Daria Kasatkina, la tenista rusa a quien le gustaría ser como Messi

Daria Kasatkina, la tenista rusa a quien le gustaría ser como Messi

Será una de las atracciones del WTA de Bogotá, que arranca el próximo sábado. Habló con EL TIEMPO.

Daria Kasatkina

Daria Kasatkina, tenista rusa.

Foto:

AFP

01 de abril 2018 , 08:45 p.m.

En medio de la montaña rusa de resultados en el tenis femenino y la poca estabilidad en su escalafón, varias son las nuevas jugadoras que aparecen en el panorama mundial. Y algunas de ellas pisan fuerte con intenciones de revolucionar esta rama. Por estos días se nombra mucho a la rusa Daria Kasatkina, una tenista de 20 años que esta temporada ya mandó a la lona a la estadounidense Venus Williams y a la alemana Angelique Kerber.

La rusa, amante del Barcelona y de Lionel Messi, es una fanática de la cultura de esta ciudad española. Le encantan la paella, el jamón ibérico y dos copas de vino con buena compañía. La que este domingo era la número 11 del escalafón de la WTA será una de las grandes atracciones de la Copa Colsanitas, que se jugará desde el próximo sábado en el Club Los Lagartos, en Bogotá.

Finalista en el Premier Mandatory de Indian Wells, Kasatkina ha demostrado tener un juego de piernas bastante consistente, que desequilibra a sus oponentes a la hora de defenderse. Además, en entrevista con EL TIEMPO no se pone límites y quiere ir subiendo su nivel con el paso de los partidos.

“No me fijo en la edad que tengo ni en qué puedo conseguir o no. Todas somos jugadoras y podemos competir al mismo nivel. La edad no es excluyente, y estamos bajo los mismos estándares”, le dijo a este diario la joven tenista rusa.
En el mundo del tenis la visualizan como una jugadora con un futuro bastante prometedor. La forma madura como afronta los partidos y cada punto sobre la pista la convierte en una rival incómoda. Además, su físico es bastante trepidante y no les da espacio a sus oponentes para tomarse confianza.

“Definitivamente, mi mayor característica dentro de cualquier partido es el instinto para leer el juego. Sin embargo, trato no solo de dejarme llevar por el instinto, sino de imponer otro tipo de condiciones como la agresividad en varios sectores de la pista y saber defenderme”, comentó Kasatkina, quien tiene un récord en su carrera de 167 triunfos contra 76 derrotas. Además, ha conseguido un título.

Su ídolo

Entre los mayores placeres de la vida que disfruta Kasatkina están el Barcelona y, más aún, Messi. “Es el mejor jugador del mundo; y, por supuesto, ese club. Me gustaría tanto ser Messi...”, aseguró sonriente, añadiendo que su ingenio en el tenis puede ser parecido al que tiene el jugador argentino en la cancha.

“Aunque no estuviera ese equipo, me encantaría la ciudad igualmente. Me encanta la gente, es muy agradable. También, la comida y la arquitectura. Todo es genial allí. Voy todo el tiempo, y nunca me quiero marchar. Me encantaría vivir allí”, añadió.

Para estar en este nivel tan alto de su carrera, trabaja mucho su estado físico para ser más ágil y veloz. Así quiere dar que hablar. “Trabajo mucho en mi salud. Por ejemplo, salgo y trato de correr y trotar mucho durante gran parte de mis entrenamientos. Intento llevar una buena alimentación, comer saludable. Eso me ha ayudado a la agilidad y velocidad”.

Back on the court🎾❤️ #tennis

Una publicación compartida de Daria Kasatkina🐬 (@kasatkina) el

Sin embargo, no se presiona y deja que su carrera fluya sin ningún problema. “No pongo grandes metas. Solo me enfoco en el día tras día y me voy adecuando a lo que se me vaya presentando con el pasar del tiempo”, concluyó.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.