Producir más, una de las metas de Zoficol este año

Producir más, una de las metas de Zoficol este año

El director de General Motors Andina, Juan Carlos Landazuri, destaca la operación en la zona franca.

Juan Carlos Landazuri, director de General Motors Andina

Juan Carlos Landazuri, director de Manufactura de GM Andina, impulsa tecnologías y mejoramiento de procesos.

Foto:

Cortesía Zoficol

05 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Recientemente la planta de estampado de piezas de la Zona Franca Industrial Colmotores (Zoficol), en Bogotá, llegó a 704.225 unidades; así, la compañía GM Colmotores (Chevrolet) entró a la producción de carros en el país.

La inversión suma cerca de 200 millones de dólares, unos 580.000 millones de pesos, en un proceso de transformación manufacturera que ha permitido, entre otras cosas, la incorporación de nuevas tecnologías, el mejoramiento de procesos y lanzamiento de nuevos modelos como el Chevrolet Sail, el primer auto con carrocería estampada hecha en Colombia.

El director de Manufactura de GM Andina, Juan Carlos Landazuri, afirma que el proyecto ha permitido fortalecer la capacidad industrial de la marca Chevrolet, obtener mayor eficiencia y reducir costos de producción.

¿Por qué en la planta decidieron celebrar el millón de golpes, conocidos como operaciones de la maquinaria?

Lo más relevante es que la compañía ha estado inmersa en un proceso de reconversión industrial, en el cual la creación de la zona franca marcó un hito. Ya tiene más de cinco años y el primer objetivo de sus actividades fue justamente el proceso de estampado. Este año logramos el del millón de golpes, algo que le compete a la máquina y cuyo producto son las piezas de estampado. No obstante, es usual a nivel de la marca GM resaltarlo a nivel mundial porque nuestra ensambladora ha entrado a competir en la producción de vehículos en el país y desde hace 60 años en el ensamblaje, siempre con un esfuerzo de reconversión industrial. Desde el 2010, se plantearon estrategias enfocadas a la competitividad y productividad, automatización de procesos en la planta de ensamble ya existente y el ajuste al sistema global de manufactura de General Motors.

¿Hay partes de un carro que salen de un solo golpe de la máquina?

En realidad la mayoría de unidades requiere dos golpes y solo la parte del guardabarros es la que necesita uno solo. Las piezas se producen, entre otros, para el modelo Sail y también se exportan a Ecuador, Perú, Chile y Bolivia. Sin embargo, el 65 por ciento de las unidades son para mercado local. A Ecuador le estamos suministrando el volumen de repuestos que requiera.

¿Cuánto personal tiene la planta?


Cerca de 170 personas entre ingenieros, personal técnico de producción y empleados de manejo de materiales y de mantenimiento.

¿Cuál es el siguiente hito que se proponen?

La mejora de los sistemas de automatización y mayor implementación de robots en el proceso de estampado, con el objetivo de aumentar la capacidad productiva y lograr mayor integración.

En ese campo, GM Colombia lleva un gran camino recorrido con varios esfuerzos encaminados a encontrar soluciones de automatización, logrando localmente la integración y puesta en marcha de los robots.

¿Hay ahorro en divisas para el país?

Sí, pero en realidad uno de los puntos claves ha sido la inversión de la zona franca donde estamos permanentemente innovando. Por ejemplo, el año pasado hicimos un trabajo importante para que toda la línea de vehículos ensamblados cuente con doble airbag, así como con los frenos ABS, en el caso de los camiones. Esto ha significado una renovación importante del portafolio de producto y hace parte de una dinámica constante. En el 2016, automatizamos más la línea de estampado porque tanto en producto como en procesos estamos en constante inversión, para mantenernos a la vanguardia.

¿Han previsto fabricar otras piezas en el país?

En el proceso de reconversión se incluyen también los vehículos de pasajeros y el subensamble de radiadores. Adicionalmente, está en estudio cómo obtener ganancia en la eficiencia de procesos de reconversión industrial en la zona franca.

¿Cuáles son las ventajas de operar en la zona franca?

Hay ventajas en la implementación del proyecto; entre ellas, poder nacionalizar el material para uso inmediato. Eso reduce costos y permite pasarlo ágilmente a la fábrica. Y, sin duda, otra ventaja son los impuestos.

¿La reducción del precio del acero se ha reflejado en menores costos en las líneas de producción?

Este año hay varias materias primas que han tenido ese tipo de movimientos. Sin embargo, favorece a todas las industrias que las usan, aunque dan un soporte a las zonas francas. Es relevante decir que trabajamos con proveedores con los que podemos ajustar variables como la devaluación y tener un nivel de costos justo. Es otro de los frentes en los que trabajamos planificadamente.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA