asignada su casa hasta el día del trasteo– en temas como organización comunitaria, seguridad y convivencia. En total, a la fecha, son 48 proyectos de este tipo atendidos en 36 municipios del país.

“La política de vivienda debe ir integrada a otras políticas públicas asociadas al bienestar social. Tampoco debe desalinearse de la concepción rural-urbana y del tipo de transporte urbano (particular, masivo, ferroviario, buses, etc.) que se quiera promover, ni de la visión de las ciudades que se planteen los gobernantes locales”, concluyó Mauricio Hernández, economista de BBVA Research.

CONTENIDOS ESPECIALES

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Se aumentó el sistema de acueducto en un 97 %

Siguiente

Invías no prorrogó contrato para la construcción del túnel de La Línea

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad