Nadal y Federer, ídolos que resucitan en la temporada del 2017

Nadal y Federer, ídolos que resucitan en la temporada del 2017

Cuando parecía que sus carreras estaban en bajada, ganaron los dos ‘grand slam’ que se han jugado.

Rafael Nadal

Rafael Nadal tiene diez mordiscos en las copas de Roland Garros. Es el rey del polvo de ladrillo.

Foto:

Reuters

12 de junio 2017 , 10:11 p.m.

Desde el pasado 29 de enero, cuando Roger Federer y Rafael Nadal se citaron en la pista de la Rod Laver Arena, ante las abarrotadas graderías para jugar la final del Abierto de Australia, el tenis del mundo vio cómo dos gladiadores de la raqueta resucitaban tras una temporada para el olvido y volvían a encantar a los aficionados no solo con el tenis de potencia y efectividad, sino también de fantasía y arte.

Esos dos grandes de la raqueta volvían a respirar, pese a que muchos expertos ya los habían enterrado.

A comienzos de año, los dos pasaban por los momentos más bajos de sus carreras. Federer regresaba al circuito con 35 años clavados tras seis meses fuera por una lesión en su rodilla izquierda, mientras que Nadal lo hacía tras renunciar al final de temporada por un problema severo en la muñeca izquierda. El uno, casi cojo y el otro, casi manco. El ibérico, en el 9.º puesto del mundo, y el helvético, en el 17.º. Nada hacía pensar que ambos tuviesen opciones en Australia 2017.

Y, ese día, el relojito suizo anduvo a la perfección y con un 6-4, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3 doblegó a la ‘fiera’. Federer, de esa manera levantaba su quinta corona en Melbourne y el título número 18 en torneos de grand slam. Fue una final vibrante, reñida, en la cual ambos lo dieron todo en la pista.

Pero, eso apenas era el comienzo, y de qué manera, del victorioso regreso de ‘su majestad’. La siguiente cita importante del calendario fue el primer Masters 1.000 del año, Indian Wells (EE. UU.), y también allí Federer levantó el trofeo de campeón, y dos semanas después lo hizo en el Masters de Miami, donde también derrotó a Nadal.

Allí, en la Capital del Sol, ocurrió un cruce de palabras muy especiales que ayer Federer hizo públicas en una rueda de prensa, al felicitar al español por alcanzar el segundo grand slam del año, el Roland Garros, el décimo en la cuenta personal de Nadal.

Le dije en Miami que destrozaría esta temporada en el polvo de ladrillo. Afortunadamente tuve razón por una vez. Y Rafa ha jugado genial

“Le dije en Miami que destrozaría esta temporada en el polvo de ladrillo. Afortunadamente tuve razón por una vez. Ha jugado genial. Lo que Rafa ha conseguido no me sorprende para nada, ya mostró en Australia lo que era posible para él en la arcilla”, confesó el suizo, padre de dos parejas de mellizos y quien al iniciar el 2017 arrastraba cuatro temporadas sin ganar ninguno de los torneos de grand slam.

Se reinventaron

Nadal dejó atrás todas las dudas de su recuperación. Además del Abierto de Francia ganó en las arenas naranjas de Montecarlo, Barcelona y Madrid. Solo patinó en el ATP de Roma al caer ante Dominic Thiem en cuartos de final.

Federer, ausente de la temporada sobre tierra batida, planificó su calendario con pocos torneos con el fin de cuidar su físico.

Roger Federer

Roger Federer besó en enero su quinta copa del Abierto de Australia, en el inicio de temporada.

Foto:

Efe

El suizo conquistó su primer torneo grande en la grama de Wimbledon 2003, mientras que Nadal lo logró en la arcilla parisina en 2005. Casi 15 años después siguen siendo los reyes.

Se han reinventado; el suizo, hoy quinto del escalafón mundial, volvió a su esencia y no pierde la agresividad en la cancha, y el español, a sus 31 años y recién ascendido al segundo lugar del listado –detrás de Murray–, juega como si fuera una fiera enjaulada, ansiosa e indomable. El domingo, en París despedazó a Wawrinka a su antojo por 6-2, 6-3, 6-1 y ganó así su 15.º trofeo de grand slam.

Y, si le agregamos que ni Andy Murray ni Novak Djokovic han arrancado este año, no es un disparate afirmar que bien podrían llegar una vez más a la cima del listado en el que Nadal tiene a tiro de as al británico, mientras dos jóvenes piden pista: el austriaco Thiem y el alemán ‘Sascha’ Zverev, quienes hacen su proceso y pronto llegarán; serán los relevos esperados.

Ahora se vienen los torneos sobre hierba. El sagrado césped del All England Club de Londres espera el arribo de los dos legendarios y favoritos. Roger, tras dos meses de ausencia de las canchas, comienza su preparación en el ATP 250 de Stuttgart (Alemania), donde debutará mañana; mientras que Nadal descansará esta semana. Volverá la próxima en el ATP 500 de Queen’s (Inglaterra).La vieja guardia está más viva que nunca.

JAVIER ARANA
Redactor de EL TIEMPO
@arana_javier

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA