¿Qué puede hacer Colombia para afrontar una guerra comercial?

¿Qué puede hacer Colombia para afrontar una guerra comercial?

Analdex dice que hay que copar espacios de China en EE. UU. Aplazada reunión de seguimiento del TLC.

Focalizar sectores, la nueva estrategia para mejorar  la productividad del país

Una guerra comercial no le conviene a los exportadores colombianos.

Foto:

Santiago Saldarriaga

27 de junio 2018 , 07:59 a.m.

La creciente tensión que está generando en el mundo la guerra comercial que libra Estados Unidos contra China debe ser un nuevo campanazo de alerta para los empresarios colombianos y para el país mismo, en el sentido de que esta puede ser una oportunidad para encontrar nuevos nichos de mercado para sus productos.

No obstante, el mayor temor, sobre todo de los exportadores nacionales, está en que los niveles que pueda alcanzar este conflicto generen un cierre de estos dos principales destinos de los productos y servicios colombianos, Estados Unidos y China, al entrar en una dinámica proteccionista de sus economías.

Estados Unidos es, de lejos, el principal socio comercial de Colombia. Solo en los primeros cuatro meses del 2018, los empresarios del país exportaron hacia ese destino mercancías y productos por más de 3.650 millones de dólares, cerca de un 6 por ciento más que en igual periodo del año pasado.

Por su parte, las ventas de productos colombianos a China sumaron en esos mismos meses más de 1.000 millones de dólares, en tanto que su crecimiento frente a abril del 2017 fue del 84,6 por ciento, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Para Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex), lo que está pasando con Estados Unidos y China puede llevar a que el comercio se estanque o caiga, y eso para un país como Colombia es grave en la medida en que los mercados cierran las posibilidades de ingresar, y vender afuera se hace muy difícil.
Para el vocero gremial, una guerra comercial a esa escala no le conviene a nadie en la medida en que toda la economía internacional puede salir mal librada.

Tenemos la ventaja de la cercanía geográfica para copar esos espacios, como, por ejemplo, en el sector de las confecciones, donde la demanda de Estados Unidos puede estar creciendo

Sin embargo, destaca que en medio de las crisis suelen aparecer oportunidades, y es en lo que se debe concentrar el país, en tratar de encontrar esos nuevos mercados y espacios que va dejando en la economía estadounidense un gigante como China.

“Tenemos la ventaja de la cercanía geográfica para copar esos espacios, como, por ejemplo, en el sector de las confecciones, donde la demanda de Estados Unidos puede estar creciendo, ya que ellos venían comprando en China”, sostiene Díaz.

Los efectos

Y es que este año, el Gobierno de Estados Unidos pasó de las amenazas a los hechos en la imposición de aranceles a algunos productos que entran a ese país, empezando por el del acero, el aluminio y los vehículos.

Estas medidas provocaron la reacción inmediata de China, así como de la Unión Europea, que respondieron con ‘sanciones’ similares para algunos productos que llegaban a esas regiones provenientes de Estados Unidos.

La Unión Europea anunció aranceles por 2.800 millones de euros, mientras que China dijo que liberará unos 107.500 millones de dólares para canalizarlos en créditos a pequeñas y medianas empresas.

Para Colombia, la imposición de aranceles a la exportación de acero y aluminio tendría un efecto de unos 226 millones de dólares anuales, según cálculos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).

Por eso, desde el gremio vienen procurando que Colombia sea excluida de esa norma, según lo manifestó su presidente, Bruce Mac Master, conocida la decisión de EE. UU.
En su momento dijo también que se deberían analizar los alcances de la medida frente al TLC con ese país, pero además que la situación planteaba la necesidad de revisar si era necesario continuar firmando más tratados con otros países (Japón y Turquía)en momentos en que el mundo se estaba cerrando.

Precisamente, en el marco de la reunión del Comité Administrativo del TLC que se llevaría acabo el lunes de esta semana, para hacer un balance de este acuerdo, el Gobierno colombiano pondría sobre la mesa la posibilidad de que el país sea excluido del pago de esos aranceles.

No obstante, dicha reunión tuvo que cancelarse debido a problemas de conexión que impidieron que los representantes de Estados Unidos en dicho Comité pudieran llegar a Colombia.

Aún está por definirse una nueva fecha para el encuentro; entre tanto, desde el ministerio de Comercio, Industria y Turismo se dijo que el Gobierno seguirá insistiendo en su propósito de liberar el país de esas medidas arancelarias.

Pero mientras esto se da, Javier Díaz, de Analdex, insistió en que el país debería estar atento a las oportunidades que se van presentando y en mirar cómo aprovecharlas, ese debería ser el objetivo, “dónde se puede tener espacio en una guerra donde no tenemos mayores cosas”.

Aranceles de EE. UU.

1. Con el anuncio de imponer aranceles del 25 % a las importaciones de acero y del 10 % al aluminio, Estados Unidos creó el escenario perfecto para una guerra comercial con algunos de los principales aliados de Washington, entre los que se cuentan México, Canadá, China y los países de la Unión Europea.

Las primeras medidas

2.Estados Unidos impuso aranceles del 25 % a una lista de 800 productos chinos por valor de US$ 50.000 millones, acusando a Pekín de robo de propiedad intelectual. La medida se hará afectiva a partir del 6 de julio. Incluyen un amplio rango de productos, que va desde neumáticos de aviones hasta turbinas e, incluso, lavadoras.

Respuesta de la UE

3.La Unión Europea (UE) impuso aranceles por valor de 2.800 millones de euros a productos procedentes de Estados Unidos en respuesta a la decisión del Gobierno de ese país de gravar las importaciones de aluminio y acero europeas. La lista, revelada el 18 de mayo, incluye productos como el maíz dulce y el zumo de naranja.

Liberación de China

4.China liberará recursos por US$ 107.500 millones para elevar el crédito a las pequeñas y medianas empresas del país. La medida, según el Banco Popular de China, se aplicará el próximo 5 de julio, un día antes de que Estados Unidos formalice la entrada de su primer gran paquete de aranceles contra productos del país asiático.

Amenaza a Harley-Davidson

5. El presidente Donald Trump amenazó al fabri- cante Harley-Davidson con imponerle un “gran impuesto” si saca su producción de Estados Unidos a raíz de los aranceles impuestos por la Unión Europea, medida que Bruselas tomó para contrarrestar los gravámenes aplicados por Washington.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS​

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.