Cada hora se hacen avances con tarjetas de crédito por $1.653 millones

Cada hora se hacen avances con tarjetas de crédito por $1.653 millones

Aunque esa modalidad tiene un mayor costo, cada vez más colombianos se financian con sus plásticos.

fg

Antes los bancos limitaban los avances al 20 o 30 por ciento del cupo de las tarjetas. Hoy en día permiten retirar la totalidad de ese cupo.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

04 de enero 2017 , 09:33 p.m.

Pese a que los expertos en finanzas personales recomiendan no diferir las compras con tarjetas de crédito a más de una cuota y mucho menos utilizar los avances en efectivo, dado su alto costo, los colombianos cada día acuden con más frecuencia a este mecanismo de financiación.

(Además: Créditos en mora en el país están a la alza)

En los primeros 10 meses del año pasado (enero a octubre) los poseedores de este medio de pago se gastaron cerca de 50 billones de pesos, de los cuales 11,9 billones correspondieron a retiros en efectivo con cargo a sus plásticos, y mientras las compras crecieron a una tasa real anual del 9,5 por ciento, los avances lo hicieron a un ritmo del 13 por ciento real, una vez descontada la inflación.

Dicho en otras palabras, en ese mismo periodo los tarjetahabientes colombianos hicieron avances en efectivo con sus tarjetas de 1,2 billones de pesos al mes o de 1.653 millones de pesos cada hora. Pero también realizaron compras por 5.264 millones de pesos en ese mismo lapso, según revelan las más recientes cifras de la Superintendencia Financiera. (Además: Colombianos le hacen el quite al dinero plástico)

El uso cada vez más frecuente de los avances en efectivo para financiar gasto o pago de otras obligaciones no es exclusivo de los hogares sino que también comienza a ser evidente y recurrente en las empresas del país.

La desaceleración de la economía, la caída en el consumo de los hogares, la posibilidad de utilizar la totalidad del cupo asignado de la tarjeta y la informalidad de algunos comercios se cuentan entre las razones de esta tendencia.

Lo que muestran las estadísticas oficiales es que el uso de dichos avances por parte de las personas viene en ascenso desde agosto del 2014 y se aceleró más desde noviembre del 2015, al punto que su crecimiento ya ronda una tasa del 13 por ciento real.

En las empresas, por su parte, si bien la tasa de crecimiento es mucho más baja, de 3,8 por ciento real anual en la medida que la mayoría de los pagos (61,3 por ciento) se difieren a una sola cuota, también cada día es más frecuente esta práctica, pues se viene de un periodo de variaciones negativas, indica un reciente análisis del departamento de Estudios Económicos del Banco Davivienda.

(Además: Los créditos por internet no son tan baratos como se cree)

“Es común que en coyunturas difíciles, cuando los bancos limitan el acceso a otro tipo de créditos, las personas y algunas empresas echen mano de los cupos que tienen habilitados en sus tarjetas para hacer avances y así cumplir con algunas obligaciones, incluso, el pago de la misma cuota mensual de esa tarjeta para no entrar en mora”, explica Alfredo Barragán Montaño, especialista en banca de la Universidad de los Andes.

Señala, además, que dada la desaceleración del consumo que se está dando en el país, las entidades bancarias de alguna manera buscan evitar que se les caiga la facturación con tarjetas, por lo que la mayoría ha decidido ampliarles a sus clientes los cupos para avances en efectivo. (Además: 'Tasas de tarjetas de crédito se vienen alejando de tope de la usura')

Antes, una persona solo tenía habilitado entre el 20 y el 30 por ciento del cupo total de sus tarjetas para realizar dichos avances, pero hoy ese porcentaje se ha elevado a la totalidad del cupo asignado en el plástico.

Otra de las razones expuestas por Barragán Montaño indican que debido a la informalidad de ciertos comercios que buscan no facturar el IVA, la gente prefiere cancelar en efectivo y no con tarjeta, para lo cual acuden a los avances.

“Esta es una práctica que puede consolidarse en los próximos años con los cambios que trae la reforma tributaria”, precisa el experto.

Uno de los aspectos que poco tienen en cuenta las personas es que los avances suelen ser un crédito de muy alto costo en la medida que las entidades les aplican la tasa plena, una comisión adicional por la operación, en tanto los difieren a plazos que van de los seis hasta los 36 meses. (Le puede interesar: 8 de cada 10 con tarjetas de crédito las usan para hacer avances)

Hasta mediados de diciembre pasado la tasa promedio para tarjetas de crédito personales era del 31,3 por ciento efectiva anual y de 26,5 por ciento para las corporativas.

Más plazos

Pese a esas condiciones del mercado, los más de 7 millones de tarjetahabientes colombianos, que tienen en su poder unos 14,5 de plásticos en la actualidad, están usando más sus tarjetas aunque también cada día amplían más el plazo para pagar sus consumos.

Lo que muestra el análisis del equipo económico de Davivienda es que “los avances en efectivo y los desembolsos entre 13 y 18 meses se han venido acelerando desde principios de 2016 hasta crecer a una tasa anual real de 13,1 y 12,5 por ciento, respectivamente”.

Agrega que los desembolsos de entre 7 y 12 meses de plazo son los únicos que cayeron un 0,7 por ciento ente enero y noviembre de ese mismo año y si bien los desembolsos a otros plazos continúan creciendo, se han desacelerado notablemente los de 2 a 6 meses (2,4 por ciento) y los de un mes de plazo (10 por ciento) después de ubicarse en tasas reales cercanas al 15 por ciento hace un año.

Pero no sucede igual con las tarjetas corporativas, en las que se ha visto una notable caída en todos los plazos.

A noviembre del 2016, los consumos con este tipo de tarjetas revelan un crecimiento real de 1,9 por ciento en los últimos 12 meses, siendo las compras a más de 18 meses las que más crecen (27,3 por ciento) pero también las de más profunda desaceleración.

Llama la atención que los avances en efectivo registran el segundo crecimiento más importante (3,8 por ciento) mientras que las compras de entre 2 y 6 meses son las únicas que caen (1,6 por ciento). En términos de participación por plazos, las transacciones que se difieren a un mes continúan siendo mayoritarias (61,3 %) seguidas de los avances en efectivo que agrupan el 15,4 por ciento de los desembolsos totales y estos últimos vienen repuntando desde principios de año”, concluye el análisis de la entidad.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
ECONOMÍA Y NEGOCIOS
En Twitter: CarlosGarciaM66

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA