Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

'Nos va a costar ir al Mundial. Y lo estamos sufriendo ya': Falcao

Sábado 27 de agosto de 2016
Fútbol

'Nos va a costar ir al Mundial. Y lo estamos sufriendo ya': Falcao

El delantero dice que está cerca de poner fin a los más de 4 meses sin jugar en Chelsea por lesión.

Por:  GABRIEL MELUK | 

Radamel Falcao García, delantero colombiano.

Foto: AFP

Radamel Falcao García, delantero colombiano.

408

compartidos

Radamel Falcao García está sentado en el sofá de su casa, en Londres. Son las 8:02 de la noche del viernes pasado en la isla de la Reina Isabel. Hará una media hora que el futbolista colombiano llegó a su hogar, luego del entrenamiento, de atender unos asuntos en el Chelsea, su club, y de manejar unos 40 o 45 minutos.

La casa, en ese momento, está silenciosa. Sus hijas Dominique, que en agosto cumplirá 3 años, y la aún más pequeña Desirée, a la que el 17 de febrero le cantaron su primer cumpleaños, no están. Han salido con su mamá, Lorelei.

“En buena parte hacemos esta entrevista porque si ellas están sería más difícil”, dice el atacante, quien no juega hace unos largos y mal contados cuatro meses y medio por una lesión muscular que médicamente ya superó.

Hace 10 días, el delantero de 30 años entrena normalmente con el resto de sus compañeros.

¿Qué lesión fue la que tuvo que lo sacó cuatro meses de competencia con el Chelsea?

Sufrí un desgarro del cuádriceps, el 3 de noviembre pasado (véase gráfico). En diciembre volví a entrenar y estaba para jugar el partido del 28 de diciembre contra el United, y un día antes tuve la recaída de la lesión muscular. Se decidió que para no volver a cometer errores o apresurarnos, y para sanar completamente, se tomaran el tiempo y los recaudos necesarios para que el músculo se recuperara al ciento por ciento.

¿Ya está para jugar?

Sí, yo creo. Seguramente esta semana me van a tener en cuenta. Ya estoy bien, me siento muy bien y a la par del equipo. Hay que ir paso a paso, con tranquilidad y mucha prudencia.

¿La rodilla que se lesionó hace dos años, en el Mónaco, está perfecta? ¿No tuvo nada que ver en esto?

De la rodilla, ¡nada! Está perfecta.

¿Cómo hacer para que Falcao vuelva estar en la foto del equipo de la Fifa?

Yo trato de dar lo máximo día a día en los entrenamientos. Creo que mi Dios hará que pueda volver a un buen nivel, a jugar todos los partidos y a tener continuidad. Yo haré en el campo lo que sé hacer, de la misma manera y con la misma pasión, dando lo mejor de mí, pero tengo que vivir el día a día. Mi prioridad hoy es sentirme bien otra vez en el campo, ganarme otra vez las convocatorias en el equipo para que en un futuro, ojalá, no muy lejano, otra vez puedan venir los goles y los triunfos.

Muchos opinan que usted no volverá a ser el mismo...

La gente está en todo el derecho de opinar y sé que mi carrera está expuesta públicamente, como sé que en el fútbol todo puede cambiar. Es cierto que no siempre se puede ganar, que hay que seguir trabajando y que confío en que en un futuro la situación mejore.

A usted lo han puesto a jugar en ‘mil’ equipos, hasta en la ‘Selección de Marte’... El 29 de abril, Chelsea decidirá si lo retiene. ¿Qué le ha dicho su agente (Jorge Mendes)?

Yo estoy enfocado en el club y vivo el día a día. El fútbol cambia muy rápido y lo que hoy no puede ser mañana quizás sí. Y no estoy pensando en lo que pueda pasar el 29 de abril. Mi labor es darme al máximo día a día y cuando llegue el momento de tomar decisiones, pues ahí se analizará y se verá, porque todo puede cambiar en el fútbol.

Lo más reciente que afirmaron medios de prensa ingleses es que se iba para la Superliga china...

Es real que tuve dos ofertas distintas del fútbol chino, pero yo me quedé en Inglaterra para darme una oportunidad. Irme para allá hubiera sido la salida más fácil, porque era una gran oferta. Pero preferí quedarme acá y pelearla.

¿Quiere quedarse en el Chelsea?

Hoy pienso en lo que pueda hacer en el club de aquí a mayo. No miro más allá. El que me quede dependerá de muchos factores, no solo de mí. Por eso trato de dar lo máximo en los entrenamientos para darme una oportunidad, pero esto se analizará cuando haya que tomar decisiones.

¿Y fuera de esta última lesión, en el Chelsea tampoco pudo consolidarse?

Acá jugué mucho menos porque los partidos que me tocaron casi que entraba con un 1-0 en contra o con un jugador menos, o a jugar 15 minutos y la situación era muy complicada. El resultado no permitía tener más oportunidades. Así se complicó la situación y el anterior entrenador (José Mourinho) apostó por las personas que le dieron el título la temporada pasada, que es normal.

¿Cómo han sido estos dos últimos años, los más difíciles de su carrera por las lesiones?

Una etapa difícil. Yo venía acostumbrado a jugar con continuidad y a ser protagonista. Después de la cirugía de la lesión de rodilla fui al Manchester United, que iniciaba un proceso nuevo luego de 25 años con un mismo entrenador (Alex Férguson), con muchísimos nuevos jugadores y yo no tuve la oportunidad que esperaba. Por eso busqué otras opciones y vine al Chelsea, que era el equipo campeón. Acepté el desafío de quedarme acá, en Inglaterra, cuando hubiera podido ir a cualquier otro lado, pero quise quedarme para darme otra oportunidad. Pero Chelsea tuvo un bajón y no pudimos sostener el pico alto del nivel del campeón y los resultados de entrada fueron adversos y  eso complicó  el que yo tuviera continuidad. Luego con la última lesión, pues  perdí mucho tiempo.

¿Qué pasó en el Manchester United que no le permitió brillar?

En el Manchester eso fue complicado. Todo el mundo vio cómo fueron las situaciones que se generaron de inestabilidad, pues jugaba unos días sí, otros no,  60 minutos hoy, después 45, luego 20… Eso genera inestabilidad y a veces no sabes en qué estás parado, o los gustos futbolísticos del entrenador que tiene otras preferencias…  Son situaciones que tiene el fútbol en sí.

¿Tuvo algún problema con el entrenador Van Gaal?

No. Para nada. Sí,  discusiones normales que tiene un equipo de fútbol con los mismos argumentos de por qué se juega o por qué no. Pero siempre con respeto y en ningún momento hubo algún  tipo de problema. Siempre fue con mucho respeto y aceptando las ideas de cada uno.

¿Se ve en China o en EE. UU. o en Emiratos Árabes o...?

Mi presente es seguir en Europa.

Vuelve la eliminatoria del Mundial de Rusia, en la que Colombia está dos puntos por debajo del cálculo teórico, y después de la Copa América del año pasado han sido evidentes un bajón general y los problemas de juego ofensivo...

La Selección vive un cambio generacional repentino, que espero que no sea definitivo. Tenemos que ser muy realistas y darnos cuenta de que el equipo del Mundial ya no es el mismo y que está cambiando. Debemos comprender sobre qué estamos parados. Colombia está viviendo una situación difícil, complicada y no se le puede pedir que tenga el mismo rendimiento del Mundial porque son jugadores nuevos. Y nos va a costar ir al Mundial. Y lo estamos sufriendo ya.

Si me pregunta si vamos al Mundial, pues le contesto que tenemos fe en poder revertir la situación, pero es difícil por todos los cambios que han surgido inesperadamente. Porque no esperábamos que Edwin Valencia se lesionara, que yo me lesionara y no jugara o que Abel Aguilar se lesionara tanto tiempo y no jugara; Camilo Zúñiga también se lesionó...

Y el bajonazo en el rendimiento de James...

Esa es una situación diferente, pues James sigue jugando, está activo... Pero la base que hacía fuerte a la Selección hoy está desestabilizada.

A los técnicos los mantienen los resultados. Los juegos en La Paz (contra Bolivia) y en Barranquilla (contra Ecuador, el líder) podrían generar la salida de José Pékerman...

Se ha apostado por un segundo proceso al mando de Pékerman y los procesos llevan tiempo, y más con el cambio de jugadores que está teniendo la Selección. Ese proceso tomará un tiempo. Si se apostó por una persona para conducir ese proceso, pues habrá que darle ese tiempo. Ojalá que nos vaya bien. (Además: Falcao estará listo en diez días para jugar nuevamente, según su padre)

¿Colombia está obligada a ganar esos dos partidos?

Esta Selección tiene la mentalidad en salir a ganar todos los partidos. Una cosa es tener esa mentalidad y la otra es plantear alternativas dependiendo de las situaciones; pero yo creo que ahí la situación nos obliga a sacar la mayor cantidad de puntos. A Ecuador hay que descontarle tres puntos porque es un rival directo y estamos de locales. En La Paz es difícil, pero no imposible. Ya hemos ganado ahí. Sí es posible.

Cuando jugó en La Paz hizo el gol del único triunfo de Colombia allí en una eliminatoria. ¿Cómo se debe jugar en La Paz?

¡Hay que jugar con un tanque de oxígeno en la espalda! Es muy difícil, pero se puede ganar; se puede armar un esquema para estar bien parado y para aguantar la defensa y hacerle daño al rival.

En ese gol, usted llevaba 14 minutos en el campo, metió un pique y luego corrió para celebrar. ¿Le faltó el aire?

(Risas) ¡En La Paz en todo momento falta el aire! Caminas y falta el aire, subes escaleras y falta el aire...

¿Pensó que sería convocado para estos partidos?

Tengo que ser sensato: hay jugadores que vienen con ritmo futbolístico, que están en una mejor condición futbolística que yo y que están más preparados para afrontar estos dos partidos. Yo empecé a entrenar hace diez días después de cuatro meses sin competencia, y creo que es muy importante la competencia.

Hay quienes aseguran que se debe jugar con dos equipos, uno para La Paz y otro para Barranquilla...

Es un tema complicado. Le dejo esa papa caliente a José Pékerman. Si se hacen dos equipos y sale mal, van a decir que teníamos que haber jugado con un mismo equipo, y si se juega con el mismo y sale mal, van a decir que tenían que jugar con los dos equipos...

Sé que la prensa y los hinchas nunca perdemos, pero creo que siempre hay que jugar con el mejor equipo que se tenga...

Exactamente. En ese sentido, el entrenador va a elegir a los que mejor están. Él los va a poner, pues es lo mejor que tiene. Después verá si se recuperan para el segundo partido.

Pékerman estuvo por estos días en Europa. ¿Hablaron?

Sí. Ha estado muy pendiente de mi recuperación y hemos tenido la oportunidad de charlar. La última vez que hablamos fue esta semana. Además, los médicos de los equipos lo hablan todo.

Viene la Copa América del Centenario, en EE. UU. ¿Hay que jugarla con un equipo hecho o debe ser como un banco de prueba para nuevos muchachos?

Eso lo decide el entrenador. Es evidente que nosotros necesitamos empezar a probar porque muchos de los que veníamos de la Selección no estamos igual. En ese momento se puede calificar hacia el futuro cercano, porque estamos ya en plena eliminatoria, en plena competencia, y no tenemos muchas oportunidades para probar. Yo no diría tanto como un banco de prueba, porque seguramente el profesor va a llevar los que mejor están en ese momento, pero también nosotros tenemos que empezar a planificar un poco hacia el futuro, que es en plena competencia de la eliminatoria.

Si Colombia clasifica a los Olímpicos, ¿usted quiere ir con ese equipo?

Sí lo he contemplado. Yo no pude ir al Mundial. Ir a los Olímpicos sería un poco como una revancha, una oportunidad para mí, para mi carrera. Sí me gustaría.

Van 37 minutos de charla. Falcao, en camiseta y jeans, se levanta del sofá. Ha oído ruidos.

“Creo que ya es momento de parar la entrevista. Creo que ya han llegado (las niñas y su esposa)”, dice antes de despedirse y colgar la llamada.

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLecuenta

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Inter le ganó 2-1 a Bologna y le mete presión a Fiorentina

Siguiente

Chelsea perdió 2-0 con Everton y quedó eliminado de la FA Cup

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad