Tras fusión, Colombia se convirtió en centro andino del grupo AB InBev

Tras fusión, Colombia se convirtió en centro andino del grupo AB InBev

La cervecera anunció que Bavaria tendrá un papel preponderante en estrategia de mercado.

fg

Ricardo Moreira (Izq.), presidente de región en AB InBev, y Luciano Carrillo ( Der.), presidente de Bavaria S. A.

Foto:

Archivo particular

11 de octubre 2016 , 09:25 p.m.

Luego de concretarse la fusión entre la cervecera belgabrasileña AB InBev y la sudafricana SABMiller, habrá cambios en la estrategia de sus filiales en el país.

Sin embargo, la operación en Colombia, Ecuador y Perú queda en cabeza de Ricardo Moreira, un ejecutivo portugués que manejará desde Bogotá la estrategia para dichos mercados, mientras que los jefes de cada país se concentrarán en elevar el consumo per cápita y ganarles terreno a las demás bebidas alcohólicas.

La nueva empresa combinada, que conservará el nombre de AB InBev a nivel mundial, tendrá presencia en Colombia a través de Bavaria, que es la que aporta SABMiller, y Bogotá Beer Company (BBC), que es de AB InBev.

Entre las marcas que se integran están Corona, Budweiser, Stella Artois. Águila y Club Colombia.

El presidente para Colombia será Luciano Carrillo, un ejecutivo de origen argentino. (Lea también: AB InBev ya manda en Bavaria y nombra nuevo presidente)

Igualmente, directivos colombianos que hicieron parte de la estructura de SABMiller en Latinoamérica serán miembros del equipo directivo de AB InBev en la zona Copec.

Es así como Rafael Álvarez, quien se desempeñaba como presidente de la cervecería en El Salvador, será el timonel de la cervecera Backus en Perú.

Además, Sergio Rincón, quien se desempeñaba como vicepresidente de ventas de Bavaria, será el presidente en Ecuador.

Y Fernando Jaramillo, quien actuaba como vicepresidente de asuntos corporativos en Colombia, tendrá acciones además en Ecuador y Perú.

La multinacional anunció que Colombia jugará un papel central en el futuro de las compañías fusionadas, por la tradición de 127 años de Bavaria en el mercado y el creciente segmento de cervezas artesanales. (Además: La dueña de Bavaria acepta fusión histórica con AB InBev)

“Adicionalmente, Colombia cuenta con un mercado muy dinámico, una clase media en expansión y un entorno comercial favorable para la inversión extranjera”, dijeron fuentes de AB InBev.

Además, anunciaron que se mantendrán los programas para comunidades, emprendedores, clientes, proveedores, tenderos y emprendedores.

En concreto, se trata de programas de responsabilidad social y de soporte a nuevos negocios y a los canales de distribución.

En el país, Bavaria controla 98,3 por ciento del mercado de cerveza, con un consumo per cápita de 47 litros, que, aunque es superior al de Ecuador y Perú, es bajo en el contexto del resto de la región, pero a la vez ofrece posibilidades de crecimiento, dado que son 49 millones de personas, y el tercero más grande de Latinoamérica.

Tras la adquisición de Bavaria en el 2005, por unos 7.800 millones de dólares, gran parte del plan de Bavaria ha sido quitarles mercado a otras bebidas alcohólicas, segmento en el que reina con una porción significativa del mercado interno. (También: La condición que le pusieron a la compra de SABMiller por AB InBev)

A finales de mayo, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le dio vía libre a su integración porque la posición de dominio en el mercado local ya estaba consolidada antes de dicha operación.

No obstante, puso algunas condiciones, como presentar durante cinco años informes sobre la inversión en publicidad y la inclusión de nuevas marcas en el portafolio de la compañía.

La SIC también le pidió otros requisitos, para algunos formales, que consisten en otro reporte de los establecimientos con exclusividad de distribución.

Aparte de Bavaria y las filiales, los condicionamientos recaen sobre las firmas BBC, Cervecera BBC de la Sabana, AmBev Colombia y SAB Colombia.

No le gustó

En medio de esto, a la Central Cervecera de Colombia (CC) no le cayeron bien los efectos locales de una operación que se estima, a nivel mundial, en 108.000 millones de dólares.

Por ejemplo, en EE. UU. y Europa, AB InBev, que tiene la mayor tajada del mercado estadounidense, tuvo que vender algunas marcas y activos para equilibrar la competencia con los rivales de patio.

Entre tanto, CCC fue creada por Compañía Cervecerías Unidas (Chile) y la compañía Postobón, de la Organización Ardila Lülle (OAL).

Y es dueña de la microcervecerías Apóstol y 3 Cordilleras, y distribuye localmente varias marcas internacionales como Coors Lite. (También: Postobón apela contra integración de cerveceras SABMiller y AB InBev)

Empero, su gran apuesta es una planta de producción en Sesquilé, Cundinamarca, en la que invertirá unos 300 millones de dólares, que, entre otros sellos, distribuirá la cerveza holandesa Heineken.

Y se opuso a que la SIC no le impusiera más condiciones a Bavaria, entre otros, porque esta solo con la capacidad ociosa podría aumentar la producción, sin asumir nuevas inversiones.

También argumentó que la red de Bavaria es otra barrera para un nuevo competidor porque es extensa y se le dificultaría a un jugador alcanzarla.

AB InBev y SABMiller producen entre las dos, en el mundo, cerca de 60.000 millones de litros cada año, tres veces más que la tercera del sector, la holandesa Heineken, y venden una de cada tres ‘polas’ en el planeta. Según el instituto de análisis Dealogic, la unión solo está por detrás de las de Vodafone y Mannesmann, en 1999, y Verizon Communications y Verizon Wireless, en el 2013.

Además de las marcas mencionadas, la nueva empresa es propietaria de Skol, Antarctica, Beck’s, Lef-fe, Hoegaarden, Quilmes, Victoria, Atlas, Arequipeña y Miller, entre otras.

La nueva AB InBev se estrenó con soltura en la bolsa de Bruselas y cerró la jornada con un precio de 115,85 euros por acción, un 0,78 por ciento más que en la apertura.

Coca-Cola se ‘toma’ a Ades

The Coca-Cola Company y la mexicana Coca-Cola Femsa ya obtuvieron varios permisos legales, entre ellos en Colombia, para comprarle a la angloholandesa Unilever el negocio de bebidas saludables de soya Ades en América Latina. La operación suma 575 millones de dólares.

En Colombia, Industria Nacional de Gaseosas (Indega) –embotellador de la marca estadounidense– adquiere el contrato de maquila (fabricación y envasado) de Ades y Adez, que la firma europea suscribió con la Central Lechera de Manizales (Celema).

Aunque Ades y Adez compiten con otros segmentos, como los que produce Indega, se trata de una sustitución de dueño y de dos categorías diferentes entre las bebidas no alcohólicas. Esto es para asuntos de medición de la concentración de mercado.

Indega no descarta que tras la aprobación de la compra de Ades y Adez, y una transición, estas marcas sean producidas en una gran planta que tiene en Tocancipá, Cundinamarca.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA