El FMI alerta de las dificultades de Grecia para pagar su deuda

El FMI alerta de las dificultades de Grecia para pagar su deuda

Al final del rescate europeo, detecta ‘riesgos externos e internos’ que amenazan la recuperación.

Grecia afirma que concepto del FMI no se ajusta a la realidad del país

Cientos de granjeros se manifiestan en contra de las medidas de austeridad y el incremento de los impuestos durante una manifestación en Tesalónica, Grecia.

Foto:

Efe

02 de agosto 2018 , 10:42 p.m.

Grecia pondrá punto final el próximo 20 de agosto a uno de los capítulos más duros de su historia reciente: ese día se despedirá de ocho años de rescate que, en sus tres programas consecutivos, han insuflado 300.000 millones de euros en una economía incapaz de levantar cabeza. El balance final es durísimo.

Pese a todo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) destaca algunos avances. “Tras una profunda y larga contracción, el crecimiento por fin ha vuelto a Grecia. El esfuerzo de estabilización macroeconómica, las reformas estructurales y un mejor ambiente internacional contribuyeron a que el PIB creciera en 2017 un 1,4 por ciento”, asegura.

Pero es difícil no detectar un tono sombrío al leer el texto del Fondo. Los problemas se agolpan. El organismo detecta “riesgos externos e internos” que amenazan con aguar la fiesta de la recuperación: declive comercial, condiciones financieras más duras, inestabilidad regional, calendario político local, riesgo de una “fatiga” que paralice las reformas que Grecia todavía necesita...

Y, por encima de todo, pesa la gran losa que el país arrastra desde hace años: una deuda pública que este año tocará su máximo histórico del 188 por ciento del producto interno bruto (PIB). El organismo que lidera Christine Lagarde muestra su satisfacción por las medidas de alivio de la deuda acordadas por los socios europeos, aun cuando estas hayan sido, según muchos expertos, tímidas. Pero no parece que esta mejora vaya a acabar con los agobios financieros del Estado griego.

Muchos dirigentes del Fondo admiten su preocupación por la sostenibilidad de la deuda helena a largo plazo y subrayan la necesidad de “previsiones realistas para los objetivos del superávit primario (el que se calcula antes del pago de intereses) y proyecciones de crecimiento”. Esta no es una reivindicación nueva del FMI: en los últimos años, los economistas de Lagarde se han peleado con la Comisión Europea y capitales como Berlín por su exigencia de alivios que aseguraran la estabilidad a la larga de las cuentas públicas. Tras ocho años de planes de ayuda, esta seguridad no aparece por ninguna parte.

“A medida que los títulos de deuda sean reemplazados en el mercado por otros más caros, la capacidad de Grecia de pagar sus deudas será un reto cada vez mayor. Para reducir la deuda hará falta que el país mantenga durante muchos años altas tasas de crecimiento y superávits primarios”, sostiene Peter Dohlman, el jefe de la misión del Fondo en Grecia.

No solo preocupa la deuda. El FMI alerta también que la agenda de reformas no se ha completado, la debilidad de los balances de la banca y los alarmantes indicadores sociales que describen a un país profundamente herido.

REDACCIÓN: LUIS DONCEL  
Ediciones El País

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.