Arroceros temen que el precio del cereal desestimule la siembra

Arroceros temen que el precio del cereal desestimule la siembra

Con el precio actual, 60 % de productores a duras penas sacarían costos, dice gremio. 

Arroz

El arroz que se consume en Colombia es el Oryza Sativa, del tipo comercial.

Foto:

Óscar Berrocal / Archivo EL TIEMPO

13 de julio 2017 , 09:04 p.m.

La definición de las hectáreas de arroz que se sembrarán en este segundo semestre, a partir de julio, tienen en vilo a los arroceros, debido al descenso sucesivo del precio, en especial, en las zonas Centro y los Llanos.

Este tema fue uno de los más complejos durante el Consejo Nacional del Arroz, realizado el miércoles pasado y cuya agenda quedó pendiente, pues el próximo lunes habrá otro encuentro entre el Gobierno y la industria, para abordar lo expresado por el gerente del gremio de productores, Fedearroz, Rafael Hernández.

“En la primera mitad del 2017, la caída de los precios de compra del grano colombiano llegó al 15,6 por ciento en ciudades como Ibagué y a 13,7 por ciento en Villavicencio”.
Los 16.403 productores de arroz que hay en el país sembraron 245.396 hectáreas en el primer semestre.

Para el segundo, el plan es llegar a 366.198 hectáreas, cuya siembra se iniciará en este mes con 67.229, para producir 372.429 toneladas.

Al final del año, la sumatoria de la cosecha permitiría contabilizar 1'608.217 toneladas. Ante ello, según el dirigente gremial, “el área de siembra y la oferta que se prevé con la nueva cosecha llevaron a la industria a resolver unilateralmente bajar el precio a un nivel que sería ya ruinoso, teniendo en cuenta que al precio al que está hoy, los agricultores no alcanzan a cubrir costos de producción”.

Para Hernández, con el precio actual, 60 por ciento de productores a duras penas sacarían costos, lo que podría llevar a desestimular la siembra, pues se trata de un negocio, y estos no se toman si se va a pérdida.

Según el dirigente, en el próximo consejo, previsto para la próxima semana, deberán abordar la situación del productor, pues “el mercado del arroz verde de Colombia es imperfecto. La comercialización se concentra en dos o tres grandes empresas que hacen el 70 por ciento de compras. La plata se queda en la industria y la comercialización, mientras que el precio al productor no corresponde a las condiciones de mercado”.

Al final del año, la sumatoria de la cosecha permitiría contabilizar 1'608.217 toneladas

En el segundo semestre, entre julio y septiembre, se genera un excedente temporal de arroz porque “la cosecha es estacional; la mayor parte se siembra en los Llanos, en dos meses, y se recolecta igual”, explicó Hernández. Y pidió “sensatez” a la industria: “No es comprensible que se quiebre al productor de la materia prima. Esto es una cadena, y como tal debería manejarse”.

Entre tanto, Roberto Botero, de Dignidad Arrocera, que también tiene asiento en el Consejo, pidió agilizar los recursos del incentivo a los arroceros que fueron aprobados mediante la adición presupuestal, pues cada día de demora afecta a los agricultores.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA