Dopaje enciende la guerra fría en el deporte

Dopaje enciende la guerra fría en el deporte

El ataque de ciberpiratas a la web de la Agencia Mundial del Dopaje abrió la polémica.

fg

Simone Biles y Yelena Isinbáyeva. (izq. a der.)

Foto:

Agencias

17 de septiembre 2016 , 10:02 p.m.

El exitoso espionaje de un grupo de piratas informáticos rusos, que reveló el consumo de sustancias prohibidas con fines terapéuticos por parte de deportistas, con expresa autorización de la Agencia Mundial del Dopaje (AMA), tiene conmocionado al mundo no solo deportivo sino también al político.

El hecho de que nombres tan ilustres como el del ciclista británico Chris Froome, campeón del Tour de Francia de este año, segundo en la Vuelta a España y eterno rival de Nairo Quintana desde el 2013, o los de las legendarias tenistas Venus y Serena Williams, por mencionar algunas personalidades del deporte, ha puesto a discutir el tema en las altas esferas gubernamentales tras la información confidencial que puso a luz pública el grupo de hackers que se autodenomina ‘Fancy Bear’ (osos elegantes).

Los ya célebres piratas informáticos accedieron a los datos médicos reservados de deportistas, como el permiso de uso terapéutico de medicamentos en los Juegos de Río autorizados por federaciones internacionales y organizaciones nacionales antidopaje de algunos países.

El reproche de Putin

El presidente ruso Vladimir Putin criticó a la AMA por haber autorizado a algunos de los deportistas el consumo de fármacos para tratar enfermedades como asma, inflamaciones, varios tipos de alergias crónicas e, incluso, para el trastorno por déficit de atención por hiperactividad (TDAH), una alteración del comportamiento que se trata farmacológicamente con psicoestimulantes, como en el caso de la estadounidense Simone Biles, una de las grandes figuras de los Olímpicos de Río, lo que abrió el manto de duda sobre la exhibición de la joven campeona olímpica.
Según la AMA, cualquier deportista que, como es el caso de la gimnasta, precise tomar una medicación prohibida por el Código Antidopaje de forma continuada o esporádica, puede hacerlo siempre que obtenga una autorización de uso terapéutico (AUT).

El mandatario ruso no desaprovechó la oportunidad para poner en entredicho el desempeño de algunos de los deportistas estadounidenses en las justas olímpicas y lo hizo también como respuesta a lo que para él fue una decisión injusta por parte de la AMA, al dejar por fuera de Río a todo el equipo de atletismo de su país, al igual que a la integridad de la delegación de los Paralímpicos de Río, que hoy culminan.

Pero esta bola de fuego político-deportiva se inició luego de conocerse una ardua labor de investigación de la AMA, que denominó ‘Investigación McLaren’, un documento que presentó acusaciones y sugirió que figuras de alta jerarquía en el Ministerio del Deporte de Rusia y respaldadas por el Gobierno habían sido cómplices.

El Comité Olímpico Ruso y 68 atletas, encabezados por la saltadora de pértiga Yelena Isinbáyeva, apelaron la decisión, pero después de escuchar evidencia de ambas partes, el Tribunal de Arbitraje falló a favor del veto y en consecuencia la totalidad del equipo de atletismo fue excluido de las competencias en Río.

El famoso reporte denunció también que agentes del servicio secreto ruso estaban involucrados en intercambiar muestras de orina por otras en las que no había evidencia del consumo de sustancias prohibidas.

Según la investigación, realizada y publicada el 18 de julio de este año, liderada por el abogado canadiense Richard McLaren, el supuesto programa de dopaje funcionaba desde Sochi, con la participación directa del Gobierno.

Así funcionaba

Antes de cada competición, el atleta daba una muestra de orina limpia, es decir, sin tener ninguna sustancia prohibida en su cuerpo que lo ayudara a mejorar su rendimiento. Luego, las autoridades rusas guardaban dichas muestras en un congelador.

El deportista, seguidamente, consumía la sustancia o era inyectado. Tras la competencia, el atleta entregaba su muestra de orina en presencia de una autoridad de control al dopaje y posteriormente las botellas eran sacadas clandestinamente por agentes secretos de inteligencia. Después, las muestras eran reemplazadas con la orina ‘limpia’ descongelada de los atletas. Los frascos con la orina libre de cualquier sustancia prohibida eran regresados a los laboratorios a la espera de su respectivo análisis.

Luego del trago amargo que les dio la AMA a los atletas rusos, Putin respondió con vehemencia y reiteró que no compartía lo que hicieron los piratas informáticos, pero que eso no podía pasar sin consecuencias por parte de la comunidad internacional.

Simone Biles, tras conocerse la filtración de su positivo en las pruebas de dopaje que se efectuaron en agosto, de la cual no fue suspendida y se convirtió en una de las figuras de Río, al colgarse cuatro medallas de oro, admitió que desde niña sufre una deficiencia que hace unos años se denominaba ‘disfunción cerebral mínima’.

Por su parte, la Federación Internacional de Tenis confirmó que los documentos sacados a la luz por los hackers son “auténticas exenciones terapéuticas” que se concedieron en el programa antidopaje del tenis y de acuerdo con los estándares de la AMA.

La agencia cree que la filtración está relacionada con las investigaciones sobre un programa de dopaje respaldado por el Gobierno ruso y pidió a las autoridades que intervengan para terminar con los ataques de los hackers, después de la nueva divulgación con los datos de 25 atletas que participaron Río. Entre los afectados hay 10 estadounidenses, cinco alemanes, cinco británicos, un checo, un danés, un polaco, un rumano y un ruso.

Frente al cruce de acusaciones, este problema está lejos de resolverse entre las autoridades del dopaje y el Gobierno ruso. ¿Hacia dónde se inclinará la balanza? Por ahora, los médicos ganan la batalla a favor de los deportistas que piden permiso para no tener problemas de dopaje. 

Resumen de Agencias

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA