Electricaribe se salva, por ahora, de ser intervenida

Electricaribe se salva, por ahora, de ser intervenida

Aunque accionista ordenó pagar la deuda de las garantías, dinero no entró a cuenta de operador.

fg

La orden de pago se dio tras intensas reuniones en las que hubo dificultad para encontrar un mecanismo para acreditar las garantías.

Foto:

Archivo particular

09 de noviembre 2016 , 09:59 a.m.

Luego de una larga espera XM, firma que administra la operación del mercado eléctrico, levantó la orden de suspensión del suministro de energía para los siete departamentos de la costa Atlántica, tras confirmar que Electricaribe se había puesto al día con sus obligaciones vencidas en medio de una angustiosa carrera.

La orden de suspensión del suministro eléctrico a esa región estaba prevista para que se diera a partir de hoy, pero ayer bien entrada la noche el jefe de cartera de la firma XM entregó el reporte con el que se constató que Electricaribe sí había efectuado el pago pendiente de 27.738 millones de pesos, el cual había generado esta situación.

El ministro de Minas y Energía, Germán Arce, confirmó que no habrá interrupciones en el suministro de energía para esos siete departamentos y advirtió que “le hemos exigido a Electricaribe el cumplimiento de sus compromisos con los usuarios y con el mercado de energía mayorista porque no vamos a permitir la interrupción del servicio”. Advirtió que la prioridad del Gobierno es proteger a las familias de la Costa, por eso se continuará trabajando en una solución definitiva y a largo plazo.

Según Gas Natural Fenosa, accionista mayoritario de Electricaribe, se dio la orden de hacer dicho pago, el cual estaba en proceso administrativo ayer y hoy y el dinero debería estar en las cuentas de XM, luego de que se hiciera efectivo una especie de canje, como ocurre con los cheques en consignación.

Como se recuerda, el domingo pasado EL TIEMPO informó que fuentes oficiales habían señalado que si el pago no se hacía, la compañía sería intervenida.

Según se pudo establecer, las autoridades de control y vigilancia, en cabeza del superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza, y del Ministerio de Minas y Energía, le están haciendo un monitoreo permanente a la situación, ya que el primer funcionario se desplazó a Barranquilla para revisar un informe del equipo que le está haciendo seguimiento al caso.

Esto a la espera de que el próximo viernes el nuevo presidente de Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, se reúna con el presidente Juan Manuel Santos, para explorar salidas a la complicada situación de la empresa.

Ayer, ni Mendoza, ni el ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, asistieron a la plenaria del Senado, donde se inició un debate de control político sobre la situación de la compañía, que finalmente se adelantó sin la presencia de los funcionarios.

Al igual que el presidente Juan Manuel Santos, Arce señaló temprano que bajo ninguna circunstancia se iba a permitir una limitación de suministro y un corte en el servicio a los usuarios de la compañía, el cual sería difícil deaplicar porque no hay forma de aislar del corte los circuitos de los usuarios constitucionalmente protegidos.

Situación delicada

Según las cuentas de XM, aparte de las garantías que se vencían este martes, Electricaribe tiene un nuevo vencimiento por 40.652 millones de pesos el próximo 16 de noviembre, correspondiente a garantías que debió presentar el 25 de octubre y que tampoco acreditó.

Asimismo, a este valor se suma que la semana pasada debía presentar otros avales por 42.252 millones de pesos, y este martes debía reportar otras garantías por 82.988 millones de pesos, ya que al cancelársele contratos bilaterales con generadores, debe comprar un porcentaje mayor de energía en la bolsa.

Entre tanto, fuentes enteradas del caso dijeron que adicionalmente al seguimiento del Gobierno a la compañía para garantizar la prestación del servicio, el nuevo presidente de Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, habría ordenado la visita de una comisión de auditoría de la compañía, procedente desde Barcelona (España), para revisar no solo la situación actual de la empresa, sino por qué en los últimos años su recaudo total pasó del 96 por ciento al nivel actual del 83 por ciento, y por qué las pérdidas de energía pasaron de niveles del 16 por ciento a un porcentaje que hoy es del 24 por ciento. Sin embargo, Gas Natural Fenosa desmintió estas versiones.

Entre tanto, este martes, luego de una reunión entre la gerente de Electricaribe en el Atlántico, Betty García, representantes de los hospitales de la región Caribe y el gobernador de este departamento, Eduardo Verano, el mandatario regional confirmó que los hospitales departamentales y municipales del Atlántico cumplirán con sus obligaciones atrasadas por concepto del servicio de energía eléctrica.

En la mesa de trabajo se estableció que la deuda de estas entidades asciende a 7.000 millones de pesos, cuya cancelación se hará a través de un convenio de pago que se realizará en enero del próximo año.

“Pagando las facturas de estos dos meses empezaríamos los detalles para el acuerdo de pago por la totalidad de la deuda. Esto es una muestra de la buena voluntad que hay en los hospitales por acabar con esta acreencia y garantizar la calidad del servicio para los usuarios”, explicó el mandatario departamental.

También se abordó el tema de la deuda de las instituciones educativas del departamento, que asciende a 1.000 millones de pesos, y la idea es que se haga un giro directo del Ministerio de Educación Nacional a Electricaribe con los recursos de calidad educativa, concepto con el que se cancelan las acreencias del servicio de energía.

Pierde 80 % más energía que el resto

Según cifras del mercado eléctrico, en el nivel uno de tensión, que corresponde al segmento residencial, las pérdidas de energía de Electricaribe están en un 80 por ciento por encima del promedio del resto de agentes distribuidores del país, no solo por razones técnicas asociadas a la situación de la infraestructura, sino por el fraude.

Se calcula que hoy este porcentaje de pérdidas de energía de la compañía está en niveles del 24 por ciento, pero la regulación del mercado establece que solo se reconoce un nivel de pérdidas del 12,75 por ciento, lo cual indica que el resto lo debe asumir la empresa con cargo a su balance.

Actualmente las empresas con mayor nivel de pérdida de energía son Electricaribe, seguida por Enerca (Casanare), Enelar (Arauca) y Dispac, firma que presta el servicio en el departamento del Chocó.

Entre tanto, analistas del mercado señalan que otro lío grande que debe resolver Electricaribe es el pago de 150.000 millones de pesos correspondientes a la factura del mes de octubre, la cual vence el próximo 18 de noviembre.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA