Yuberjen simboliza el boxeo: a pesar de los golpes se mantiene de pie

Yuberjen simboliza el boxeo: a pesar de los golpes se mantiene de pie

El púgil colombiano perdió contra el uzbeko Dusmatov y logró la medalla de plata en los 49 Kg.

fg

Yuberjen Martínez, boxeador colombiano.

Foto:

Reuters

14 de agosto 2016 , 12:52 p.m.

La vida de Yuberjen Martínez no ha sido fácil. Se levantó en una familia humilde, en la que el trabajo no era la prioridad, lo más importante era ganarse algún dinero. El primero de noviembre de 1991 nació en Turbo (Antioquia), en el hogar que formaron Juan y María, quienes se esforzaron al máxima para sacarlo adelante.

Muchos fueron los inconvenientes que tuvieron para salir adelante. Los problemas con sus amigos o con los compañeros de la escuela de Apartadó los resolvía a los puños. Varias fueron las veces que sus padres tuvieron que ir a hablar con el rector.

Por eso María le puso el ‘Tremendo’, porque no dejaba en paz a nadie, no hacía caso. Juan y María asistían a los cultos de la Iglesia de Jesús el Buen Camino, en Turbo, pero ni por esas el pequeño ‘Yúber’ cambió.

La Biblia era un libro que se tenía que leer en su casa y fue ahí donde el colombiano que este domingo peleará por la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río en la categoría de os 49 kilos, se vio reflejado en David, el hombre pequeño que venció al rudo e imbatible Goliat.

Su familia se trasladó de Turbo a Chigorodó cuando Martínez tenía 15 años, pero los problemas económicos no desaparecieron. Por eso, el joven se empleó en una bicicletería y se ganaba algo de dinero despinchando. Después, le ofrecieron cargar bultos de cemento, acomodar pisos y tornillos en una ferretería y ahí fue donde se dio cuenta que tenía condiciones para ganarse la vida en algo rudo. El boxeo, por esa época, comenzó a figurar dentro de la lista de deportes preferidos del ‘Tremendo’.

Tiempo después se empleó en una finca de palero, que es la persona que se encarga de cavar los túneles para los riegos. “Es un hombre humilde, su familia también. Vive en un barrio difícil en Chigorodó y todo lo que ha conseguido ha sido a pulso”, le dijo a EL TIEMPO Mauricio Hernández, el entrenador de vallas de la delegación colombiana.

El primero que lo llevó a una bodega donde había un cuadrilátero fue Wílber Blanco, quien le vio condiciones y le mejoró su técnica, su táctica.

“De este entrenador pocos se acuerdan, más hoy cuando él peleará por una medalla olímpica”, señaló Hernández.

Luego, Yuberjen pasó a las manos de Deivis Mendoza y al técnico de las selecciones antioqueñas de boxeo, Abelardo Parra.

“Es que acá nadie se da cuenta cómo entrena ‘Yúber’, lo hace debajo de una manga”, recordó Parra.

Hoy, la vida se le puede arreglar, si gana el oro le podrá comprar la casa a su mamá. “Por eso no me servía el bronce, pagaban muy poquito", dijo el ‘Tremendo’.

LISANDRO RENGIFO
Enviado especial de EL TIEMPO
Río de Janeiro

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA