Caeleb Dressel, el misionero y nuevo rey de la natación

Caeleb Dressel, el misionero y nuevo rey de la natación

El nadador enfoca su carrera deportiva en la fe cristiana. En el último Mundial ganó 7 oros.

Caeleb Dressel

Caeleb Dressel, nadador estadounidense.

Foto:

AFP

05 de agosto 2017 , 09:22 p.m.

Caeleb Dressel tiene apenas 20 años, pero ya está haciendo historia en las piletas. Esta joven maravilla de la natación, nacido en Green Cove Springs, Florida, EE. UU., hijo de los granjeros Christina y Michael Dressel, y el tercero de cuatro hijos, es el único nadador en la historia en conseguir tres títulos en un solo día, ya sea en mundiales o en Juegos Olímpicos.

Pero además, igualó al gran Michael Phelps, ganador de 23 medallas de oro olímpicas y 26 títulos mundiales, al conquistar siete medallas de oro en un mismo campeonato. Lo hizo el pasado fin de semana en Budapest, Hungría.

Tras esta aparición en la piscina, Dressel ha sido proclamado como el nuevo rey de la natación en sustitución del Phelps, quien hace menos de un año decidió colgar sus ‘aletas’.

Por eso los expertos no dudan en comparar a Phelps, el ‘tiburón de Baltimore’, con Dressel, el ‘águila de Florida’, animal que no tiene nada que ver con el agua, pero que es todo un significado para el portentoso nadador, que tiene tatuada esa ave en su hombro izquierdo.

Un llamativo tatuaje de un águila en su hombro y, además, llevaba una inscripción en la cara, grabada con tinta a prueba de agua. En el pómulo derecho decía ‘Isaías’ y en el izquierdo, ‘40:31’

La hazaña y el despegue del estudiante de la Universidad de Florida tienen, según el propio Dressel, un único motivo; su fe cristiana, que fue la encargada de guiarlo hacia el éxito. Fue en los Campeonatos Nacionales de Estados Unidos 2015 cuando se hizo más evidente su convicción. En esa cita deportiva, en la figura espigada de 1,92 metros se notaban cambios físicos muy radicales. Dressel salió a la pileta con un corte en su cabello al estilo mohicano, con cresta y rapado a los costados; se notaba un llamativo tatuaje de un águila en su hombro y, además, llevaba una inscripción en la cara, grabada con tinta a prueba de agua. En el pómulo derecho decía ‘Isaías’ y en el izquierdo, ‘40:31’. Eso en alusión al versículo de la Biblia que pregona: “Los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas y volarán como águilas”.

Antes, Caeleb, que significa audaz, y que en la Biblia es uno de los doce misioneros del desierto enviados por Moisés para explorar Canaán, y el único que consiguió entrar en la tierra prometida, ya había escrito historia en el equipo de natación del colegio Bolles, de Jacksonville, reconocido por ser un semillero de nadadores.

Tres años antes había quebrado los registros nacionales en la categorías sub-15, en 100 y 200 yardas libre, que tenían una antigüedad de más de dos décadas. Después ingresó a la Universidad de Florida. Fue figura en los campeonatos de la Asociación Nacional Atlética Universitaria (NCAA, por su sigla en inglés), una entidad compuesta por 1.281 instituciones con programas deportivos universitarios.

Fue campeón de 100 y 50 yardas y en el 2015 nadó las 50 yardas más rápidas de la historia. Pero cuando todo lo ponía para ser la gran figura en el Mundial de Natación 2015 en Kazán, Rusia, dejó de nadar.

Fueron meses de incertidumbre, de querer dejarlo todo y comenzar una nueva vida, de olvidarse de la natación, porque, según él, ya no era feliz y los demonios lo estaban tentando.
Pero en el 2015, luego de su renovación cristiana, volvió a la competencia, habló con convicción de Isaías 40:31. “Se debe tener fe, la fe hará el camino, con paciencia. Isaías me lo recuerda en todo momento”, dijo en esa oportunidad, y desde allí, con las alas de su águila, comenzó a volar en la natación.

El Bolt de la natación

Tan brillante es el futuro del chico de Florida que, según el excampeón mundial de los 50 metros libre Mark Foster, Dressel no solo puede dominar su deporte como Phelps –el más olímpico de la historia–, sino agregar un carisma a la piscina, el mismo que les ha aportado el velocista Usain Bolt a las pistas mundiales de atletismo.

El hombre que gana los 50 metros estilo libre es el nadador más rápido en el planeta, una prueba en la que Phelps no participó.

“El hombre que gana los 50 metros estilo libre es el nadador más rápido en el planeta, una prueba en la que Phelps no participó. Lo mismo que Bolt, ocho veces campeón olímpico y el récord mundial de 100 y 200 metros, es el atleta más veloz. Definitivamente, Dressel es la nueva cara de la natación”, agregó Foster.

Dressel lo tiene todo para marcar su historia, solo es cuestión de esperar a que el misionero de la natación mantenga su fe intacta.

JAVIER ARANA
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @arana_javier

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA