Juan Martín Del Potro resurge a lo grande: va por la Davis

Juan Martín Del Potro resurge a lo grande: va por la Davis

Después de un año fuera de las canchas y tres operaciones de muñeca, volvió por lo alto.

fg

Juan Martín del Potro, tenista argentino.

Foto:

REUTERS

27 de noviembre 2016 , 10:19 a.m.

“Hace mucho tiempo estaba esperando este momento para anunciarles a todos ustedes que voy a volver a jugar un torneo, será en Delray Beach el 15 de febrero”. A través de un video en YouTube, Juan Martín del Potro le comunicaba al mundo del tenis que estaba de regreso después de pasar tres veces por el quirófano para remendar una muñeca izquierda que parecía no andar más.

La idea del argentino en este 2016 era terminar el año sano, sin lesiones, esas que lo dejaron fuera del circuito durante casi 12 meses. Lejos quedaron las victorias en los grandes torneos, y su ubicación en el ranquin ATP se desplomaba cada vez más. La ‘Torre de Tandil’ estaba en cenizas.

Sin embargo, al deseo de volver a pisar al menos una cancha de tenis se juntó un gran nivel tenístico, ese que lo llevó a ser uno de los mejores del mundo y a ganarle, incluso, un grand slam a la leyenda viviente Roger Federer: el Abierto de Estados Unidos en 2009.

Las señas de un buen regreso se empezaron a ver desde el primer torneo que jugó, pues fue semifinalista en Delray Beach. Esa buena actuación lo llevó a jugar el Masters 1000 de Indian Wellsm, gracias a una invitación de la organización. Ganó su primer partido y en segunda ronda se enfrentó a su primer top ten Tomas Berdych.

Para Del Potro, las cosas mínimas como disputar dos torneos en semanas consecutivas eran un sueño. Incluso, en su regreso a las canchas de polvo de ladrillo bromeaba diciendo que se le había olvidado de qué color eran, y jugar un partido a tres sets era algo tan extraño como entrenar bajo la nieve.

Lloró y lloró

Hay quienes aseguran que las lágrimas de los fénix pueden curar cualquier herida, o al menos eso dice el mito, y a ‘Delpo’ cada llanto le salía del alma. En el Masters 1000 de Madrid, cuando derrotó a Dominic Thiem, el argentino fue a su silla, se puso una toalla en la cabeza y arrancó a llorar.

Luego de su buen paso por las canchas de polvo de ladrillo todos esperaban el regreso de Del Potro a Roland Garros, pero decidió no asistir y enfocarse en la temporada de césped. A pesar de los grandes resultados, no perdió la cabeza.

El regreso a Wimbledon fue un abrebocas de lo que vendría para la ‘Torre de Tandil’. En la segunda ronda del grand slam tenía que enfrentar al número cinco del mundo, Stan Wawrinka.

Los pronósticos daban una victoria fácil para el suizo, pero ese día, Del Potro volvió a ser Del Potro y a pesar de perder el primer set, lo remontó y ganó los tres siguientes. Otra vez aparecían las lágrimas.

Plata con ‘sabor’ a oro

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro fueron el máximo premio para Juan Martín. Debido a los últimos resultados, no parecía lógico dejarlo por fuera del evento, y así lo entendió la organización. Pero la suerte no jugó a favor del argentino, el sorteo indicó que en la primera ronda debía enfrentar al, en ese entonces, número uno del mundo, Novak Djokovic.

En el previo se hablaba de en cuántos sets iba a ganar ‘Nole’; era descabellado pensar en una victoria del argentino contra el serbio. No obstante, nada es imposible en la película de la resurrección de Del Potro, pues solo en dos sets lo venció. El llanto fue visible en los dos, desde aquel día Djokovic no fue el mismo, “es una de las derrotas más duras de mi vida”, afirmó el serbio.

Después vinieron los triunfos contra João Souza, Taro Daniel y Bautista Agut para llegar a las semifinales de los Olímpicos, allí debía enfrentar a Rafael Nadal. La ilusión de la medalla estaba muy cerca, repetir el bronce de Londres 2012 era posible.

En la final, Andy Murray, el hoy número uno del mundo, le ganó, pero la medalla de plata en el podio brillaba como si fuera un oro.

La revancha contra Murray fue rápida. Después de avanzar a las semifinales de la Copa Davis, Del Potro se enfrentó en Glasgow, en la casa del escocés. Allí, en cinco sets luego de ir perdiendo 1-2, el argentino le ganó un punto vital al británico para lograr el paso a la gran final.

“Ahora vienen cosas más lindas de las que he pasado en este tiempo. Ojalá tenga un gran regreso, aunque para mí ya es un gran logro volver a pisar una cancha de tenis y haber saltado esta gran piedra que tuve en mi camino”, había dicho Del Potro en febrero al anunciar su regreso. Y hoy podría sellar su año de ensueño, ya tiene su medalla olímpica en casa, ahora va por la ‘ensaladera’, el trofeo de la Copa Davis.

CAMILO MANRIQUE V.
Redactor de DEPORTES
En Twitter: @camilomanriquev

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA