‘Aeropuertos privados no son fórmula mágica’: Iata

‘Aeropuertos privados no son fórmula mágica’: Iata

Aerolíneas se declaran en crisis por falta de terminales adecuados. Se quejan de alza de costos.

Aerolíneas y Iata

Un total de 1.900 nuevas aeronaves serán recibidas este año por todas las aerolíneas del mundo, para completar una flota de 29.600 aviones.

Foto:

AFP

05 de junio 2018 , 08:39 p.m.

El creciente tránsito aéreo, tanto de pasajeros como de carga, tiene en jaque a la industria de la aviación mundial, que en pleno siglo XXI advierte sobre la falta de una adecuada y eficiente infraestructura aeroportuaria que le permita atender, con altos estándares de seguridad y calidad, la cada vez mayor demanda global de conectividad.

Y aunque gobiernos de distintos países están tomando cartas en el asunto modernizando y construyendo más terminales para atender el problema, más de 1.000 representantes de esta industria advirtieron, desde Sidney (Australia), donde se reunieron esta semana entorno a la 74 Asamblea Anual del sector organizada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata), que algunos de los caminos y fórmulas adoptadas no son las ideales ni mucho menos la solución adecuada a esta crisis en ebullición.

"Estamos en una crisis de capacidad y no vemos la inversión requerida en infraestructura aeroportuaria para resolverla. Los gobiernos luchan por construir rápido, pero financiados y con poco efectivo, muchos buscando soluciones en el sector privado, pero cuidado porque esperar que la privatización sea la solución mágica es una suposición errónea", advirtió Alexandre de Juniac, director General y presidente de la Iata.

La principal queja de la industria frente a este modelo escogido por cientos de gobiernos para modernizar sus infraestructuras aeroportuarias son los altos costos que estos les generan, en tanto sostienen que los aeropuertos operados bajo ese sistema no son más eficientes que los que están en manos del sector público ni su inversión muy diferente a la que hacen los gobiernos.

Dicha preocupación está basada no sólo en los resultados vistos con el modelo de privatización aeroportuaria en el mundo, sino porque la demanda por una mayor conectividad global crece a pasos agigantados, a decir de los propios representantes de las más de 260 aerolíneas agremiadas en la Iata.

Las cifras

Y no es para menos, las proyecciones de crecimiento del transporte aéreo en el mundo para el 2018 reveladas estas semana podrían estar dándoles la razón a estos empresarios: esperan que el gasto mundial en turismo habilitado por el transporte aéreo crezca este año 10,4 por ciento a 794.000 millones de dólares; que la cantidad de rutas servidas por la aviación supere las 58.000 y que las aerolíneas reciban más de 1.900 nuevos aviones, lo que expandirá la flota comercial global en 4,2 por ciento a 29.600 aviones.

Pero además, proyectan un incremento en el volumen de pasajeros del 7 por ciento, que si bien es menor al 8,1 por ciento del 2017, es más rápido que el 5,5 por ciento promedio de los últimos 20 años, demanda impulsada por un mayor repunte económico y al estímulo de los nuevos servicios directos entre ciudades pares.

La privatización de la infraestructura aeroportuaria no ha estado a la altura de las expectativas de las aerolíneas, recalcó de Juniac, quien además comentó que son amargas las experiencias de las aerolíneas que utilizan las terminales en manos de los privados, las cuales también son percibidas por los millones de viajeros.

"Los resultados de las privatizaciones de aeropuertos van en contra de los resultados de la privatización de las líneas aéreas, que vio cómo el costo de los viajes disminuía drásticamente. Las aerolíneas no aceptan que la privatización de los aeropuertos deba genera mayores costos", dijo de Juniac.

A ese problema se suma uno más, el de la sobrerregulación a la industria aérea, que en opinión de los empresarios, no sólo obstaculiza su desarrollo sino que también limita su operación en contra, incluso, de los propios intereses y del servicio a los pasajeros.

Los transportadores advierten que hoy el exceso normativo incluye "intentos de regular prescriptivamente la compensación de pasajeros, asignaciones de asientos, las opciones de boletos que se pueden ofrecer a los consumidores y los precios cobrados por diversos servicios auxiliares".

Posibles salidas

En consecuencia, las aerolíneas le solicitan a los gobiernos evitar que se pierdan las ganancias obtenidas con el proceso de desregulación iniciado en 1978, el cual ha contribuido a reducir los costos de viajar a la las personas, entre otros avances y beneficios.

Sin embargo, frente al tema de la infraestructura dijeron que, por desgracia, no tienen esa solución mágica que todos quisieran. Quizá por eso Iata contrató un estudio en cuyas conclusiones recoge algunas recomendaciones que podrían servir de guía para enfrentar esta situación.

Sugerencias que fueron presentadas en desarrollo de su Asamblea Anual, y con las que las aerolíneas exhortan a los gobiernos de cada país a buscar "beneficios económicos y sociales a largo plazo de un aeropuerto efectivo como parte de la infraestructura crítica del país; a aprender de las experiencias positivas de la privatización, nuevos modelos de financiamiento y formas alternativas de aprovechar la participación del sector privado; a tomar decisiones informadas sobre la propiedad y los modelos operativos para proteger los intereses de los consumidores, y a asegurar los beneficios de una infraestructura aeroportuaria competitiva con una regulación firme".

Aerolíneas tienen congelados US$ 5.000 millones

Cerca de 5.000 millones de dólares pertenecientes a diversas aerolíneas en el mundo permanecen retenidos en 16 países sin que las compañías los hayan podido repatriar.

Venezuela ocupa el primer puesto de esa lista de naciones que impiden la salida de esos recursos con destino a las compañías aéreas con 3.780 millones de dólares, según se reveló al término de la 74 Asamblea Anual de la Iata, realizada en Sidney, Australia.

Le sigue Angola. con 386 millones; Sudán, con 170 millones; Bangladesh, con con 95 millones y Zimbabue, con 76 millones congelados a las aerolíneas.

Por eso, al término de dicho encuentro, las directivas de la Asociación Aérea hicieron un llamado a los gobiernos para que se cumpla con los acuerdos internacionales y las obligaciones de los tratados para permitir a las aerolíneas repatriar los ingresos de la venta de entradas y otras actividades.

"La conectividad proporcionada por la aviación es vital para el crecimiento económico y el desarrollo. La aviación respalda el empleo y el comercio, y ayuda a las personas a llevar vidas mejores, pero las aerolíneas deben confiar en que podrán repatriar sus ingresos para llevar estos beneficios a sus mercados", dijo Alexandre de Juniac, presidente de la Iata.

Agregó que no ve que se pueda obtener una respuesta positiva dada la profundización de la crisis económica en Venezuela, pero algunas manifestaciones de los gobiernos de Nigeria y Angola, en ese sentido, brindan alguna esperanza, e igual confía que otros estados también aborden pronto el tema de los fondos bloqueados.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
Enviado especial a Sídney (Australia)
Twitter: @carlosgarciam66

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.