¿Es posible vivir sin efectivo?

¿Es posible vivir sin efectivo?

Muchos intentan ayudar a erradicar esta forma de pago que promueve lo ilegal y no los dejan.

dineroefectivo

Un país en el que el 97 por ciento de las transacciones en las cinco principales ciudades se hacen en efectivo.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

18 de septiembre 2017 , 06:05 p.m.

Pagar los servicios públicos en Colombia, en un centro de pago, es algo que hace devolver a más de un colombiano que vuelve e intenta a ver si ya cambiaron las reglas. Tampoco es posible comprar a bajos precios porque los almacenes de cadena que hoy existen para que el consumidor ahorre: D1, Ara y Justo y bueno solo reciben dinero en efectivo.

Mucho menos es posible almorzar un corrientazo o comprar en una tienda algún producto de emergencia que se agotó en la despensa del hogar.

Más impensable y alejado de nuestra realidad es poder comprar con tarjeta un chicle o sacar el plástico para dar una ayuda en la iglesia.  ​

Todas esas cosas son completamente normales en muchos países desarrollados del mundo, pero en Suecia, que hoy es la sociedad con menos efectivo del planeta, es el pan de cada día.

Según artículo publicado en la BBC de Londres, durante el 2016, "del valor de todas las transacciones llevadas a cabo, apenas el 1 % correspondió al pago hecho con monedas o billetes... Las innovaciones que facilitan los pagos digitales han llevado a que, inclusive, muchos de los bancos del país ya no aceptan ni dispensan dinero en efectivo.", indica la publicación, mientras que en Colombia, en las cinco principales ciudades, el 97 por ciento de las transacciones que se realizan cada mes se hacen con dinero contante y sonante.

Por ello, hoy se ve muy lejos que los 30.000 millones de pesos que se mueven en efectivo a diario en la central de abastos (Corabastos) se puedan llegar a cubrir con plata intangible, lo que lleva a revisar, cómo hicieron los suecos para combatir o al menos reducir esta forma de pago que promueve la ilegalidad e informalidad que afecta al comercio y al empleo y hasta se presta para el lavado de activos y financiación del terrorismo.

"No aceptamos efectivo"

La coloquial frase que dice 'a fulano lo voltean boca abajo y no le sale una moneda' no es un chiste en un país como Suecia. Los comerciantes son los primeros en pregonar en sus negocios, el freno al efectivo. "No aceptamos efectivo", rezan en carteles los establecimientos, aún en los más pequeños "Queremos reducir al mínimo el riesgo de robos y es más rápida la transacción con el cliente cuando éste paga con tarjeta", dicen los testimonios recogidos por la BBC.

El consumidor, ¿está dispuesto?

Colombia es un país de alta inseguridad para el manejo del efectivo. Como dijo el Papa en su reciente visita a Colombia "el diablo entra por el bolsillo". Esto se evidencia en las cifras de robo y atraco presentadas por la Fiscalía, según las cuales, en el 2016 se denunciaron 314.511 casos, un incremento de 11 por ciento frente al 2015.
Ni qué decir del fleteo, en el que, por lo general, hay de por medio un retiro en efectivo de una entidad financiera y, en pocos casos, la víctima queda viva.

Solo ese debe ser un motivo de peso para la reducción del efectivo, pues esta tarea depende de una política de Estado y de una decidida participación del consumidor. Por ejemplo, en Suecia, las monedas y los billetes fueron prohibidos hasta en los autobuses, medida que se adoptó hace ya varios años. En ese momento, fueron los mismos sindicatos los que abogaron por la seguridad de los choferes.

Según describe la BBC, donde se ha logrado reducir el efectivo ha habido una especie de "ángel" guardián de las personas. Por ejemplo, la publicación recuerda la participación del cantante, Bjorn Ulvaeus, de ABBA, quien se adhirió a la meta de eliminar el efectivo tras el robo del que fuera víctima su propio hijo, asaltado por ladrones.

A la par con los famosos, los comercios más pequeños en Suecia se van sumando a la tendencia, porque ven más comodidad y seguridad en ella. Y no se trata de decir ahora que esta es Colombia y aquella es Suecia, Corea del Sur, Alemania, Estados Unidos, Australia (los países con menos uso del efectivo).

Desde esa perspectiva, si es posible reducir el uso del efectivo. Solo hay que tomar la decisión de empezar con poner lo que cada uno pueda.
REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA