Deportistas trasplantados y su nueva opción de vida: sin límites

Deportistas trasplantados y su nueva opción de vida: sin límites

Después de estar al borde de la muerte, hoy estos atletas compiten para hacer realidad sus sueños.

Sonia Carolina Vargas

Sonia Carolina Vargas es bogotana y fue trasplantada de páncreas y riñón. Es nadadora y compitió en 50 y 100 m libre y 50 y 100 m espalda, esta última en la que ganó la medalla de bronce.

Foto:

Suministrada Sonia Carolina Vargas

10 de julio 2017 , 10:38 p.m.

Sus vidas pendían de un hilo, pero un ángel salvador, como ellos mismos reconocen, fue el encargado de regresarlos, alejarlos de la muerte y ofrecerles una segunda oportunidad. Sus historias pueden ser similares a las escenas que suceden en el filme ‘Siete almas’, una película dramática estadounidense de 2008, dirigida por Gabriele Muccino y protagonizada por Will Smith, quien es un hombre que se propone cambiar la vida de siete personas.

Así son los casos de los ochos deportistas colombianos que representaron al país en los Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados, que se cumplió en Málaga (España), cita a la que asistieron luego de haber cumplido con objetivos y marcas en sus diferentes participaciones que certificaron el viaje para competir y compartir sus historias de vida.

Sonia Vargas, Alberto Navarro, Germán Penilla, Roberto Cáceres, William Barragán, Iván Rojas, Pablo García, María Nelcy Galvis fueron los seleccionados que vistieron los colores nacionales en la cita mundial, que gracias a su esfuerzo y gallardía lograron superar los obstáculos y esquivaron las enfermedades, luego de recibir los trasplantes de órganos.

Varios de ellos pasaron meses e incluso años en camas de hospital, consumiendo una infinidad de fuertes medicamentos y con diagnósticos poco favorables. La muerte les respiraba en la nuca. Hoy sus vidas son otras, dieron un viraje y son deportistas que transpiran y que se ponen metas altas por cumplir.

Así es el caso del atleta caleño Germán Darío Penilla Garcés, con trasplante de riñón, quien se colgó la medalla de plata en Málaga, tras su segundo lugar en los 800 metros planos. El vallecaucano, además, ganó en los Suramericanos de Mendoza (Argentina) un total de cuatro medallas de oro, una en cada modalidad (los 5 kilómetros (calle) y 1.500 metros, 800 y 4 x100 (pista).

Estuve desesperado, a punto de rendirme, no quería llegar al punto de las sesiones de diálisis

“Estuve desesperado, a punto de rendirme, no quería llegar al punto de las sesiones de diálisis. No quería estar sometido cuatro horas al día y por varias jornadas a la semana, pero ya estaba casi condenado hasta que entró la llamada salvadora en la que anunciaban que ya estaba el riñón de un donante”, recuerda el atleta, quien además es asesor contable y consultor de empresas.

“Recuerdo que esa madrugada se fue la luz en el barrio y mi celular se descargó. Mi mamá llamó al teléfono de mi esposa y le dijo que me estaban buscando desde las tres de la mañana. Que me dirigiera con urgencia a la clínica Dime, para que los médicos hicieran la cirugía”, describió cuidadosamente y sin omitir detalle el esposo de Carolina Chaves y el padre de Juan Felipe, de 8 años.

Por ley, Germán nunca se enteró de quien fue su donante, pero toda la vida estará agradecido con esa persona que decidió en vida donar sus órganos y tejidos.

Germán Penilla

El vallecaucano Germán Penilla fue otro de los medallistas en Málaga (España). Se colgó la presea de plata en los 800 metros planos.

Foto:

Suministrada por Germán Penilla

En Málaga, donde se cumplió la versión 21 de las justas, estuvieron más de 2.000 deportistas de 52 países para disputar las medallas y, además de competir le brindaron un homenaje a quienes decidieron salvar vidas, pues cada donante puede ayudar a 55 personas.

“Nosotros fuimos ocho deportistas, pero estábamos en competencia 16 almas”, fue el eslogan de esta selección colombiana que contó con el apoyo de Colsanitas, como patrocinador, al igual que Coldeportes y otras empresas privadas.

A sus 36 años, Germán se siente muy fuerte y con la capacidad física de poder conquistar preseas en las futuras competencias regionales y en los próximos Juegos Mundiales para Trasplantados.

Como cualquier deportista, este atleta entrena todos los días en la unidad Deportiva de las Canchas Panamericanas y en el parque del Ingenio, en Cali, y su objetivo siempre será pelear por subir al podio de campeones: “Sabíamos que el nivel de competencia era muy elevado, pero también sabemos que llegamos muy bien preparados. Y eso fue determinante para reclamas las medallas”, puntualizó Penilla.

De una cama, a la piscina

El caso de Sonia Carolina Vargas es aún más milagroso. Esta bogotana, también medallista en Málaga, con el bronce en los 100 metros, modalidad espalda, fue sometida a un trasplante simultáneo de páncreas y riñón, y de estar casi con los días contados, con una alta depresión y a punto de tirar la toalla –como se dice en el boxeo, cuando el púgil ya no da más frente a la paliza que le está dando su adversario–, ahora anda sólida, de pie y está más fuerte que nunca. Buscará nuevos logros deportivos en las piletas, tal como lo hizo en España.

Pese al destacado triunfo, ella quiere mejorar sus actuaciones en los 50 y 100 metros, estilo libre y espalda, pruebas en las cuales espera a futuro superar sus propias marcas.

“Fui una de las novatas de la selección. Había participado en solo una ocasión, pero tuve la vitalidad y las ganas para esforzarme y conseguir ese metal. Fue una experiencia de vida que llegó luego de haber estado al borde de la muerte”, recuerda la deportista bogotana.

Sonia Carolina fue diagnosticada de niña con diabetes, tipo 1. Quizá por no tener un seguimiento médico adecuado, a los 27 años un estudio médico le detectó insuficiencia renal terminal, pues su problema de páncreas le originó un daño adicional en el riñón, que fue cuando estuvo en un momento de crisis emocional.

Pensaba en que un día me acostaría a dormir y nunca despertaría. Pero apareció un ángel, un donante cadavérico, que me salvó la vida.

“Pasé durante casi dos años en sesiones de diálisis. Me sentía acabada, destrozada y triste, hasta el punto de no volver a querer saber más. Pensaba en que un día me acostaría a dormir y nunca despertaría. Pero apareció un ángel, un donante cadavérico, que me salvó la vida. Ese mismo día en el que me sometieron al trasplante, en otra de las salas de cirugía también salvaron a otra persona que necesitó el trasplante de corazón y riñón, y fue el mismo donante”, describió la nadadora.

Sonia Carolina Vargas

Sonia Carolina es trasplantada de riñón y páncreas. De estar cerca de la muerte, hoy es una destacada deportista y además se dedica a promover la sensibilización y la donación de órganos.

Foto:

Suministrada por Sonia Carolina Vargas

“Esa fue la carta de salvación y claro, también a la labor del grupo interdisciplinario de la Clínica Valle de Lili, en Cali, ciudad donde tuvo que vivir mientras estaba en la lista de espera”, agrega.

Hoy su vida es normal. Como todo trasplantado, debe tomar unos medicamentos diarios, pero que no inciden en su rutina diaria: “Debemos tener mucho cuidado en la alimentación y en la dieta. Los vegetales deben estar hervidos o cocinados. No podemos consumir frutas como las fresas o las cerezas, pero en realidad es cuestión de cuidado. El medicamento diario es el inmunosupresor. Como el organismo trata de rechazar un órgano extraño en el cuerpo, esta sustancia química baja las defensas, pero evita el rechazo. Por eso debemos cuidarnos muchos de las bacterias para que el organismo no se descompense”, explicó la deportista, quien además se dedica ahora a promover la sensibilización y la donación de órganos.

Ahora siento que el deporte me ha dado ánimos de luchar, ha mejorado mi salud, me siento muy motivada y siento que he avanzado y dado un salto de superación

“Yo nunca hice deporte, no me gustaba y después no podía hacerlo. Pero mira cómo es la vida, ahora siento que el deporte me ha dado ánimos de luchar, ha mejorado mi salud, me siento muy motivada y siento que he avanzado y dado un salto de superación. Mi vida es normal”, indicó Sandra, quien aprovechó para enviarle un mensaje a la población colombiana en general: “Es bueno que la gente apruebe ser donante en vida. Eso es prolongar la vida, la buena vida, de mucha gente y es algo que se debe valorar”, puntualizó.

El papá salvador

Jorge Alberto Navarro, conocido como ‘Beto’ Navarro, es un atleta con trasplante de riñón que compitió en los Juegos Mundiales en las especialidades de 5K, 1.500, 800 y 400 metros. Pero él, a diferencia de los dos anteriores casos, recibió el riñón de su padre, Jorge.

José Alberto Navarro

José Alberto Navarro se inició en el atletismo de montaña, tras su trasplante. Ahora compite en el atletismo de calle y el de pista.

Foto:

Suministrada por José Alberto Navarro

Beto tiene 39 años, pero el 2 de julio celebró los 15 años de su nueva vida, de su renacer. Este caleño confesó que alcanzó a ver una intensa luz al otro lado del túnel, pero su padre fue su ángel: “Mi papá no se toma ni una Aspirina, vive bien, tranquilo y sin ninguna consecuencia física por haber donado uno de sus riñones. Gracias a él, es que tuve una segunda oportunidad”, dijo Beto.

Su enfermedad se dio por cosas de la vida. Le diagnosticaron el problema renal a los 18 años, cuando era un gran futbolista en el colegio y cuatro años después la falla era terminal.

Luche con esa enfermedad como cuatro años. Me gané esa lotería sin haber comprado la fracción, me tocó vivirla y llegué al desespero

“Luche con esa enfermedad como cuatro años. Me gané esa lotería sin haber comprado la fracción, me tocó vivirla y llegué al desespero, pero el 2 de julio del 2002 se dio el trasplante, luego de realizar todo el protocolo médico, y en la Clínica Valle de Lili, de Cali, se hizo el proceso. Volví a vivir, por eso digo que acabo de cumplir los 15 años, me siento como un chico de esa edad: vigoroso, con fuerza y con ganas de darla todo en todas las competencia”, aclara Beto, con voz casi entrecortada por la emoción, pero muy fuerte en su tono.

Beto comenzó su deporte en el atletismo de montaña y luego hizo la transición al atletismo de calle y pista. Luego ingresó a la Asociación Colombiana de Deportistas Trasplantados, entidad que trabaja por mejorar la condición de vida de las personas que han recibido un trasplante y se dedican al deporte como una fórmula de salvación y de estilo de vida.

Dos mil quinientas personas en lista de espera

“Yo siempre les agradezco a mi papá, a mi familia y a mi esposa, quienes han sido mi soporte y mi motor de vida. Hoy estoy muy saludable, con un riñón sano y un corazón enorme dispuesto a dar lo mejor en el deporte”, resaltó ‘Beto’.

Yo tuve la fortuna de tener un donante familiar, otras personas no han contado con esa dicha y viven con la angustia de esperar una llamada que muchas veces nunca llega

“Hay que recordar que hoy en día se encuentran unas 2.500 personas en el país en lista de espera de un donante. Por eso hay que sensibilizar a la gente que con su donación se salvarán 55 vidas. Yo tuve la fortuna de tener un donante familiar, otras personas no han contado con esa dicha y viven con la angustia de esperar una llamada que muchas veces nunca llega”, confiesa.

Y culmina su charla con una impactante frase: “Queremos decirle al país que sí se puede, yo tengo una deuda muy grande con un donante vivo, que es mi padre. Los trasplantados no tenemos límites y podemos romper todas las barreras que nos propongamos pasar. Esa es nuestra consigna”.

Pablo García

El bogotano Pablo García fue el primer triatleta trasplantado de Colombia. Compitió en el Mundial en natación 400 m libre, carrera a pie 5 km, y ciclismo 20 km.

Foto:

Suministrada por Pablo García

Colombia participó por primera vez en estas justas mundiales en el 2015 con dos deportistas, lo que lo permitió ser miembro oficial de la World Transplant Games Federation a través de la Asociación Colombiana de Deportistas Trasplantados (Acodet), que cuenta con 27 deportistas trasplantados que se preparan para representar al país en competencias futuras regionales.

‘Nunca será suficiente’

La presidenta de la Asociación Colombiana de Deportistas Trasplantados, Alejandra Martín Pinto, quien además fue la mánager de la selección en Málaga y es médica con maestrías en Epidemiología Clínica y en Coordinación de Trasplantes, considera que se ha ganado terreno en la sensibilización de gente y su intención de ser donantes, pero falta todavía mucho.

Hay muchos niños y menores de 18 años que a diario esperan una llamada salvadora, es una larga lista de espera y en la que muchos se quedan ahí

“En países como España, Holanda, Grecia, Suráfrica, Australia, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos y en Suramérica, como Chile, Argentina, Brasil y México, se tiene una cultura de la donación y llevan muchos trabajando en esto. En el país se está entrando en eso, pero no es una tarea fácil. Hay muchos niños y menores de 18 años que a diario esperan una llamada salvadora, es una larga lista de espera y en la que muchos se quedan ahí. La donación salva vidas y debemos promoverla, aunque nunca será suficiente”, relata la médica.

Alejandra Martín Pinto

Alejandra Martín Pinto (segunda de izq. a der.), presidenta de la Asociación Colombiana de Deportistas Trasplantados, con el grupo de deportistas que representaron al país.

Foto:

Prensa Colsanitas

“Por eso, esta asociación trabaja para mejorar la condición de vida y tener en el deporte una segunda oportunidad. En Medellín es donde más se donan órganos y donde se realizan mayores trasplantes. Los resultados nos están dando la razón, año a año somos más deportistas y de a poco nos consolidamos, pese a que la tasa de donación es baja. Hay que seguir en esa lucha. Ya estamos trabajando para llevar una selección Colombia a los Latinoamericanos de Argentina en el 2018 y a los Juegos Mundiales de Inglaterra en el 2019”, concluyó la también donante.

Donar órganos es fácil, solo es cuestión de corazón para tomar esa decisión en familia, dar el sí en vida para salvar a otras vidas.

JAVIER ARANA
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @arana_javier

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA