James y Cavaliers, contra las cuerdas, pero no eliminados en la NBA

James y Cavaliers, contra las cuerdas, pero no eliminados en la NBA

Boston le gana la serie 2-0, en la final de la Conferencia del Este.

LeBron James

LeBron James y la tristeza de la derrota.

Foto:

AFP

16 de mayo 2018 , 07:56 a.m.

El alero estrella LeBron James y su equipo de Cavaliers de Cleveland admitieron tras perder con Celtics de Boston por 107-94 el segundo partido de las finales de la Conferencia Este que están contra la pared, que las estadísticas no les favorecen, pero también son conscientes que todavía no están eliminados y que ahora van a jugar en su campo.

El sentir general dentro del vestuario de Cavaliers, con James a la cabeza, es que han perdido los dos partidos que, en lógica, debían perder fuera de su campo, pero como locales la historia será muy diferente y están convencidos que pueden equilibrar a 2-2 la serie que disputan al mejor de siete.

"Pienso que estaré bien", declaró James, que aportó un triple-doble de 42 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes.

Estoy convencido que no voy a perder el sueño por lo sucedido aquí


James, que empató su mejor marca para un cuarto en un partido de playoffs al anotar 21 tantos, de los 27 que consiguieron los Cavaliers en el primero, recordó que a pesar de la derrota el equipo luchó hasta el final y estuvo metido en el partido.

"Cuando sales al campo y lo das todo, al final del día, al margen de cual sea el resultado, puedes sentirte tranquilo", dijo.

La estrella de los Cavaliers reiteró que los Celtics hicieron su trabajo como locales, y por lo tanto la eliminatoria no ha hecho más que comenzar.

"Hicieron lo que tenían que hacer y que no fue otra cosa que proteger la ventaja de campo", subrayó James. "Ahora nos toca a nosotros hacer lo propio en el nuestro".

Pero la historia y las estadísticas no favorecen para nada el futuro de Cavaliers después que los Celtics tienen marca de 37-0 en las series de siete partidos de playoffs tras haber conseguido ganar los dos primeros.

"Para nada nos preocupan las estadísticas, lo que si tenemos muy claro es que si queremos eliminar a los Cavaliers deberemos luchar al máximo y eso es lo que vamos hacer cuando lleguemos a Cleveland", declaró el base Terry Rozier que aportó 18 puntos y fue el segundo máximo encestador de Celtics.

"Tampoco nos importa si vamos a ganar por medio punto, lo que cuenta en conseguir la victoria", señaló.

Tristeza

Lebron James, triste por el 2-0 abajo de Cavaliers con Celtics.

Foto:

AFP


Celtics, al margen de lo que pueda hacer en los próximos dos partidos de visitantes, lo que si tienen bien claro es que la ventaja de campo sigue en su poder y en el TD Garden están invictos en lo que va de playoffs con marca de 9-0 y un promedio de 110,1 puntos por partido.

En la historia de la NBA, los equipos que ganan el primer partido de una serie por al menos 25 puntos tienen marca de 64-9 y 18 de esos triunfos han sido por barrida. Por su parte, el pívot de Celtics, el dominicano Al Hoford, que aportó un doble-doble de 15 puntos y 10 rebotes, destacó que lo importante de los dos triunfos conseguidos en su campo ha sido el confirmar que dentro del equipo hay un grupo de jugadores, con el entrenador a la cabeza, que creen en lo que cada uno hace.

"Cada uno de nosotros tenemos confianza en lo que podemos aportar dentro del campo", subrayó Horford.

"El grupo está acostumbrado a responder en los momentos más difíciles y siempre encontramos la manera de conseguir el objetivo final de la victoria". El entrenador de  Celtics, Brad Stevens, admitió que el equipo había dado un pase gigante al ganar el segundo partido, no tanto por lo que puedan significar las estadísticas, sino porque volvieron a superar otro reto decisivo, que era el aguantar la reacción en el campo del mejor jugador que hay en la NBA como es James.

"Sabíamos que iba a salir al campo a demolernos y al final encontramos de nueva la manera, con nuestra defensa, de superar otra prueba clave de la madurez que ya hay dentro del equipo", subrayó Stevens. "Ahora debemos pensar en recuperar fuerzas en los próximo días y estar listos para el partido del sábado en Cleveland".

Mientras que el entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, también dijo que confiaba plenamente en la reacción del equipo y aunque no era la mejor situación en la que volvían a su campo, si estaban listos para aprovechar la condición de locales. "Está claro que lo único que nos vale es lograr la victoria en el tercer partido y eso será lo que busquemos en el campo, que es donde se definen los resultados", valoro Lue. "Luchamos por la victoria, pero al final ellos fueron mejores".


EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.