Internacionalización del GEB se ha hecho con gigantes del sector

Internacionalización del GEB se ha hecho con gigantes del sector

El Grupo Energía Bogotá ha conseguido entrar a los mercados de Perú, Guatemala y Brasil.

Internacionalización del Grupo Energía Bogotá

El GEB, con Cálidda y Contugas, es aliado principal del plan estatal de masificación de gas en el Perú.

Foto:

Cortesía Grupo Energía Bogotá

28 de octubre 2017 , 11:00 p.m.

El Grupo Energía Bogotá (GEB) se ha expandido en la región asociándose estratégicamente con gigantes del sector en América Latina.

Para ello diversificó el negocio sumándole al de energía eléctrica el de gas natural. Con este portafolio ha conseguido en las dos últimas décadas entrar a los mercados de Perú, Guatemala y Brasil. El proceso de internacionalización lo inició con la infraestructura de transmisión de energía. Arrancó en el 2002 en Perú, donde, con Interconexión Eléctrica S. A. (ISA), crearon las filiales Red de Energía del Perú (REP) y el consorcio Transmantaro (CTM).

De acuerdo con el vicepresidente de Transmisión del GEB, Ernesto Moreno, “se entró a modernizar la troncal de energía del Perú reforzando la red a través de ampliaciones con nuevas líneas de transmisión de más alto voltaje, que garantizan la confiabilidad del sistema y permiten transportar mayores cantidades de energía para atender la creciente demanda en ese país”.

A la fecha han hecho 23 ampliaciones en la troncal eléctrica y atienden el 66,3 por ciento del mercado de transmisión peruano. Hoy, las empresas del GEB lideran aquí el mercado de transmisión y distribución de energía.

El GEB se le midió después al mercado del gas y compró el 60 por ciento de acciones de Cálidda, la única distribuidora de este combustible en Lima y Callao, que se convirtió rápidamente en pilar del plan presidencial de masificación del gas en Perú. Lleva 478.000 conexiones en la capital peruana y Callao, en una revolución social que beneficia a más de 2,2 millones de familias, industrias y empresas.

Vamos a adelantar en tres años la meta fijada al 2020 por la concesión

La organización no paró ahí y compró luego el 60 por ciento de Contugas. Hoy, el GEB es el único dueño de esta empresa de gas, la más importante del departamento de Ica, que construyó el único gasoducto que opera en esta región desde el 2014.

El gerente de Contugas, Jorge Ramos, dijo que cuentan ya con 40.000 clientes, y al finalizar este año llegarán a 50.000. “Vamos a adelantar en tres años la meta fijada al 2020 por la concesión”.

Cálidda y Contugas abastecen el 71 por ciento del combustible limpio que se consume en Perú.

En Guatemala incursionó en el 2009 al constituir la Transportadora de Centroamérica S. A. (Trecsa), convirtiéndose en la principal transportadora de electricidad. Ejecuta el principal proyecto de infraestructura energética de Centroamérica, declarado de interés nacional, de 866 km de redes de transmisión que llevará energía a regiones pobres; y construye el Anillo Pacífico Sur (APS), que interconectará polos empresariales.

Y el mercado gigante brasileño no se podía quedar por fuera del plan de expansión. El Grupo se asoció con Furnas, la estatal de energía más grande del Brasil, y crearon Gebbras. Su gerente, Marco Díez, afirmó que con esta empresa y las cuatro filiales creadas por concesión para la operación comercial tienen a cargo 1.094 km de red y 15 subestaciones brasileñas. Pero esto es solo el comienzo en el plan del Grupo de explorar más negocios en la región.

‘Vamos a profundizar el modelo público-privado que ha sido exitoso’: Astrid Álvarez, presidenta del GEB

¿Por qué cambiaron la marca ?

El Grupo Energía Bogotá está en un proceso de transformación para ser en 2025 uno de los grupos empresariales más valiosos de América Latina, la compañía no minera de mayores utilidades en el mercado colombiano, y a tener unos ingresos por $ 35 billones. El año pasado trabajamos a fondo en la construcción del nuevo plan estratégico, gracias al cual transformamos nuestra estructura para pasar de ser una empresa con acciones en otras compañías a convertimos en un Grupo en todo el sentido de la palabra.

¿Al hablar del Grupo Energía Bogotá desaparece la Empresa de Energía de Bogotá?

No. La estructura de la empresa de energía sigue siendo el corazón del Grupo Energía Bogotá (GEB).

¿Qué sigue en la expansión?

Vamos a profundizar el modelo público-privado que Antanas Mockus diseñó para la EEB hace 20 años y que ha sido tremendamente exitoso. El GEB ha demostrado que es muy bueno para trabajar con socios de clase mundial (hoy lo hacemos con Enel, Furnas de Brasil, ISA, Gas Natural y Promigás) y conectarlos de manera estratégica. En Colombia duplicaremos nuestra participación en la infraestructura de transmisión de energía: hoy tenemos presencia en 55 municipios, y el año entrante esperamos tenerla en 171. Próximamente pondremos en marcha grandes proyectos de transmisión para mejorar el servicio de energía en la costa Atlántica y el Eje Cafetero. Y en gas, una de nuestras grandes apuestas es la planta de regasificación del Pacífico y transformar la matriz energética de Bogotá.

¿Y en los otros países?

En Perú seguiremos trabajando de la mano con el gobierno para masificar el gas natural en hogares y en movilidad. Ya tenemos resultados importantes: con Cálidda conectamos cada año 100.000 hogares y empresas; alrededor del 12 % de los vehículos de Lima usan este combustible, y su empleo ha evitado en solo 10 años que lleguen al ambiente de Lima 50 millones de toneladas de CO2. Y en Guatemala, con Trecsa, terminaremos el Plan de Expansión de Transporte de Energía (PET), el proyecto de transmisión más importante de Centroamérica. En Brasil seguiremos creciendo en transmisión.

Hablan de crecer como Grupo, pero están vendiendo acciones en empresas...


Precisamente, de cara al proceso de democratización es que tiene todo el sentido fortalecer al GEB. Antes y después de la democratización, el Distrito seguirá siendo nuestro accionista mayoritario. El crecimiento del GEB permitirá que Bogotá siga recibiendo un monto de ingresos proporcional a los que viene obteniendo históricamente. La joya de la corona seguirá siendo de los bogotanos. Este proceso es un gana-gana no solo para la empresa, que tendrá un gobierno corporativo más fuerte, sino también para la ciudad, que se beneficiará con las nuevas obras que se van a ejecutar y con la garantía de que el GEB seguirá produciendo más utilidades para invertir en Bogotá.

¿Cómo marcha el cronograma del proceso?

Estamos en la etapa de valoración de las compañías del Grupo por las bancas de inversión.

¿Cómo espera que la reconozcan en el futuro cuando ya no esté en el GEB ?

A mí no. Lo que espero es contribuir para que el GEB se convierta en el mayor orgullo de los bogotanos.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA