Juan Sebastián Cabal y Robert Farah dejaron la piel en Australia

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah dejaron la piel en Australia

Hicieron el máximo esfuerzo para ganar su primer ‘grand slam’ como pareja, cayeron 4-6 y  4-6.

Final dobles Abierto de Australia

Cabal y Farah perdieron la final del Abierto de Australia. La pareja europea de Oliver Marach de Austria y Mate Pavic de Croacia, se llevaron el campeonato.

Foto:

EFE

27 de enero 2018 , 04:19 p.m.

“Se lució, Colombia se lució… Se lució, Colombia se lució…” fue el coro que se escuchó fuertemente este sábado en el Rod Laver Arena, una vez los tenistas colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah perdieron la final de dobles del Abierto de Australia 4-6, 4-6 con el austríaco Oliver Marach y el croata Mate Pavic. Esas muestras de apoyo levantaron el ánimo de los jugadores, que dejaron la piel en la final y todo el campeonato. Este segundo puesto puede enmarcar el inicio de grandes resultados.

Final de dobles Abierto de Australia

Cabal y Farah perdieron la final del Abierto de Australia. La pareja europea de Oliver Marach de Austria y Mate Pavic de Croacia, se llevaron el campeonato.

Foto:

EFE

Cabal y Farah llegaron a la final de ayer con un juego muy consistente. El buen nivel de los tenistas colombianos se veía en la concentración en cada punto, la precisión que tuvieron a la hora de sacar y la agresividad que tuvieron desde la red. Así, por ejemplo, derrotaron en la semifinal a pareja de los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan. Sabían que tenían que dejar en la pista hasta la última gota de sudor para levantar el primer torneo de grand slam como pareja.

A la pista entraron con la motivación de ver una pequeña colonia colombiana coreando una y otra vez sus nombres, apoyándolos, trabajando mancomunadamente para conseguir el objetivo. Sus rivales son la pareja del momento. No habían perdido en el 2018 y ganaron dos títulos previamente. Tenían que tener nervios de acero.

Como era de esperar, el partido desde el inicio fue muy parejo. Ambas parejas mantenían su servicio y los puntos no eran tan largos. Cabal variaba mucho su saque. Fortaleza y mucho slice hacían que los europeos no pudieran devolver la bola. En ocasiones se veía cómo erraban en las devoluciones por el ímpetu de responder con la misma fortaleza que sacaban los colombianos. Farah se hacía fuerte. Leía muy bien las intenciones de sus rivales. Desde el fondo de la cancha supo resolver los cañonazos que lanzaban Marach y Pavic.

Final de dobles Abierto de Australia

Cabal y Farah perdieron la final del Abierto de Australia. La pareja europea de Oliver Marach de Austria y Mate Pavic de Croacia, se llevaron el campeonato.

Foto:

EFE

Los pestañeos en el juego iban a ser mortales y desde el cuarto game del primer set todo se hizo más apretado. Los europeos apelaban a ir por los puntos ganadores o que la pelota se fuera a las graderías. Esa potencia creó problemas en los colombianos. A Farah comenzaron a costarle las bolas anguladas. Marach, por su parte, interfería y atacaba las bolas rápidas para devolverlas a la parte externa de la cancha.

Pero una sola rotura en el primer set, robando el servicio de Farah, sirvió para que la pareja europea se hiciera con el parcial. Ambos siguieron combatiendo con tal de recuperar el quiebre. “Vamos, vamos”, decía Cabal. “Dale, dale”, gritaba Farah.

Final de dobles Abierto de Australia

Cabal y Farah perdieron la final del Abierto de Australia. La pareja europea de Oliver Marach de Austria y Mate Pavic de Croacia, se llevaron el campeonato.

Foto:

EFE

Para el segundo set, Cabal y Farah se pusieron su coraza para aguantar la agresividad de Marach y Pavic. El público no paraba de animarlos y el juez de silla les pedía a los asistentes silencio ante el alboroto. Todos los corazones colombianos asistentes pujaban por la remontada. Esa agresividad de Farah y los saques de Cabal hicieron que las pelotas anguladas y con slice le provocaran problemas al revés de Marach, y Pavic lo intentaba ayudar en la red, pero Farah lanzó unos globos certeros para dejar mal acomodados a sus rivales y llevarse todos los aplausos y las reverencias del mundo del tenis.

A Cabal y Farah les llegaron oportunidades de quiebre con el servicio de Marach, pero no las aprovecharon y lo pagaron. La igualdad se mantuvo hasta el noveno juego, donde los europeos lograron arrebatar el servicio a Cabal. Luego, Marach confirmó con el suyo, el mayor éxito de esta pareja.

El sueño no se pudo consumar. Cabal y Farah no ocultaron su tristeza una vez se acabó el encuentro. Se sentaron y golpearon sus puños en señal de ánimo y agradecimiento. No puede haber recriminaciones. Lo dieron todo sobre la pista, se mostraron mucho más sólidos y confirmaron que llegaron a una madurez dentro del dobles que les puede dar muchos réditos de aquí en adelante.

Quiero felicitar a los campeones. De verdad muchas gracias a todas las personas que nos apoyaron, fue algo impresionante.

“Quiero felicitar a los campeones. De verdad muchas gracias a todas las personas que nos apoyaron, fue algo impresionante. Este es el comienzo de algo especial”, aseguró Cabal durante la premiación.

Y con la cabeza en alto, en medio de aplausos, de una algarabía ensordecedora en el Rod Laver Arena, terminaron su participación Cabal y Farah en este Abierto de Australia. Tienen ahora en la mira el Roland Garros, Wimbledon y el US Open. Su gran objetivo es ganar un grand slam, y para eso seguirán trabajando. La recompensa está por llegar a sus carreras deportivas.





Felipe Villamizar M.
Redactor de EL TIEMPO
En twiter: @FelipeVilla4

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.