Azul K quiere conquistar a los centroamericanos

Azul K quiere conquistar a los centroamericanos

Mauricio Vanegas, gerente, dice que están maquilando, desde Colombia, un producto para Guatemala.

Mauricio Vanegas Merino

Mauricio Vanegas Merino, gerente general de Azul K, compañía que lleva operando 60 años en el país.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

13 de marzo 2018 , 08:26 p.m.

Azul K, esa emblemática compañía jabonera creada hace 60 años en el barrio Santander, en el límite sur de la Bogotá de entonces, no solo logró resistir los embates propios de la competencia interna, sino que pudo sobrevivir a la llegada de las grandes multinacionales, a las que sus propietarios se han resistido vender.

Es urgente que la gente entienda que necesitamos volver a los principios básicos de la honestidad, la franqueza y el respeto

No han sido pocas las tentadoras ofertas que les han hecho en estos años de existencia, dice Mauricio Vargas Merino, quien lleva hoy las riendas de la compañía heredada de su abuelo, pero con firmeza sentencia que tampoco ha llegado una que los haga desistir de seguir en este negocio que se proponen dar a conocer en Centroamérica.

Su puerta de entrada a ese mercado será Guatemala con un producto maquilado para un distribuidor de ese país.

“Vamos a exlorar este mercado de esta manera y luego, si las cosas resultan, probaremos con nuestras marcas propias en Centroamérica”, advierte el gerente de la compañía.

Lo que empezó con un producto casi que artesanal para la limpieza de la ropa en el hogar hace seis décadas se ha convertido ahora en una compañía que tiene varias líneas especializadas en productos para la limpieza del hogar, el cuidado de la ropa y el aseo personal.

La calidad de sus productos no solo se ha probado en el país, afirma Vanegas Merino. También lo han hecho los venezolanos y los ecuatorianos, donde tuvieron gran acogida, y pronto lo harán los centroamericanos.

Esa aceptación la han conseguido gracias a que desde inicios de la compañía modernizaron sus procesos con tecnología europea, que no solo mejora la calidad de los productos que elabora, sino que, además, han mantenido durante este tiempo una política de cercanía con el consumidor, al que siempre le han entregado los productos que demandan en las condiciones de calidad exigidas.

El directivo señaló que de una compañía muy local, que atendía la zona centro del país (Cundinamarca, Tolima, Boyacá y los Llanos) pasó, en la década de los años 80, a una firma que instaló plantas en Cali, Bucaramanga, el Eje Cafetero, Antioquia, Barranquilla y Montería, lo que los obligó a aumentar su nómina de 70 a 1.100 empleados.

Lo que viene, dice el gerente, es el lanzamiento de algunos productos nuevos, que complementen la oferta que tienen hoy en día.

“Le estamos apostando a un futuro limpio. Es urgente que la gente entienda que necesitamos volver a los principios básicos de la honestidad, la franqueza y el respeto”, dice Vanegas.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.