Guerra de precios, el nuevo ejercicio de los gimnasios

Guerra de precios, el nuevo ejercicio de los gimnasios

Paralelo a la llegada de cadenas internacionales, aumentan los centros deportivos con tarifas bajas.

Tarifas de gimnasios

En zonas exclusivas ya se están ofreciendo tarifas que antes no se veían en este mercado.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

21 de octubre 2017 , 11:00 p.m.

Tras la irrupción en el mercado de la marca brasileña Smart Fit hace un año, los usuarios ven cómo se vuelve cada vez más intensa la competencia y cómo crece la baraja de alternativas de planes en los gimnasios, cuyas tarifas se vuelven más cómodas para el bolsillo.

Dicha marca llegó a finales del 2016, con mensualidades desde 49.000 a 69.900 pesos, lo que representa, por ejemplo, la tercera parte de lo que cobra Bodytech, y es casi dos veces menor que la de Spinning Center. En total, cuenta con 26 sedes, que proyecta ampliar a 32 al finalizar el 2017.

Se trata de un plan de inversiones que al 2018 suma 380.000 millones de pesos, para completar 70 locales en el territorio nacional.

Aunque con esta expansión seguirá estando lejos de la marca líder del mercado, Bodytech, que cuenta con 150.000 afiliados y llegará a 98 locales en diciembre, la intención de la compañía extranjera es captar el mayor número posible de nuevos clientes en corto plazo.

El gerente general de Smart Fit Colombia, Stefan Hofmann, afirma que los precios que ofrecen no significan un servicio de menor calidad. Por el contrario, sus instalaciones y equipos se ubican claramente en el nivel prémium.

“No fijamos nuestros precios con base en la competencia, y entre los factores que consideramos para definirlos, una prioridad es que sean asequibles para todos los públicos y que los planes sean lo más flexibles que sea posible”, asevera.

Una prioridad es que los precios sean asequibles para todos los públicos y que los planes sean lo más flexibles que sea posible

Voz del pionero

La cofundadora de Bodytech, Gigliola Aycardi, dice que el surgimiento de precios más cómodos se explica porque las marcas están diferenciando la oferta.

Y argumenta que como en Colombia la penetración de los gimnasios es de solo el 2 por ciento sobre el total de la población, mientras en Estados Unidos es del 20 por ciento y en Europa, del 15 por ciento, “los nuevos jugadores del mercado le apuestan a duplicar o incluso triplicar el número de afiliados”, que hoy es cercano al millón de personas en todo el país.

“Los gimnasios del país van desde los de garaje hasta los top, como Bodytech. Las comparaciones de las tarifas dependen, como en el transporte aéreo, de cómo se quiera viajar”, añade Aycardi.

No obstante, Bodytech asegura que tienen diferentes categorías de precios dependiendo de la ubicación de la sede. Por ejemplo, en el establecimiento de la localidad de Kennedy –de estrato 3 y ubicada al suroccidente de Bogotá– la mensualidad de Bodytech es de 70.000 pesos, mientras a 1,5 kilómetros de allí, en el centro comercial Plaza de la Américas –situado en el mismo nivel socioeconómico– otras marcas cobran entre 59.000 y 79.000 pesos.

En el norte, obviamente las tarifas son distintas. En el Bodytech de La Cabrera, la mensualidad suele estar en torno a los 180.000 pesos, pero dos hechos prueban que la competencia se está volviendo muy intensa, incluso en los estratos más altos de la ciudad.

A pocas cuadras de allí, en frente al centro comercial Atlantis, hay un gimnasio con equipos de primer nivel que ofrece una mensualidad de 59.000 pesos y, muy pronto, Smart Fit abrirá una sede en la 85 con 14, donde la tarifa será de 69.900 pesos (838.800 al año), más un mantenimiento anual de 89.000 pesos.

Las comparaciones de las tarifas dependen, como en el transporte aéreo, de cómo se quiera viajar

Otra prueba de la dura lucha por los clientes en este rubro, la brinda la propia Aycardi, cuando confirma que a partir del 2018, Bodytech incursionarán en el bajo costo, pero con una marca diferente.

Entre tanto, César Casallas, presidente de Spinning Center Gym, respondió recientemente que Bodytech cambió el negocio en el país y que los competidores quieren emular su estilo.

Tanto así que, hace pocos años, esa marca dejó de ser un centro de ‘spinning’ para convertirse en un gimnasio ‘top’ con todos los ‘juguetes’.

Hoy tiene 18 sedes y, como plan de este año, pretende llegar a 20 puntos, con una inversión de 12.000 millones de pesos.

La anualidad por persona en Spinning Center es de un millón de pesos, pero también cuenta con afiliaciones de 700.000 pesos.

Y mientras esto sucede entre grandes marcas, la registradora de los pequeños gimnasios de barrio también suena, aunque los dueños deben sudar para conseguir afiliados y asumir las inversiones.

Por ejemplo, en Body Flex, un gimnasio del barrio San Cristóbal Norte, de Bogotá, se permite que entrenen tres personas y paguen solo dos. Pedro Pablo Sandoval, administrador de la empresa, dijo que los gimnasios de barrio deben tratar a los usuarios de manera más personalizada y como miembros de la familia.

En el norte de Bogotá también se encuentra Hard People, que ofrece desde un día de entrenamiento hasta una anualidad por persona o por combo, lo que le permite al usuario bajar el costo hasta en un 40 por ciento.

Fácil instalación

Según la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), este negocio tiene pocas barreras de entrada en Colombia, tanto en términos legales como en términos de costos.

La inversión mayor está en las máquinas, pero un estudio de la Superintendencia estableció que para ofrecer dos o tres de los servicios principales, más la valoración médica previa al inicio, se necesita un capital de apenas 630 millones de pesos (negocios a pequeña escala o de barrio, como se conocen popularmente) .

Además, en caso de quiebra, las maquinas se venden fácilmente, con la ventaja de que su valor no cae drásticamente con el tiempo o el uso.

La International Health, Racquet & Sportsclub Association, entidad que reúne a los gimnasios a nivel global, dice que en Colombia hay unos 1.600, de los 160.000 que existen en el mundo.

El crecimiento del sector en el mundo está en niveles del 25 por ciento anual, y Colombia va en esa ruta.

El reconocimiento de marca es una ventaja competitiva

El análisis de la Superindustria agrega que la presencia de marcas altamente posicionadas en el mercado de centros de entrenamiento físico y deportivo se convierte en una ventaja competitiva y, a la vez, en una barrera de entrada para potenciales nuevos jugadores.

Por ejemplo, al contar con una trayectoria de 20 años, Bodytech es la marca más reconocida y posicionada en el país, lo que da lealtad del consumidor. Igualmente, la entidad destaca que las cadenas que tienen presencia nacional e internacional cuentan con la ventaja de que la membresía se puede usar en varios países y ciudades.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA