Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Sorpresa, el Barça no es favorito en la Liga de Campeones...

Por: |

Lionel Messi

Lionel Messi es la gran duda del Barcelona para el juego de semifinales frente a Bayern.

Bayern Múnich buscará la triple corona, ya es campeón de Liga y finalista de Copa de Alemania.

Un club que está cerca de conquistar la triple corona en Europa y cambiará su técnico para buscar un fútbol menos mecánico, menos bárbaro, más elegante e igual de eficiente y ganador, merece nuestra admiración más reverencial. Es el Monje de Baviera, o Bayern Munchen en su original alemán. Con la Bundesliga en el bolsillo, y en semifinales de la Copa de Alemania y de la Champions League, a Jupp Heynckes le agradecerán de todos modos los servicios prestados y una vez que se haya ido le abrirán la puerta de par en par a Josep Guardiola, el creador del más fabuloso ballet futbolístico hasta ahora conocido: el Fútbol Club Barcelona de Messi, Xavi e Iniesta. (Lea aquí: Messi, duda de Barcelona para visitar a Bayern Munich en Champions.)

 Al parecer, Beckenbauer, Rummenigge, Uli Hoeness, dueños y mandamases del Bayern, no se contentan con ganar. Buscan sentir orgullo, persiguen la excelencia, no quieren más una topadora, anhelan ser la Sinfónica de Munich. Y de Europa. O alguien les dijo que para ganar más millones con el marketing deben darle un toque de romanticismo a su juego, volverlo menos feroz y más estético. Quién sabe; Hoeness y Rummenigge no parecen dos enamorados del arte ni de la ópera. Hoeness acaba de autodenunciarse ante la justicia para evitar ir preso por evasión fiscal. Al parecer recibió un llamado amigo alertándolo de que la oficina de impuestos iba por él y se anticipó. Ahora podrá pagar lo que evadió más una multa, pero estará libre. Alemania entera no habla de otro tema, hoy. La palabra que describe el sentimiento general es indignación. (Lea aquí: 'Conozco al Barcelona tan bien como a mi propio equipo': Heynckes.)

 El destino, que en fútbol es siempre caprichoso, quiere que se topen en una instancia tan crucial el ex y el futuro equipo de Pep. Y por primera vez en años quien enfrenta al Barça es favorito de la cátedra y de los hinchas. Es entendible, el Bayern tiene más de la mitad de la Selección Alemana: Schweinsteiger, Lahm, Kroos, Boateng, Thomas Müller, Badstuber, Mario Gómez, Neuer... Y están otros internacionales como Ribery, Javi Martínez, el austríaco Álaba, el croata Mandzukic, que en su primera temporada en el club lleva 21 goles (no jugará por suspensión). Los brasileños Dante, Rafinha y Luiz Gustavo, el zaguero belga Van Buyten, el veterano Claudio Pizarro, de Perú... Como para armar dos selecciones y clasificar las dos al Mundial. (Lea aquí: 'Las semifinales decidirán cuál es la liga más fuerte': Javi Martínez.)

Cabe agregar que los ocho que vienen de la Selección vuelven de ella con el espíritu de Joachim Löw (parecido al de Guardiola), de jugar buen fútbol, pelota al ras y bien jugada, ataque en bloque, mucho toque. Ya traen el chip positivo y lo aplican al Bayern. Tienen con qué sentirse favoritos los de Munich. No obstante, tal vez han alardeado demasiado en los últimos diez días. Que “no tenemos miedo”, que “van a ver lo que les espera...”, que “cuando vengan a Munich...” Siempre que se choca con el Barsa lo más sano es situarse en la prudencia. Juega Messi ahí. (Lea aquí: Última parada antes de Wembley entre Alemania y España.)

Nadie sabe, a ciencia cierta, cómo está Leo de su lesión. Si al cien por ciento, al 70. Eso es lo que va a marcar el partido. Si está bien, todo es posible con él. Hace un gol de cualquier cosa. Inventa uno, sirve otro. No es el típico goleador, pero es. No es el tradicional delantero, pero es. No es el clásico “10”, pero es. No es nada y es todo.

En los últimos meses, cuando el Barça se empezó a despintar, se notó más que nunca lo gigantesca que es su dimensión. Todo el mundo se percató de que los otros son buenos, pero sin Messi no parecen capaces de ganar grandes batallas. Aunque estén todos juntos, sin él están sólos.

Esto no habla bien del Barça. Lo creíamos mucho más colectivo, pero igual en los momentos clave es un cuadrazo. Alemanes confiados, abstenerse...

JORGE BARRAZA
Para EL TIEMPO

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.