Las redes sociales son el nuevo paraíso de las 'pirámides' en Colombia

Las redes sociales son el nuevo paraíso de las 'pirámides' en Colombia

Cada 48 horas se detecta una captadora ilegal en el país, según la Superfinanciera.

Pirámides

Las 'pirámides' ya no están en garajes ni locales clandestinos, migraron a las redes sociales, donde son más difíciles de detectar.

Foto:

Rochy López Vélez / EL TIEMPO

03 de marzo 2017 , 10:26 p.m.

No se sorprenda si por estos días un familiar, un conocido o un amigo le hace llegar una invitación por Whatsapp para que invierta en un jugoso negocio que promete sacarlo de pobre en cuestión de pocas semanas. Las únicas condiciones: mantener la propuesta bajo estricta confidencialidad y, por supuesto, hacer una pequeña inversión de entre 20.000 y 250.000 pesos, en principio.

Aunque la lucrativa propuesta no es para nada novedosa, lo que sí resulta llamativo para las autoridades de control es que quienes están detrás de estas ya no distribuyen volantes a las salidas de TransMilenio, en la calle o los centros comerciales, ni mucho menos utilizan el voz a voz, sino que su estrategia se trasladó a las redes sociales (Facebook, Twitter, Whatsapp, correos electrónicos), donde son más difíciles de rastrear, pero también donde pueden atraer a más personas sin el riesgo de ser identificados con facilidad.

(Además: Así funcionan las nuevas 'pirámides' en redes sociales)

Los altos rendimientos, que pueden ir desde un 5 por ciento diario, ya no son suficiente carnada para atrapar incautos. Hoy en día, los estafadores ofrecen metales preciosos (oro, platino), diamantes, ganancias en dólares, otras divisas o monedas virtuales, vehículos y viajes alrededor del mundo, utilizando para ello modelos de negocios autorizados, aunque ellos operen en la ilegalidad y la clandestinidad.

Solo el año pasado se detectaron cerca de 150 nuevas captadoras ilegales y esquemas piramidales en el país, lo que se traduce en poco más de 12 nuevas trampas de estas cada mes o una cada 48 horas, y lo preocupante es el ritmo con el que aparecen, según las superintendencias Financiera y de Sociedades.

Mientras la primera ordenó a 40 de esas firmas suspender sus actividades de captación, en la segunda esa misma orden cobijó a 109 personas entre naturales y jurídicas.

(Además: Alerta por pirámides que van tras incautos por canales como 'WhatsApp')

El año pasado fue récord, pues hubo un aumento de 445 por ciento en la detección de falsas captadoras, si se tiene en cuenta que en el 2015 las intervenciones ordenadas fueron 20, señaló Francisco Reyes Villamizar, superintendente de Sociedades.

“Las pirámides están operando mediante el uso de mecanismos que no permiten identificar a la persona ante la cual pueden reclamar o contra quien formular las denuncias, toda vez que emplean sitios virtuales para el envío de las invitaciones, de los datos de las personas a las que deben entregar el dinero y la forma como deben hacerlo”, advierte la Superfinanciera.

Algunos de los esquemas que usan plataformas tecnológicas y redes sociales operan bajo nombres como PC7, Cosecha 8.1, Multinivel Amigos en Línea, Club Ganamos Todos, Bienvenido A Nuestro Club, Cadena e Inversiones Las Acacias o, el más reciente, Emprededores.

(Además: Denuncian dos nuevas firmas que funcionan con esquema piramidal)

Pero no es el único camuflaje usado para embaucar. En su accionar también se mimetizan como empresas multinivel, firmas de factoring, de libranzas, financieras vigiladas, comisionistas, aseguradoras y cooperativas.

De estas últimas hay siete en liquidación, dos más están pendientes de que se les defina su suerte y a otras 10 se les hace vigilancia estrecha para determinar si son objeto de intervención por realizar operaciones ilícitas de libranzas, según Andrés Felipe Uribe Medina, superintendente de la Economía Solidaria (e).

Los seguros también se utilizan con esos fines. En reciente oportunidad se invitó por redes sociales a las personas a consignar 40.000 pesos como contribución a los gastos para recuperar los dineros pagados por el Soat, ante su inminente desaparición. El hecho cobró tal dimensión que la Superfinanciera salió a desmentir ese rumor.

“Es importante que la ciudadanía haga caso omiso a la información que ha venido circulando por distintas redes sociales sobre una supuesta erradicación de esta exigencia legal (Soat) a partir de la última semana de febrero del presente año”, advirtió el ente.

La tecnología les facilita el camuflaje a estos delincuentes, para quienes, además, no existen fronteras, dice Reyes Villamizar, pues han detectado que utilizan domicilios fuera del país, como el Medio Oriente, paraísos fiscales y naciones con difícil acceso y bajas probabilidades de recuperar los recursos.

Se crean en cualquier sitio, no hay fronteras, ya no están en un garaje o en locales clandestinos; hoy migraron al medio virtual, lo que las hace difícil de ubicar e identificar”, sostiene el funcionario.

Aunque los entes de vigilancia dicen que la normativa actual es suficiente, se requiere con urgencia que en el tema de libranzas se modifique la ley porque esta dejó vacíos.

(Lea también: 'Gota a gota' y pirámides siguen abusando de los colombianos)

Gerardo Hernández, superintendente financiero, dice que la salida es la cooperación interinstitucional, sobre todo en momentos en los que los medios electrónicos se convierten en el canal de operación de los captadores ilegales.

Cómo saber si es una captadora ilegal

Las superintendencias Financiera y de Sociedades vienen enviando señales claras a la ciudadanía para que no se dejen tentar por esos negocios que prometen esta vida y la otra en materia de ganancias. Estas son algunas alertas para saber si se enfrenta a una pirámide o una captadora ilegal:

1. Desconfíe de quienes le ofrecen rendimientos exorbitantes y en corto tiempo por su dinero.

2. No invierta su dinero sin conocer y entender bien la realidad del negocio, así como el alcance y contenido de cada uno de los documentos que recibe y firma.

3. Desconfíe de las estructuras de negocios poco claras y de firmas que no tienen un domicilio físico y ofrecen poca información de su sitio de operaciones.

4. Si no le informan con claridad de dónde salen los recursos que le prometen, si esas ganancias no tienen una justificación válida, absténgase de entregar su dinero.

5. Rechace cualquier invitación a participar en cadenas, inversiones, donaciones y ese tipo de propuestas que llegan por internet, las redes sociales y aplicativos móviles, exigiéndole dinero o vinculación de amigos y familiares.

6. Evite las firmas que ofrecen créditos sin mayores requisitos. Recuerde que estas se presentan como vigiladas por la Superfinanciera, o en ocasiones utilizan nombres similares a las entidades supervisadas para generar confianza y que las personas entreguen sus recursos para cubrir gastos relacionados con el otorgamiento del préstamo. Esos dineros se pierden y los créditos nunca se aprueban.

7. Descarte esas inversiones complejas que ofrecen opciones y productos exóticos en países donde los entes de control colombianos no tienen campo de acción jurídica posible.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
Redacción Economía y Negocios
En Twitter: @CarlosGarciaM66

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA