Lo que juega Hidroituango en la demanda futura de energía en el país

Lo que juega Hidroituango en la demanda futura de energía en el país

La inversión es casi la misma cifra en la que se vendió el 100 % de Isagén al fondo Brookfield.

Hidroituango

Fotografía del sitio del proyecto antes de la inundación.

Foto:

Guillermo Ossa/Archivo EL TIEMPO

17 de mayo 2018 , 11:48 a.m.

Casi tan bíblico como la historia de Jonás y la ballena. Así decía sentirse el reportero de EL TIEMPO en marzo pasado cuando visitó las entrañas de Hidroituango.

Un cetáceo de piedra con capacidad de generar 2.400 megavatios (MW) de energía, que representa el 17 por ciento de la demanda energética del país”, dijo.

Ello debido a que ocupa un área de 5.400 hectáreas, que constituyen la central ubicada entre Ituango y Briceño (Norte de Antioquia), y todo son cifras descomunales.

Por ejemplo, 11,4 billones de pesos de inversión, casi tres veces el presupuesto anual de Medellín y un poco más que la cifra que el fondo canadiense Brookfield pagó por el ciento por ciento de la generadora Isagén; una presa de 225 metros, poco más o menos dos veces el edificio Coltejer; y 20 millones metros cúbicos de volumen.

Además, abarca el vertedero más grande del mundo con 405 metros de longitud y 22.600 metros cúbicos por segundo de capacidad. Un embalse que ocupará 3.800 hectáreas de área inundada para contener 2.720 millones de metros cúbicos de agua.

Los trabajos en el primer trimestre iban en el 80,5 por ciento y acorde al cronograma para que el primero de diciembre comenzara a operar la primera de las ocho turbinas tipo Francis, que componen la hidroeléctrica.

Ya tiene prácticamente su cierre financiero, gracias a la consecución de un crédito por 1.000 millones de dólares con IDB Invest, sector privado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La megaobra inició su construcción en el 2012.

Lo que primero debe entrar en funcionamiento es la unidad de generación, con una capacidad de 300 megavatios. Luego, lo deben hacer las siguientes turbinas paulatinamente hasta el 2020 cuando la central esté funcionando en su totalidad. Sin embargo, con el retraso por la emergencia sería hasta 2022.

Con la obra, se garantizará energía eléctrica al país para los próximos 10 o 15 años y eso pocos territorios en el mundo lo pueden decir. No solo eso, cerca de 12 municipios de la zona de influencia comenzarán a recibir regalías constantes entre 5.000 y 7.000 millones de pesos para inversión.

Le puede interesar

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.